martes, 21 de febrero de 2012

Marlins de Miami quieren iniciar ganándolo todo


Luego de 19 temporadas donde lograron obtener dos cetros de Serie Mundial (1997 y 2003), los Marlins de Florida le dan paso a los Marlins de Miami, organización que se muda al centro de la ciudad para recibir el apoyo de una población en su totalidad de ascendencia latina.

Ubicados en el condado de Miami-Dade o mejor conocido como la pequeña Habana, y con un estadio propio como el Marlins Park; los peces ahora contarán con el apoyo de una verdadera afición, luego de sortear los sinsabores en el viejo Sun Life Stadium, hogar donde compartían escenario con los Delfines de Miami del fútbol americano y de otros equipos universitarios.

Miami inicia así un camino en la búsqueda de lograr una identidad que le fue esquiva a su predecesor durante 19 años; y que a pesar de los dos títulos alcanzados, el apoyo del fanático fue desabrido.

En los últimos seis años han ocupado el último lugar en asistencia en el viejo circuito.

Para la campaña 2012, la número veinte de la franquicia; es propicio que se celebre por todo lo alto. Con nuevo estadio, nuevo nombre, nuevos agentes libres, nuevos uniformes y una afición que llenara las tribunas día a día.

Sin duda los peces han invertido, y se espera que los resultados sean inmediatos….

Fueron los más agresivos en el mercado

Ozzie Guillen
Antes de concluir la campaña 2011, la gerencia de los peces había hecho su primer gran movimiento. Después de tantos rumores se confirmo a dos días de concluir la campaña regular, que el venezolano Oswaldo “Ozzie” Guillen, sería el manager del club para la temporada 2012.

Guillen quien fuera coach de los peces en 2003 cuando el conjunto logró su segunda Serie Mundial, dirigió durante ocho años a los Medias Blancas de Chicago, equipo al que llevó a su primera Serie Mundial después de 88 años en 2005.

Su registro de por vida como estratega es de 678-617 en 1.295 partidos.

Jeffrey Loria, dueño del equipo confía en que el venezolano inyecte su “pintoresco” estilo de juego, a un equipo que en el papel luce sólido en todas sus líneas. Por supuesto las miradas irán hacía la relación que Loria y Guillen puedan tener, debido a sus temperamentos.

Entre los movimientos que lograron para la campaña 2012, figura la firma del dominicano José Reyes, quien será el campocorto del equipo. Reyes firmó uno de los contratos más lucrativos en la historia del club (106 millones de dólares por seis años). Dicho acuerdo le garantiza al jugador 102 millones para las primeras seis campañas, y contará con una opción para una séptima temporada, con 4 millones de dólares garantizados.

Dicha opción tendría un valor de 22 millones de dólares si es activada.

Este movimiento hará que Hanley Ramírez, estrella del club y jugador de la posición seis, se mueva a la tercera base.
Reyes fue el campeón bate del viejo circuito en 2011 con un promedio de 337. De por vida el dominicano de 28 años batea para 292 con 370 robos y 740 carreras anotadas.

Heath Bell llegó al conjunto de los peces como su cerrador. El lanzador estuvo durante cinco años con los Padres de San Diego, donde en los últimos tres años rescató 40 o más partidos. Su firma fue por tres años y 27 millones de dólares.

José Reyes, Heath Bell y Mark Buerhle uniformados mientras graban
las promo para la venta de entradas para la campaña 2012
Mark Buerhle y Carlos Zambrano también llegaron a Miami. Ambos abridores reforzarán una rotación que contará con Josh Johnson, Aníbal Sánchez y Ricky Nolasco. Buerhle llegó procedente de los Medias Blancas de Chicago con un contrato de 58 millones por cuatro años. Mientras que Zambrano llegó con su temperamento volátil y un contrato de 18 millones por esta temporada, de la cual los Cachorros de Chicago (su antiguo club) pagarán 15. El venezolano tiene una opción de 19 millones que se activaría si los Marlins desean firmarlo para la campaña 2013.
 
Miami tampoco se durmió y ofreció un jugoso contrato al dominicano Albert Pujols por 200 millones de dólares por diez años. Acuerdo que el inicialista declinó para irse a los Angelinos de Anaheim, quienes ofrecieron 240 millones de dólares por diez años, además de otros incentivos.
Igualmente tocaron la puerta de Scott Boras para saber si Prince Fielder, estaba dispuesto a jugar con ellos. Y aunque el inicialista tampoco logro un acuerdo que compensara sus honorarios, los peces consideran que cuentan con las herramientas para lograr el título y acabar con el reinado de los Filis de Filadelfia, en la división Este de la Liga Nacional.
Ahora solo falta que se dé la voz de play ball y que los Marlins, brinden nuevas satisfacciones en su primer año en el corazón de Miami, para beneplácito de la afición.
De interés…
  • A pesar de la firma de José Reyes, ha habido rumores que Hanley Ramírez no se siente cómodo con la asignación a tercera base. Aunque Ramírez ha aceptado su nuevo rol, habrá que ver el desempeño que tenga como jugador de la tercera base.
  • En el club house de Miami hay varios peloteros con actitudes volátiles, siendo ellos Hanley Ramírez, Logan Morrinson y Carlos Zambrano. Incluso el manager Oswaldo Guillen y Jeffrey Loria, dueño del club, también son conocidos por sus comentarios fuera de tono. Habrá que ver como esa situación afecte al equipo. 
  • Los Marlins de Florida han accedido en dos ocasiones a la postemporada (1997 y 2003). En ambas ocasiones se coronaron campeones de la Serie Mundial ante los Indios de Cleveland y Yankees de Nueva York. En ambas postemporadas asistió en calidad de comodín.  
  • Desde su inauguración en 1993, los Marlins han jugado en un estadio apto para el fútbol americano, dicho estadio ha cambiado de nombre en varias ocasiones. Joe Robbie Stadium (1993-1996), Pro Player Park (1996), Pro Player Stadium (1997-2009), Land Shark Stadium (2009-2010) y Sun Life Stadium (2011).
@beisboladentro

domingo, 19 de febrero de 2012

Tendremos algún día un MVP hecho en Venezuela

Venezuela ha sido cuna de los grandes campocortos, gracias a las acrobacias de Alfonso Carrasquel, Luís Aparicio, David Concepción y más recientemente Omar Vizquel, nuestro país es conocido en el mejor béisbol del mundo. En los últimos años esa distinción ha cambiado, en parte por el talento de varios jugadores en posiciones que han colocado a la tierra de Bolívar como uno de los mejores exportadores de jugadores.

Gracias a esa exportación, nuestros peloteros han recibido diferentes distinciones como Novato del Año, premio Cy Young, Bates de Plata, Guantes de Oro, entre otros; pero aún ha faltado un galardón que ha sido esquivo: El Más Valioso.

