lunes, 31 de agosto de 2015

Llega septiembre y con ello nuevos registros a la vista


Estamos a horas de que culmine agosto y de inicio al mes de septiembre.

El último mes de temporada trae consigo la expansión de los rosters y la posibilidad de que nuevos valores se tomen su café en las mayores.

A nivel colectivo, la campaña 2015 ha superado con creces a su antecesora y hay varios peloteros que nuevamente han respondido a sus credenciales.
Miguel Cabrera buscará su cuarta corona
de bateo en los últimos cinco años

Miguel Cabrera finaliza agosto con los turnos necesarios para estar nuevamente liderando a los bateadores de la Liga Americana, después de perderse seis semanas de acción a causa de una lesión en su pantorrilla.

Cabrera estará buscando su cuarta diadema en los últimos cinco años y de conseguirlo será la sexta temporada consecutiva en que un bateador venezolano domina el renglón de bateo. En 2010, Carlos González ganó el título en la Liga Nacional; de 2011 a 2013 Miguel Cabrera hizo lo propio en la Americana, mientras que José Altuve consiguió su título el año pasado.

Con su 358 de promedio, el aragüeño buscará terminar la campaña con el promedio más alto de bateo para un jugador venezolano, el cual está en poder de Andrés Galarraga que lo hizo en 1993 con 370 de average.

Ya esta temporada el inicialista de los Tigres de Detroit destronó al Big Cat al arrebatarle los lideratos ofensivos para criollos de cuadrangulares (407) y remolcadas (1435).

Tras un inicio poco alentador en los que solo había disparado 55 imparables, con diez jonrones, 27 remolcadas y 237 de promedio en sus primeros 66 encuentros, Carlos González despertó en el momento oportuno, alcanzando 33 extrabases en sus últimos 51 juegos, incluido 21 vuelacercas y 45 remolcadas, que lo tienen en estos momentos liderando el renglón de cuadrangulares de viejo circuito.

Fue designado el Jugador del Mes de julio de la Liga Nacional y lleva dos meses consecutivos sacando diez o más pelotas del parque.

Uno que ha aprovechado al máximo su oportunidad de ser regular fue Francisco Cervelli.

El valenciano llegó a los Piratas de Pittsburgh y ha respondido con creces a su designación. Batea para 303 con seis vuelacercas y 37 remolcadas. Su defensa sigue siendo su carta de presentación y ha sido un constante trabajador. Ha sorprendido con sus cinco triples esta temporada.

Otros que se han destacado son: Gerardo Parra (Cerveceros de Milwaukee – Orioles de Baltimore), Wilmer Flores (Mets de Nueva York), Avisaíl García (Medias Blancas de Chicago), José Altuve (Astros de Houston), Carlos Sánchez (Medias Blancas de Chicago), Yangervis Solarte (Padres de San Diego), Eugenio Suárez (Rojos de Cincinnati) y Miguel Montero (Cachorros de Chicago).

El pitcheo
Francisco Rodríguez ha sido la cara del pitcheo está temporada.

Debutantes esta temporada
Estableció un registro de 31 rescates de manera consecutiva, volviendo a su forma de antaño, cuando se convirtió en uno de los cerradores más efectivos del béisbol. Asimismo, siguió escalando posiciones entre los mejores cerrojos y está en estos momentos en el séptimo lugar de todos los tiempos con 379.

Félix Hernández tampoco se queda atrás, pese a algunos traspiés que ha tenido está temporada, sigue en carrera por el Cy Young del joven circuito.

El carabobeño tiene marca de 15-8 con 3.66 de efectividad.

Su última victoria fue la 140 en su carrera, colocándose en el segundo lugar entre los lanzadores venezolanos. El líder es Freddy García con 156.

Esta temporada el lanzador de los Marineros de Seattle, fue el primer criollo en arribar a los 2.000 abanicados; uniéndose a Bert Blyleven, Sam McDowell y Walter Johnson en hacerlo a los 29 años. Hernández también sumo esta temporada dos blanqueos para llegar a 11 en su carrera y adueñarse de ese renglón entre los criollos.