El año pasado, Miguel Cabrera fue uno de los principales favoritos para alzarse con el galardón, pero la buena actuación de su compañero Justin Verlander, fue motivo para que ese premio no recayera en sus manos. Peor aún, fue que el venezolano finalizara en un injusto quinto puesto, tomando en cuenta que se coronó campeón bate y estuvo entre los primeros tres en algunas categorías ofensivas. Muchos afirmaron que competir con un compañero de equipo, restaría votos entre sí, quizás eso privó para que el aragüeño no concluyera con un merecido segundo o tercer puesto.

Si revisamos el historial de este premio, que fue creado en 1931 en honor al juez Kenesaw Mountain Landis, siete venezolanos han figurado en el top diez de este premio; de ese grupo dos de ellos han estado cerca de conseguirlo; pero la falta de suerte ha privado para que Venezuela tenga el galardón en sus manos.

Es preciso preguntarnos, ¿Llegará Venezuela a tener un premio MVP?

Aparte de Estados Unidos, otros países que han aportado jugadores al mejor béisbol del mundo, han tenido ganadores de este premio como Puerto Rico, República Dominicana, Cuba y Japón. Por lo cual nuestro país está a un plus de alcanzar esa meta y tener en nuestra rica historia beisbolistica, los más importantes pergaminos.

En la actualidad hay figuras que se perfilan como virtuales ganadores, allí esta Cabrera quien con su edad (28 años) ha estado en varias ocasiones rozando la gloria; otros que se perfilan como perenne candidatos son: Víctor Martínez, Félix Hernández, Asdrúbal Cabrera, Pablo Sandoval y Carlos González, a excepción de Martínez el resto de los nombrados son figuras jóvenes con cinco o seis años en el mejor béisbol del mundo. Por lo cual entre ellos puede estar ese primer ganador.

Cerca de obtenerlo

El primer venezolano en acariciar la posibilidad de coronarse Más Valioso, fue el zuliano Luís Aparicio. El campocorto de los Medias Blancas de Chicago, finalizó segundo detrás de su compañero de equipo, Nellie Fox, en 1959. La votación quedó 295 a 255.

Ese año Aparicio bateó para 257 con 56 robos, seis cuadrangulares y 98 carreras anotadas en 152 encuentros. Mientras que Fox promedio para 306 con 70 remolcadas y 84 carreras anotadas.

Aparicio logró ocho votos para el primer lugar, muy distante de los 16 que recibió Fox.

Magglio Ordoñez tuvo una de sus mejores campañas en el año 2007. El falconiano bateó para 363 (líder bate), además de comandar los dobles con 54. Completó su actuación con 28 cuadrangulares y 139 remolcadas (2º). Pero no fue suficiente para llevarse la distinción que recayó en Alex Rodríguez, quien bateó para 314, 54 cuadrangulares y 156 producidas.

La votación finalizó 382 unidades para Rodríguez contra 258 para Ordoñez. El criollo recibió dos votos para el primer lugar, mientras que A-Rod tuvo 26.

Ellos figuraron en el top 10

Antonio Armas, máximo slugger durante la década de los años 80, y campeón en cuadrangulares en 1981 y 1984. No pudo convencer a los votantes para alzarse con el premio. En 1981 promedio 261 con 22 vuelacercas y 76 remolcadas. No fue suficiente para conseguir una mejor ubicación y finalizó cuarto (139 puntos) detrás del ganador Rollie Fingers (319), Rickey Henderson (308) y Dwigth Evans (140).

De los 28 votantes, los votos del primer lugar se repartieron así: Fingers (15), Henderson (12) y Armas (1).

En 1987, el oriental bateó para 268 con 43 vuelacercas y 123 remolcadas. Pero dicha actuación no fue suficiente para ubicarse en una mejor posición para el galardón. Finalizó séptimo con 87 puntos.

El vencedor ese año fue el lanzador de los Tigres de Detroit, Willie Hernández con 306 puntos.

En 2002, Magglio Ordoñez era el eje ofensivo de los Medias Blancas de Chicago, el jardinero promedio 320 con 38 vuelacercas y 135 producidas. Números que no fueron suficientes para ubicarse en una mejor posición. El falconiano concluyó octavo en la premiación con 59 puntos.

El ganador fue el campocorto de los Atléticos de Oakland, Miguel Tejada con 356 puntos.

Johan Santana fue el primer venezolano en obtener un premio Cy Young en 2004. Ese año el merideño concluyó sexto en la votación al MVP al conseguir 117 unidades. Por encima de él, estuvieron: Vladimir Guerrero (354) Gary Sheffield (254), Manny Ramírez (238), David Ortíz (174) y Miguel Tejada (123).

En 2006, nuevamente el merideño se llevo el premio Cy Young de manera contundente y se ubicó séptimo en el MVP, muy lejos de su compañero Justin Morneau, que resultó ganador con 320 puntos.

Santana recibió un voto para el primer lugar y 114 puntos. Morneau recibió 15 votos al primer lugar y Derek Jeter, quien concluyo segundo en ese premio, recibió los otros 12 votos.

Ese mismo año otro venezolano se ubicó entre los primeros diez, siendo Carlos Guillen quien cerró ese grupo con 34 puntos.

Andrés Galarraga fue otro de los venezolanos que pudo haber conseguido varios MVP, pero que tuvo dura competencia no sólo de sus compañeros Larry Walker y Dante Bichette, en Colorado, sino de excelsos bateadores durante gran parte de la década de los años 90.

En 1988, el caraqueño jugando con Montreal batearía para 302 con 29 vuelacercas y 92 remolcadas. Finalizó séptimo en la votación con 105 puntos. El premio recayó en Kirk Gibson, quien obtuvo 272 puntos, jugando con los Dodgers de Los Ángeles.

En 1993 finalizó décimo jugando con el equipo de expansión Rockies de Colorado. El inicialista obtuvo el título de bateo con 372 de average y aún así consiguió solamente 45 puntos, en un premio que ganó Barry Bonds con 372 puntos. Repite el mismo puesto al año siguiente cuando batea para 319 con 31 vuelacercas y 85 producidas. La distinción recayó en Jeff Bagwell de manera unánime con 392 puntos.

En 1996, Galarraga conectaría para 304 de promedio con 42 jonrones y 129 producidas con los Rockies de Colorado. Lamentablemente la actuación de Ken Caminiti fue muy meritoria y se alzaría con el galardón. Al año siguiente arriba séptimo pese a promediar 318 con 41 jonrones y 140 impulsadas (líder en la Liga Nacional). El ganador fue su compañero de equipo Larry Walker con 359 puntos. Ese año Walker lideró el viejo circuito en jonrones (49) y average (366).

En 1998, jugando con los Bravos de Atlanta el inicialista obtendría 147 votos para ocupar la sexta casilla. Bateó para 305 de promedio con 20 jonrones y 88 remolcadas. Sammy Sosa fue el ganador del premio venciendo en buena lid a Mark McGwire. Ambos peloteros rompieron el registro de vuelacercas de Roger Maris.

Miguel Cabrera pinta como el primer criollo

Con 28 años y a punto de iniciar su décima campaña en el mejor béisbol del mundo, Miguel Cabrera, pinta como el venezolano con mayor probabilidad de ser el primer criollo en conquistar el MVP.

Desde su estreno en las mayores con los Marlins de Florida, Cabrera ha conseguido votos para el MVP. En cinco ocasiones, el aragüeño se ha ubicado entre los mejores cinco en el galardón, y pese a su juventud es posible que en cualquier momento ese premio recaiga en sus manos.

De igual modo se perfila a ser el dueño de todos los registros ofensivos para jugadores venezolanos en los próximos diez años.

En 2005 concluiría quinto con 146 puntos, muy lejos del ganador Albert Pujos, quien obtuvo 378. Cabrera batearía para 323 de promedio con 33 vuelacercas y 116 remolcadas. Al año siguiente repitió el mismo puesto muy lejos del vencedor, Ryan Howard. Ese año el criollo promedio 339 con 26 vuelacercas y 114 jonrones.

En 2009 se estrena en la Liga Americana con los Tigres de Detroit. Bateó para 324 con 34 jonrones y 103 producidas. El vencedor fue Joe Mauer de Minnesota quien bateó para 365 (líder bate) con 28 jonrones y 96 producidas para 387 votos.

Cabrera recibió ese año un voto para el primer lugar, mientras que los restantes 27 fueron para Mauer.

En 2010 todo parecía indicar que el aragüeño obtendría su primer premio MVP, con un promedio de 328, 38 vuelacercas y 126 producidas, Cabrera finalizaría segundo con 262 puntos, detrás de Josh Hamilton (Texas), quien se impuso con 358 puntos. Hamilton bateó para 359 (líder bate), 32 vuelacercas y 100 remolcadas.

Finalmente el año pasado el criollo lucía con muchas opciones de adueñarse del premio, pero el buen momento de Justin Verlander privó de nuevo sus aspiraciones.

Bateó para 344 (líder bate) con 30 vuelacercas y 105 producidas. Concluyó quinto con 193 puntos, detrás de Verlander (280), Jacoby Ellsbury (242), José Bautista (231) y Curtis Granderson (215).

Será el 2012 el año de Venezuela, por lo pronto el contingente criollo se apresta para lograr el cometido, habrá que esperar la culminación de la temporada y ver quiénes serán los candidatos.

@beisboladentro

jueves, 16 de febrero de 2012

Salvador Pérez la esperanza de los Reales

En los últimos años, los Reales de Kansas City han venido ganado elogios por poseer un sistema de liga menor contunde; bajo la dirección del gerente general Dayton Moore, los monarcas le han brindado la oportunidad de debutar al equipo grande, a las noveles figuras Eric Hosmer, Mike Moustakas y Danny Duffy.

Pero uno de esos peloteros que espera dar el salto al estrellato de manera inmediata, es el joven careta venezolano, Salvador Pérez, quien ya cuenta con un pequeño despegue en el equipo grande, cuando los Reales le dieron la titularidad de la posición a partir del 10 de agosto de 2011.

Pérez se destacó tanto al bate como a la defensa en la recta final de la temporada, al batear para promedio de 331 con 3 vuelacercas y 21 remolcadas en 39 partidos. Su porcentaje de fildeo se ubico en 990. Y su OPS fue de 834.

Fueron pocos lo que pudieron haber pronosticado que Pérez, de 21 años, iba a terminar la temporada como cátcher titular del equipo grande de Kansas City, ya que jamás había jugado por encima del nivel de Clase A fuerte, al comenzar la 2011.

Y es que el jugador reserva de los Tiburones de La Guaira en la liga venezolana, empezó la temporada 2011 en Doble A con el Nortwest Arkansas, donde enseño la sólida defensa que siempre había exhibido en su carrera profesional. Su ofensiva también se hizo sentir al ser convocado al Juego de Estrellas de la Liga de Texas en julio al conectar nueve jonrones y 43 carreras. Recibió su ascenso a la filial Triple A (Omaha), donde en doce choques bateó para 347.

Para Ned Yost, manager de los Reales y ex receptor de las mayores, las cualidades de Pérez se pierden de vista. “Es muy bueno, agarra rápido los conceptos acerca de cómo trabajan los lanzadores y que le gusta hacer, estoy complacido cómo ha evolucionado”.

Según las proyecciones de los monarcas, Pérez se perfila como el careta de todos los días, mientras que su coterráneo Manuel Piña, luchará con el cubano Brayan Peña por ser el back up.
 
En Kansas, esperan que Pérez, Hosmer y Moustakas sean el referente ofensivo del conjunto e impulsen a los Reales hacía la postemporada, algo que no alcanzan desde la campaña de 1985, cuando ganaron la Serie Mundial de ese año.

@beisboladentro

sábado, 11 de febrero de 2012

140 venezolanos alzan vuelos a las mayores


Este domingo se abren los complejos primaverales de los diferentes equipos de las Grandes Ligas, cuya temporada 2012 iniciará el próximo 28 de marzo con el partido entre los Marineros de Seattle y Atléticos de Oakland, equipos que jugarán dos partidos en Japón.

Y aunque el día oficial de apertura será el 4 de abril, los diferentes conjuntos afinarán detalles para una ardua temporada en donde diversos equipos, realizaron movimientos interesantes para coronarse campeones.

Albert Pujols (Anaheim), José Reyes (Miami) y Prince Fielder (Detroit), fueron los tres agentes libres más buscados en el mercado, los tres afrontan caminos similares, iniciarán una segunda etapa de sus carreras con nuevas divisas, luego de ser íconos en sus respectivos equipos.

El contingente venezolano estará representando en 140 criollos, cifra que vuelve a demostrar el excelente crecimiento del béisbol venezolano como exportador de Grandes Ligas. De este número 95 se encuentran protegidos por el roster de 40. Mientras que 42 peloteros irán en calidad de invitados, a demostrar que pueden ser de mucha ayuda.

Además del nutrido grupo hay dos peloteros que se encuentran en lista restringida, siendo ellos Ronald Belisario (Dodgers) y Eliézer Alfonzo (Colorado). Del primero es posible que salga pronto de la lista, luego de haber superado los problemas legales que afronto el año pasado; mientras que el segundo, se encuentra cumpliendo una suspensión por consumo de sustancias prohibidas.

Vízquel el rector del grupo

Omar Vizquel será el pelotero de mayor jerarquía entre los venezolanos que aspiran a jugar en la temporada 2012, del béisbol de las Grandes Ligas. El caraqueño y ganador de once Guantes de Oro, afrontará su primera temporada sin pertenecer al roster de 40.