El anterior líder era Johan Santana con 10.

Carlos Carrasco por fin está respondiendo a las proyecciones que se tejieron sobre él.

Tras cinco campañas mediocres, el venezolano experimenta su mejor temporada estableciendo varios registros personales. Tiene doce victorias y proyecta terminar con 16 y 200 o más abanicados.

Tiene 173 en la actualidad.

Otras sorpresas agradables son Eduardo Rodríguez (Medias Rojas de Boston), Williams Pérez (Bravos de Atlanta) y Elvis Araujo (Filis de Filadelfia).

Entre novatos y más
98 venezolanos vieron acción en las Grandes Ligas en la temporada 2014, de los cuales 20 fueron debutantes.

Ambas cifras fueron récord para el país y están siendo amenazadas cuando resta un mes de temporada.
Silvino Bracho es el criollo 96 que actúa esta temporada
en Grandes Ligas y el 339 que lo hace en su debut

Con el estreno de Silvino Bracho el domingo, Venezuela llego a 96 peloteros que han actuado está temporada. Bracho es el pelotero 17 que se estrena esta temporada y el 339 de la lista que inicio Alejandro Carrasquel en 1939.

Con agosto finalizando se conoció los ascensos de Wilfredo Boscán y Elías Díaz (Piratas de Pittsburgh) y Ramón Cabrera (Rojos de Cincinnati), por lo cual cuando este trío debute, se estará empatando la marca de debutantes para el país.

Del grupo Boscán fue llamado por tercera ocasión al equipo grande, en las anteriores dos ocasiones no había debutado, acumulando días de servicio.

Mientras que Ramón Cabrera buscara emular la gesta de su padre Alex y debutar en las mayores para convertirse en la novena familia que juega en las mayores, y la cuarta pareja padre e hijo que lo hace.

La lista la integran: Alejandro y Alfonso Carrasquel, Pompeyo y Víctor Davalillo, Antonio, Marcos y Antonio Armas Jr, Pablo y Steve Torrealba, Ángel, José, Kelvim y Edwin Escobar, Roger Cedeño y su sobrino Yangervis Solarte y finalmente César y Maicer Izturis.

Otros dos venezolanos que esperan dar el salto con la expansión de los rosters en septiembre y que esperan unirse a esta lista son Orlando Arcia y José Martínez.

Orlando es hermano de Oswaldo, grandeliga de los Mellizos de Minnesota y José es hijo del recordado Carlos Martínez.

Mención honorífica
La mención se la lleva el umpire Carlos Torres que se convirtió en el segundo hombre de azul en llegar a las mayores. Si bien su experiencia fue por un fin de semana, ya está en el radar de Grandes Ligas, por lo que su oficialización pudiera llegar tal como ocurrió con Manuel González hace unos años atrás.

Resta un mes de mucha emoción y todavía quedan muchas marcas por establecerse tener en una misma temporada a 100 o más venezolanos actuando es una de ellas, como tener a más de 20 debutantes.


Artículo relacionado



@beisboladentro

miércoles, 26 de agosto de 2015

Ídolo de Nueva York


Fue parte de un cambio que jamás se concreto. Sus lágrimas atraparon a la afición de una de las ciudades más cosmopolitas del mundo. Pese a ser objeto de burla por no afrontar como profesional su supuesto cambio, Wilmer Flores ha dado razones de pesos para que los Mets de Nueva York lo mantuvieran en su roster como una de sus piezas a futuro.

Desde el 29 de julio, cuando la infructuosa transacción que lo enviaría a los Cerveceros de Milwaukee junto a Zack Wheeler por Carlos Gómez se cayera, el venezolano ha demostrado su valía con el bate y sentido de pertenencia con la organización.

Ha promediado 324 con cuatro jonrones y 14 remolcadas en 21 encuentros, mientras que Gómez que fuera transferido al día siguiente a los Astros de Houston, apenas batea para 191 con dos jonrones y ocho remolques.