Vizquel quien firmó con los Azulejos de Toronto, irá como invitado del conjunto canadiense con el propósito de hacer el equipo y participar en su temporada 24. El utility ya afirmó que si no logra hacer el equipo es posible que cuelgue los guantes, consciente de que a su edad (44 años) es posible que varios equipos no se arriesguen en contratar a un veterano.

Pero de lograr hacer el grado, el pelotero irá por una cifra que lo colocará en el umbral donde todo jugador aspira llegar. Los 3000 imparables. Vizquel se encuentra a 159 de lograr el cometido y convertirse en el primer criollo y vigésimo noveno jugador en arribar a dicha marca. Además Vizquel busca ser el cuarto latino en conseguir tan importante hito.

Aún conserva su condición atlética y se ve optimista de conseguir una nueva oportunidad, y ser mentor de los jóvenes del equipo canadiense. Se conoció que el caraqueño usará el número 17, si Brett Lawrie dueño del dorsal 13 no accede a entregárselo al jugador.

El año pasado en 58 encuentros promedio para 251 con ocho remolcadas.

Estelares a cosechar números

Del nutrido grupo de peloteros que cuentan con cupo fijo se destacan Félix Hernández (Seattle), Carlos González (Colorado), Miguel Cabrera (Detroit), Alcides Escobar (Kansas City), Salvador Pérez (Kansas City), Jhoulys Chacín (Colorado), Carlos Carrasco (Cleveland), Asdrúbal Cabrera (Cleveland), Jesús Montero (Seattle), entre otros.

Este grupo representan la sangre joven que emerge de Venezuela para el big show, y que esperan ser el referente de una nueva camada que se abrirá paso en venideros años.

Hernández buscará su segundo Cy Young en un conjunto como Seattle que cuenta con piezas interesantes que puede acabar con su condición de sotaneros; Carlos González irá a su tercera campaña con Colorado como el máximo referente ofensivo de un conjunto, que cuenta con varias adiciones en pos de la clasificación; mientas que Asdrúbal Cabrera y Miguel Cabrera son ejes centrales de sus respectivos equipos.

Otro grupo busca continuar engrandeciendo sus pergaminos en la pelota, entre los que se destacan Bob Abreu (Anaheim), Endy Chávez (Baltimore), Freddy García (Yankees), Alberto Callaspo (Anaheim), Yorvit Torrealba (Texas), Marco Scutaro (Colorado), Johan Santana (Mets), Henry Blanco (Arizona), Alex González (Milwaukee) entre otros.


Abreu cuenta con números sólidos para el
Salón de la Fama

Abreu cuenta con un interesante curriculum que lo ubica desde ya como futuro candidato al Salón de la Fama, el jardinero y bateador designado, afrontará una campaña decisiva en su carrera, en un conjunto como Anaheim, que se armó con el mejor bateador (Pujols) y que cuenta con un exceso de jardinero y bateadores designados, en la cual la opción más viable es un cambio.

Johan Santana, buscará dejar atrás las lesiones que han frenado su vuelta a las mayores y volver a consolidarse como el lanzador élite, que le permitió obtener dos premios Cy Young con los Mellizos de Minnesota. Henry Blanco se ha convertido en uno de los back up más importantes del béisbol y aún mantiene un respetable brazo. Endy Chávez irá con una oportunidad de ser el cuarto jardinero de unos Orioles que pintan para cosas interesantes. Mientras que Marco Scutaro ahora con nuevo club buscará demostrar que como segunda base puede seguir siendo solvente.

Invitados a demostrar

Al igual que Vizquel un interesante grupo buscará su oportunidad de seguir ampliando su hoja de vida en las mayores.

El recién estrenado empresario del baloncesto venezolano, Carlos Silva buscará un segundo aire en su carrera, gracias a la invitación que recibió de los Medias Rojas de Boston. El oriental ha estado en las dos últimas campañas alejado de los radares del big show.

Armando Galarraga probará suerte con los Orioles de Baltimore, luego de una campaña para el olvido con Arizona, en Venezuela el espigado lanzador demostró que está de vuelta al máximo nivel, por lo cual tendrá en sus manos una oportunidad de oro de volver por la puerta grande.

Héctor Giménez y Ráiner Olmedo irán a los Medias Blancas de Chicago con la misión de demostrarle al nuevo mánager Robin Ventura, que son de mucha valía para un conjunto que muestra reestructuración en su filosofía.

José Celestino López y Gregorio Petit probaran suerte en Cleveland, con la oportunidad de establecerse en un conjunto lleno de jóvenes promesas. Por su condición de utilitys pueden lograr su oportunidad.

Marineros de Venezuela

Félix Hernández será el as de la rotación de Seattle
Los Marineros de Seattle serán el conjunto con mayor representación criolla en este inicio de los campos primaverales, el equipo náutico contara con 13 criollos, ochos pertenecen al roster de 40, mientras que otros 5 estarán como invitados a los entrenamientos.

Los protegidos por Seattle son: Félix Hernández, César Jiménez, Yoervis Medina, Mauricio Robles, Jesús Montero, Francisco Martínez, Johermyn Chávez y Franklin Gutiérrez; peloteros que podrían compartir el dugout del Safeco Field, en cualquier momento de la campaña 2012.

Hernández, ganador del premio Cy Young de la Liga Americana hace par de campañas, será el as de la rotación. César Jiménez, por su condición de zurdo tendría un lugar en el cuerpo de relevistas del manager Eric Wedge.

Los lanzadores Medina y Robles intentarán convencer a los técnicos de que pueden hacer la diferencia, y ganarse su puesto en el relevo de los navieros.

En la ofensiva, Seattle contará con el talento de Jesús Montero, receptor que llegó proveniente de los Yankees de Nueva York, y que se perfila como el bateador designado del club. Montero es una de las gemas más preciadas del béisbol y Seattle aprovechara las virtudes de este bateador que revoluciono a Nueva York en la temporada pasada.

El joven antesalista Francisco Martínez, irá a adquirir experiencia con los Marineros con el propósito de dar la sorpresa al igual que el jardinero Johermyn Chávez, quien deberá demostrar que está listo para ser el cuarto jardinero del club, detrás de Mike Carp, Franklin Gutiérrez e Ichiro Suzuki. Por cierto el criollo Gutiérrez ya recuperado de sus molestias físicas será el patrullero central y buscará su segundo Guante de Oro, luego de tener un 2011 discreto.

Guillermo Quiroz, Jesús Sucre, Luís Rodríguez, Carlos Guillen y Luís Jiménez, llegaron esta primavera en rol de invitados, con la oportunidad de llamar la atención de su manager.

Sucre y Quiroz son receptores y tendrán que batallar por ver quién será el back up del titular Miguel Olivo, tomando en cuenta que Jesús Montero, el otro receptor verá acción como designado.

Rodríguez por su parte vio acción el año pasado con los náuticos y en 44 partidos dejo promedio de 197, pero fue muy oportuno con sus batazos y su defensa en las tres posiciones del infield. A diferencia del año pasado, el criollo deberá competir por el rol de utility junto a Justin Smoak, Dustin Ackley, Brendan Ryan y Kyle Seager.

Carlos Guillen fue la reciente adquisición de los Marineros, el pelotero que debutó en 1998, buscará demostrar que aún puede contribuir a la causa marinera. Su versatilidad será un plus adicional, ya que se puede desempeñar en las cuatro posiciones del infield y además en el outfield.

Finalmente Luís Jiménez quien tratará de deslumbrar con su poder al alto mando de los Marineros.

Y Magglio…

Otro pelotero que intentará buscar una oportunidad y con seguridad irá con invitación al campo de entrenamientos – si consigue contrato -, es Magglio Ordoñez, pelotero que se encuentra recuperado de su operación en el tobillo, y que aún es una incógnita para el resto de los conjuntos.

El falconiano ha sido asomado a Oakland, Baltimore, Filadelfia y Detroit. Según su agente Scott Boras, ya Ordoñez se encuentra fildeando y bateando a plenitud de condiciones, por lo cual pudiera de un momento a otro firmar…

Quienes serán los criollos que lograran hacer el roster de 25, quienes serán los nuevos ascensos, que peloteros brillarán y quienes tendrán números discretos. Sin duda las interrogantes serán resueltas en el devenir de una extensa campaña.

@beisboladentro

miércoles, 8 de febrero de 2012

La Serie del Caribe va en decadencia






La 54º edición de la Serie del Caribe se ha encontrado sumergida en un letargo del que parece no salir. El desgastado formato de dos vueltas ya no es atractivo para los conjuntos participantes. Es claro que el alejamiento de estrellas ha opacado un espectáculo que en los últimos años ha sobrevivido por el talento de figuras emergente.



Para el comisionado de la Confederación del Caribe, Juan Francisco Puello Herrera, el evento afronta dos caminos; subsistir o fallecer y para el dominicano la primera es la opción más lógica, tomando en cuenta que el año pasado en Puerto Rico, afirmó que la serie debe sobrevivir sin las estrellas.



Pero cuando año tras años las Grandes Ligas han impuesto medidas para evitar que estrellas y talento emergente jueguen en las distintas ligas del Caribe, la pregunta radica si esto en vez de beneficiar al espectáculo, lo perjudica.



Hace unos meses los dirigentes de la Confederación del Caribe habían elaborado un nuevo formato para efectuar juegos en Series del Caribe. La idea consistía en una ronda de todos contra todos y luego de las primeras tres fechas hacer una semifinal entre el primero contra el cuarto y el segundo versus el tercero; los ganadores avanzarían a una final y decidir el campeón de la justa caribeña.



Puerto Rico hizo posible que República Dominicana fuera campeón
al derrotar a México y además evitó que los merengues celebrarán
al derrotarlos en el último partido de la serie

Este formato pudo haber permitido revivir este evento que recién concluyo en Quisqueya. Los Leones del Escogido, representante de la tierra del merengue se coronaron campeones a falta de dos jornadas para la conclusión del evento, gracias a una victoria de los Indios del Mayagüez sobre los Yaquis de Obregón.


Esta misma situación ocurrió el año pasado en Puerto Rico, cuando los Yaquis se coronaron campeones antes de su último cotejo, y aún así no hubo cámaras que captara la celebración de los mexicanos.


De hecho la victoria de Escogido a dos jornadas de la conclusión de la Serie, no atrajo la atención o la emoción vivida por un equipo campeón, los dominicanos cayeron en sus dos últimos compromisos, luego de haber arrancado con 4-0.



Entonces… que hacer para revivir este evento.



Puello Herrera ha señalado su intención de volver a integrar a Cuba a la serie, el comisionado aseguró que hará un viaje a la isla cubana con la intención de hablar con los directivos de la liga, y ver las posibilidades de concretar este deseo.
La afición respaldo a los Tigres de Aragua
en representación de Venezuela



Cabe destacar que en la isla, el béisbol profesional dejó de jugarse desde 1960, a raíz de la llegada del régimen castrista, situación que inhabilito la serie durante un lapso de diez años, cuando se decidió retomarla con México y Puerto Rico como nuevos integrantes (antes la integraban Dominicana, Venezuela, Panamá y Cuba).



Los equipos cubanos han obtenido siete títulos en doce comparecencias en Series del Caribe.



Pero la llegada de Cuba estaría condicionada con la incursión de otra liga, es bien sabido que la liga de Colombia es miembro pasivo de la Confederación desde hace algunos años; Puello Herrera señalo hace poco que las ligas de Colombia, Nicaragua y Panamá deben solventar la crisis que padecen sus respectivos equipos y tener un nivel aceptable para ingresar a la competición.



Entonces, Cuba ingresará sola para una competición de cinco equipos “o” el país que sea sede tendrá al campeón y sub campeón en el torneo.


Son ideas que aún no han “cuajado” en el seno de la Confederación, lo cierto es que a medida que pasa estos eventos, la apatía por asistir sigue creciendo, quizás las excepciones la pueden palpar en escenarios como México y Venezuela, donde se ha volcado el fanático a los estadios.



Quizás tuvo que ver el alto precio de las entradas, muy diferente a las que se juegan en la temporada dominicana.

Así quedó la Serie del Caribe 2012
Con la aparición del Clásico Mundial de Béisbol y las imposiciones a varios peloteros por parte de la MLB, es imposible pensar que la Serie del Caribe siga cosechando éxitos, es necesario el cambio de formato y que el espectáculo siga siendo rentable, de lo contrario las deserciones seguirán siendo mayores y no habrá espectáculo que garantice el nivel del evento.

Tips….

  • Los precios en la Serie del Caribe estaban entre los 5 y 70 dólares. El estadio de Quisqueya tiene un aforo para 11 mil 500 personas y se estimó que lo máximo que recibió fue seis mil.
  • Los Leones del Escogido se coronaron campeones a falta de dos fechas por concluir el torneo. Su celebración fue opacada por par de derrotas sucesivas ante Venezuela y Puerto Rico. Fue el 19no campeonato para los merengueros.
  • Venezuela cerró su actuación con tres triunfos en fila, siendo el equipo con mayor despliegue ofensivo.
  • México cerró su actuación con tres derrotas en fila.
  • El cuerpo de pitcheo de Venezuela tuvo una cadena de 22 episodios sin permitir carreras.
  • La Serie del Caribe no tiene un final oficial, es decir, el torneo puede definirse en cualquier fecha o fuera del terreno, tal como sucedió en los últimos dos años.
  • La última vez que se coronó un campeón en jornadas extra fue en el año 2003, cuando Águilas Cibaeñas (República Dominicana) ganó a los Indios de Mayagüez (Puerto Rico).
  • Las selecciones de Puerto Rico extienden a doce los años sin ganar una Serie del Caribe. 
  • La Serie del Caribe concluye a dos semanas del inicio de los entrenamientos de primavera.
  • En los últimos años la serie ha pasado de ser un campeonato para equipos campeones a uno para selecciones. Venezuela ha sido el único país que se ha identificado con el torneo, evitando que el equipo campeón vaya en representación de Venezuela. El slogan de la serie es un torneo para equipos campeones de las ligas caribeñas. 
  • En 1990 y 1991 la serie se traslado a Miami en busca de generar mayores ingresos, lamentablemente fue un fracaso. ¿Pudiera volver a retomarse la idea dada la cercanía a las sedes primaverales e influir a varias estrellas de participar.
  • La serie ha encontrado en la televisión una manera de subsistir. Pero qué pasará si se cansan de transmitir partidos con gradas vacías y poco atractivo para los televidentes.
  • La Serie del Caribe 2013 se jugará en Hermosillo, México por sexta vez en su historia. Los mexicanos estrenarán un nuevo estadio que ofrece modernismo para sus visitantes.
  • Jairo Asencio, cerrador de los Leones del Escogido fue seleccionado como el Jugador Más Valioso de la Serie del Caribe. Lanzó tres entradas en blanco y consiguió tres de los cuatros triunfos del equipo dominicano en la serie.
  • Pablo Ozuna, de Leones de Escogido, fue el campeón bate con promedio de 421.
@beisboladentro

martes, 7 de febrero de 2012

Venezuela cerró la Serie del Caribe con la frente en alto



Los Tigres de Aragua, representantes de Venezuela en la Serie del Caribe, cerraron su actuación en el evento caribeño con una seguidilla de tres victorias. Triunfos que no fueron suficientes para alcanzar su segundo cetro y el octavo para los venezolanos.

Venezuela concluye así la edición 54to de la Serie del Caribe en segundo lugar, igualados con Puerto Rico con marca de 3-3; detrás de los campeones República Dominicana, quienes cosecharon marca de 4-2. México cerró con 2-4 en el último puesto.

Una mala arrancada en la primera ronda acabo con las aspiraciones del conjunto bengalí, que en el papel lucían superior al conjunto que conquisto su primer gallardete en 2009.
 
Quizás los días de descanso afecto el time de los bateadores en esta primera vuelta, pero a partir de la segunda los criollos fueron un verdadero vendaval ofensivo, y dominaron todas las estadísticas colectivas ofensivas del evento caribeño.
Asi batearon los equipos en la Serie del Caribe

En cuanto al pitcheo, logró el cometido que Buddy Bailey deseaba. Finalizaron segundo en varias categorías colectivas, además de hilvanar una seguidilla de 22 episodios sin permitir anotaciones.

Entonces, con estos números que sucedió realmente para que el conjunto aragüeño no lograra el éxito. Es claro que la gerencia felina confeccionó un equipo sin “debilidades” en el aspecto de pitcheo, bateo y defensa.

Así estuvo el pitcheo en la Serie del Caribe
Pero, ¿Cuál falló realmente?

Me inclinó por el bateo y la defensa, las excelentes salidas de Seth Etherthon, Tyson Brummett y Brian Sweeney fueron de calidad en la primera vuelta. El tridente importado permitió cinco carreras, mientras la ofensiva venezolana falló al dejar a 55 corredores en base. La defensa tuvo seis pecados, tres de los cuales fueron determinantes en la derrota ante México y que hizo que Sweeney recibiera injustamente tres anotaciones.

Todo lo contrario al cuerpo de relevo que estuvo a la altura. Solo recibieron cuatro carreras en 13.1 episodios, siendo John Hunton, cerrador del año, el único que recibió castigo con tres rayitas.

Quedó claro la consigna de Bailey para esta serie, armar un buen grupo de lanzadores, pero influyó esto en no armar un buen material ofensivo.

Luís Jiménez sacó el primer vuelacerca en la Serie del Caribe
Bailey había señalado el deseo de contar con Gregor Blanco y Oscar Salazar dentro del equipo felino, y aunque ambos peloteros declinaron la invitación, el material ofensivo de los Tigres no era malo después de todo.

Luís Jiménez, Edgardo Alfonzo, Héctor Giménez, César Suarez y el cubano Adonis García, serían los hombres grandes a la ofensiva. Dejando la defensa para Miguel Rojas, Luís Hernández, Jorge Cortes, Luís Maza y Gustavo Molina.

Quizás el descalabro no es mayor, si Buddy Bailey no hubiera esgrimido aquellas palabras que hicieron eco en el combinado nacional, después de la derrota ante México.

“No tengo nada que decirle a ellos (los jugadores). Simplemente tenemos que jugar mejor defensa y batear. Es la peor defensiva que he visto en un largo tiempo. En triple A se juega un mejor béisbol”.

Las declaraciones encontraron respuesta rápida en los bates venezolanos, quienes fabricaron 20 carreras y recibieron solo dos anotaciones en la segunda vuelta.

Pero no fue suficiente para que los criollos lograran dar la sorpresa. República Dominicana se corono campeón, gracias a una remontada de Puerto Rico que dejó en el terreno a México y le dio el título a los dominicanos, cuando faltaban dos rondas por jugar.

El conjunto nacional llegó con un equipo muy bien balanceado y quedó demostrado, pero quedo claro que en el béisbol la defensa juega un papel fundamental en el éxito de un equipo, y Venezuela no la tuvo en este evento.

Aragua cerró con un balance positivo la serie, ahora intentarán el próximo año conseguir el gallardete en la LVBP para tratar de ir a Hermosillo, México e igualar a Águilas del Zulia, Navegantes del Magallanes y Leones del Caracas como los únicos conjuntos con dos títulos del Caribe en su haber.
Así jugó los Tigres de Aragua la Serie del Caribe

Tips venezolanos…

  • Alex Núñez bateó para 600 (5-3) en la Serie del Caribe en cinco cotejos. A pesar del tener el average más alto entre todos los peloteros, el título de bateo no fue a sus manos. Quizás por no tener los turnos legales. Pablo Ozuna, de República Dominicana fue el líder bate con promedio de 421 (19-8) en cinco choques.
  • Venezuela fue el único equipo que pudo disparar cuadrangular en esta serie con tres: Luís Jiménez, Héctor Giménez y César Suárez fueron los autores de estas conexiones.
  • Luís Jiménez y César Suárez fueron los líderes en remolcadas en la serie con 4 cada uno. Igualado con Andy Dirks de República Dominicana. Este hecho permitió que el equipo venezolano se llevara la Triple Corona de Bateo, y aún así no pudieron coronarse en la serie.
  • Jorge Cortes fue el líder en carreras anotadas con cinco.
  • Yohan Pino, Yorman Bazardo, Pedro Guerra, Ramón Ramírez, Marco Tabatá y Víctor Moreno, terminaron con efectividad de 0.00, lanzando más de cuatro episodios en la serie. Pedro Rodríguez, Francisco Buttó y Alberto Bastardo tampoco recibieron carreras pero solo pudieron laborar por espacio de dos episodios.
  • Seth Etherton finalizo segundo en abanicados con 9. Detrás de Nelson Figueroa (Puerto Rico) que poncho a 10.
  • Por ser el equipo que finalizó primero con marca de 3-3, Venezuela quedá subcampeón de la Serie del Caribe, por encima de Puerto Rico, pese a que ambos finalizaron con identico registro.
  • Héctor Giménez (1B), Miguel Rojas (SS), Adonis García (CF) y Luís Jiménez (BD) figuraron en el equipo ideal.
@beisboladentro

jueves, 2 de febrero de 2012

Aragua buscará el octavo título de Venezuela en la Serie del Caribe


Este jueves se dio inicio a la Serie del Caribe, evento en la cual Venezuela estará representada por los Tigres de Aragua, conjunto que asistirá por novena ocasión y que busca emular la hazaña de 2009, cuando consiguieron su primer gallardete.

Los felinos buscan convertirse en el cuarto conjunto venezolano en alcanzar dos títulos en estos eventos y unirse a Navegantes del Magallanes (1970 y 1979), Leones del Caracas (1982 y 2006) y Águilas del Zulia (1984 y 1989).

Para conseguir este propósito, el conjunto aragüeño ha cifrado sus esperanzas en un sólido cuerpo de lanzadores; que intentará contener la ofensiva de los equipos campeones de Puerto Rico, República Dominicana y México.

Aragua llega a suelo dominicano con pocas bajas en su roster, lograron armarse de 13 refuerzos que solidifican aún más el grupo que se corono campeón por sexta ocasión, en los últimos once años.

Además intentarán conseguir el primer título en suelo dominicano; ya las selecciones que han asistido a estos clásicos se alzaron en tierras boricuas y mexicanas. Mientras que en dos ocasiones alcanzaron el título en suelo patrio, de la mano de Magallanes (1970) y Caracas (2006).

Y aunque en los últimos años, las imposiciones de los equipos de grandes ligas han influido en que grandes estrellas desistan de ir; el espectáculo ha servido de vitrina para que algunos peloteros sin contrato, exhiban sus condiciones en busca de una oportunidad de volver al mejor béisbol del mundo.

Será Aragua capaz de unirse a Magallanes, Leones y Águilas en obtener el doblete y el octavo título para Venezuela. A continuación revisamos la actuación de los siete campeones en Series del Caribe.

Navegantes del Magallanes – 1970

En 1970, la Serie del Caribe se reanuda luego de diez años de inoperatividad; con los equipos campeones de Venezuela, República Dominicana y Puerto Rico. El estadio Universitario de Caracas, fue la sede del XIII edición del torneo, que se disputó entre el 5 y 10 de febrero de ese año.

Los Navegantes del Magallanes fueron los campeones por Venezuela. Fue el cuarto título del conjunto filibustero que esa campaña 1969-1970 se estrenaba en la ciudad de Valencia.

Los turcos recibirían a los campeones de Puerto Rico (Leones de Ponce) y República Dominicana (Tigres del Licey).

Los criollos fueron dirigidos por el cubano Carlos “Patato” Pascual, y ganaron siete de los ocho compromisos que se realizaron. En segundo lugar quedaron los Leones de Ponce con marca de 4-4 y los Tigres del Licey finalizan tercero con marca de 1-7.

Gonzalo Márquez fue líder bate del torneo con 478 de promedio, además de llevarse el premio al Jugador Más Valioso. Gustavo Gil fue otro que destaco al llevarse el liderato en remolcadas con 7. En el pitcheo destacó Orlando Peña y Aurelio Monteagudo con dos triunfos cada uno.

Ocho jugadores del conjunto nacional quedaron elegidos al equipo ideal, siendo ellos Ray Fosse (receptor), Gonzalo Márquez (1B), Gustavo Gil (2B), Jesús Aristimuño (SS), César Tovar (JC), Luís Meléndez (JD), Orlando Peña y Aurelio Monteagudo (Lanzadores).

Navegantes del Magallanes - 1979

El segundo título del Caribe, llegó nuevamente de la mano de los Navegantes del Magallanes, conjunto que viajó a suelo borinqueño a enfrentar a los conjuntos de Águilas del Cibao (República Dominicana), Mayos Navojoa (México) y Leones de Ponce (Puerto Rico).

Los turcos se impusieron con marca de 5-1. Los venezolanos contaron con el aporte de los lanzadores Mike Norris, Pablo Torrealba, Manuel Sarmiento, Jim Umbarger y Larry Rotschild. La ofensiva fue comandada por Mitchel Page, Baudilio Díaz, Oswaldo Blanco, Jerry White, Dave Coleman, Félix Rodríguez y Oswaldo Olivares.

La dirección de Willie Horton, es sin duda la más recordada. El norteamericano fungió como manager – jugador, luego que Octavio “Cookie” Rojas fuera despedido en la temporada regular. La forma improvisada de jugar y decisiones inauditas, le sobrellevaron el apodo de “Brujo”.

En el partido donde Venezuela se título ante México, Oswaldo Olivares realizó dos portentosos disparo desde los jardines para liquidar a dos corredores mexicanos que trataron de anotar y evitar que los venezolanos se titularan. Mientras que Mitchel Page daba un cuadrangular ante Enrique Romo en el noveno episodio suficiente para que los criollos celebraran la obtención del segundo título en estos eventos.

Leones del Caracas – 1982

La ciudad de Hermosillo, México fue el escenario para que los conjuntos de Leones del Caracas (Venezuela), Leones del Escogido (República Dominicana), Naranjeros de Hermosillo (México) y Leones del Ponce (Puerto Rico), dimitieran el nuevo campeón del Caribe.

Con seis intervenciones en estos eventos, incluyendo dos en la primera etapa. Los Leones del Caracas, llegaron con un conjunto lleno de muchas estrellas en pleno apogeo. Habían conquistado su undécimo título en la LVBP, superando a los Cardenales de Lara.

El conjunto venezolano tuvo en el morrito a Luís Leal, Buddy Black, Dennis Burt y Tom Dixón; mientras que a la ofensiva se destacaron los nombres de Luís Salazar, Antonio Armas, Baudilio Díaz, Ron Gardhenhire, Leonardo Hernández, Steve Sax y Andrés Galarraga.

Alfonso “Chico” Carrasquel, se convirtió en el primer manager criollo en obtener el trofeo del Caribe. Caracas ganó cinco de sus seis compromisos; solo los Leones de Ponce, evitaron que los caraquistas se alzaran invictos el torneo.

Luís Leal ganó dos partidos y es recordado aún el cuadrangular de Baudilio Díaz para darle el título a los venezolanos en la quinta fecha.

Águilas del Zulia – 1984

Son pocos los equipos que debutan en Series del Caribe y se llevan el título de campeones; Águilas del Zulia, tiene el honor de formar parte de tan notable grupo. Los zulianos consiguieron su primer título en la LVBP, al vencer a los Cardenales de Lara en cinco encuentros.

Llegaron a la ciudad de San Juan, para enfrentarse a los campeones de Puerto Rico (Indios de Mayagüez), República Dominicana (Tigres del Licey) y México (Cañeros de Los Mochis). Los dirigidos por Rubén Amaro Mora, estructuraron un sólido cuerpo de lanzadores que aislaron a sus rivales a solo doce carreras en sus primeros cinco juegos.

Entre los brazos criollos se destacaron Luís Leal, Derek Botelho, Ron Meredith, Kelly Downs, Manuel Lunar y el cerrador Porfirio Altamirano.

Con un record de 5-1, los zulianos consiguieron el cuarto gallardete de Venezuela en estos eventos.

Derrotaron en par de oportunidades a dominicanos y boricuas, mientras nivelaron con los mexicanos.

Leonel Carrión fue designado el MVP de la serie, al ganar el título de bateo con promedio de 529. Otros que se destacaron fueron Terry Francona, Jesús Marcano Trillo, Luís Salazar, Jerry White, Roberto Ramos y César Tovar.

Siete integrantes del equipo campeón coparon el Todos Estrellas, destacándose Jerry White, Luís Salazar, Terry Francona y Leonel Carrión

Lo más destacado del conjunto zuliano fue que solo viajaron con tres refuerzos para Puerto Rico siendo estos Luís Leal, Luís Salazar y Walfredo Sarmiento.

Águilas del Zulia – 1989

Las Águilas del Zulia se convierten en el segundo equipo que repiten como campeones del Caribe, uniéndose a los Navegantes del Magallanes.

Bajo la conducción de Pete McKannin, los zulianos llegaron a su segunda Serie del Caribe, luego de conquistar su segundo cetro en la LVBP, al superar en siete cotejos a los Tigres de Aragua.

Los zulianos viajaron a Mazatlán, donde se enfrentarían a Leones del Escogido (República Dominicana), Indios de Mayagüez (Puerto Rico) y Águilas de Mexicali (México).

Los rapaces conquistaron la serie con marca de 5-1, gracias a Phil Stephenson, quien se llevó los honores del Jugador Más Valioso.

Por Venezuela sobresalieron los lanzadores Dave Polley y Len Damian, mientras que en la ofensiva se hicieron sentir Carlos “Café” Martínez, Carlos Quintana, Joe Girardi, Raúl Pérez Tovar y Gustavo Polidor, que es recordado por aquel cuadrangular que le dio la corona a los zulianos.

Leones del Caracas – 2006

17 años tuvieron que pasar para que nuevamente Venezuela saboreara las mieles del éxito en Series del Caribe.

La edición de 2006 se efectuaría en dos ciudades de Venezuela (Maracay y Valencia), situación que se hacía por primera vez, había transcurrido 52 años para que un equipo venezolano pudiera coronarse de manera invicta.

Sólo diez conjuntos tenían el honor de llevarse el trofeo de de manera invicta y los Leones del Caracas, integraban dicha lista.

Carlos Subero, quien tomo las riendas de los caraquistas, tras la renuncia de Omar Malavé en la campaña regular; se convirtió en el segundo piloto venezolano en obtener el título caribeño.

Caracas concluyó con marca de 6-0 y se enfrentó a los Tigres del Licey (República Dominicana), Gigantes de Carolina (Puerto Rico) y Venados de Mazatlán (México).

La ofensiva venezolana se destacó con los bates de Ramón Hernández (MVP de la serie) Alex Cabrera, Luís Rodríguez, Marco Scutaro y Alex González. Mientras que el pitcheo sobresalió Geremi González y Francisco Rodríguez.

Cabe destacar que Ramón Hernández se convirtió en el primer criollo en batear la escalera en estos eventos, además de llevarse la Triple Corona de Bateo.

El partido donde Venezuela se tituló fue uno de los más inolvidables en estos eventos, y quizás el que menos se pensó terminaría de esta manera. República Dominicana buscaba una victoria que garantizaba igualar con los criollos el primer lugar de la tabla e ir a una jornada extra en busca del campeón.

Pero un elevado de Henry Blanco que no pudo manejar el campocorto Erick Aybar y que golpeó en su cabeza, salió disparado hacia el outfield, sin chance para que Nelson Calzado la buscará; Alex González corrió desde la inicial celebrando con las manos en alto, mientras sus compañeros esperaban en el plato para celebrar.

Seis venezolanos quedaron en el equipo ideal.

Tigres de Aragua – 2009

El equipo de la década, los Tigres de Aragua asistió a su octava incursión en Serie del Caribe. Ese año se jugaba su edición 51 del clásico. Después de tantas intervenciones infructuosas, el conjunto venezolano consiguió su primer gallardete y el séptimo para Venezuela.

Aragua llegó a suelo mexicano diezmado en cuanto a peloteros del equipo campeón, se reforzaron con peloteros que usaron la serie como vitrina para ser contratados. El resultado la obtención de su primer título.

Con marca de 5-1, Aragua sella uno de los momentos más cumbres en su historia, el equipo que había dominado las últimas finales en el país, veía en este premio el esfuerzo de trabajo de una gerencia que lucho para armar un equipo competitivo.

Buddy Bailey, manejo un excelente cuerpo de lanzadores, e incluso se recuerda cuando le quitó la pelota a Brad Knox, cuando este lanzaba juego sin hits en el partido inaugural ante República Dominicana.

El partido donde Venezuela se título, Bailey uso a puro relevistas a falta de brazos abridores.

Los aragüeños se titularon en cinco choques y no pudieron igualar la gesta del Caracas, ya que cayeron en su último choque ante Puerto Rico, 9 carreras por 1.

El equipo ideal tuvo a siete integrantes del conjunto felino: Wilson Ramos (receptor), Luís Maza (3B), Rodney Medina (JI), Selwyn Langaigne (JC), Horacio Estrada (PZ), Francisco Buttó (Cerrador) y Buddy Bailey (Manager).

Francisco Buttó quedó electo MVP al implantar dos registros en esta serie. Salvó cuatro encuentros y llegó a seis de por vida.

@beisboladentro