La decisión acertada de la gerencia rindió frutos ya que Flores ha sido determinante en el primer lugar que los Mets mantienen en su división con cinco juegos y medio sobre los Nacionales de Washington, mientras que Gómez no ha marcado diferencia en unos Astros que también marchan lideres en su división pero que han sentido el acecho de los Angelinos de Anaheim en los últimos días.

Para el pelotero ficha de los Bravos de Margarita en la LVBP, todo ha sido una ruleta rusa desde que se anunció su cambio a Milwaukee y sus lágrimas se hicieron eco en todo el béisbol. El OPS de Flores es de 993 desde aquel 29 de julio, siendo una de las razones de pesos para que el mánager Terry Collins lo mantenga en la alineación.

 “Desde ese día, ha sido realmente divertido. No puedo decirles que es por eso (el cambio infructuoso)”, declaró Flores al New York Post, tras la histórica noche de lunes en las que los Mets dispararon ocho jonrones – incluido dos del venezolano -,  para implantar un nuevo récord en la franquicia. “Lo que me pasó fue lo más loco que me ha tocado vivir. Pero ya es una cosa del pasado”.
Las lágrimas de Flores fueron tendencia mundial en twitter

Por más que parezca extraño, los Mets han cosechado marca de 17-7 desde entonces, siendo uno de los equipos más calientes de todo el béisbol, y serios aspirantes a estar en la Serie Mundial. Los movimientos que realizó la gerencia a finales de julio y comienzos de agosto han fortalecido sus debilidades, siendo vitales en ese primer lugar: Yoenis Céspedes, Juan Uribe, Kelly Johnson. Tyler Clippard y Eric O´Flaherty.

Tampoco podemos obviar el retorno de David Wright, un bate que será determinante en esas aspiraciones.

Campocorto con más cuadrangulares
Wilmer Flores ha generado el impacto que esperaban los Mets cuando decidieron darle la responsabilidad de ser el campocorto de todos los días en 2015.

Pese a que su defensa ha sido cuestionada durante la temporada, el valenciano de 24 años de edad, ha establecido varios registros como jugador de la posición seis. Durante abril y mayo, coleccionó ocho cuadrangulares, igualando el cuarto total más alto de las mayores para un campocorto con menos de 24, de acuerdo con Elias Sports Bureau.

Solo Alex Rodríguez, que lo hizo dos veces (10 en 1996, a los 20 años, y 20 en 1998 a los 22 años), y Cal Ripken (11 en 1984, a la edad de 23), han superado la cifra que Flores estableció con los Mets.

Otros torpederos que sacaron ocho estacazos de vuelta completa, antes de cumplir los 24 años de edad son: Arky Vaughan (1935, Piratas), Rico Petrocelli (1966, Medias Rojas), A-Rod (1999, Marineros) y Jean Segura (2013, Cerveceros).
Flores ha promediado sobre los 300 entre finales
de julio y durante el mes de agosto

Actualmente, sus 14 vuelacercas y 54 remolcadas lo ubican como el segundo campocorto en la historia de los Mets con 12 o más jonrones y 50 o más remolcadas. José Reyes es el primero en conseguirlo en tres ocasiones: 2006,2007 y 2008.

Flores vive las mieles del éxito, su repentina fama ha llegado justo cuando su bate ha estado encendido y parece no tener indicios de apagarse.

Es la nueva estrella de Queens.

El dato
La marca de más cuadrangulares para un shortstop venezolano en las mayores le pertenece a Asdrúbal Cabrera en 2011, cuando vistiendo el uniforme de los Indios de Cleveland, despacho 25. En ese entonces, contaba con 25 años.


@beisboladentro

lunes, 24 de agosto de 2015

Rumbo a los 100 grandeligas en una temporada


Jhoulys Chacín regresa a las Grandes Ligas con los Cascabeles de Arizona. Con su ascenso, la representación criolla esta cerca  de protagonizar un hito histórico. Por primera vez cien jugadores verán acción en una temporada.

Actualmente la cifra de peloteros se ubica en 95, a tres del registro que se estableció en 2014, cuando 98 jugadores formaron parte de la temporada en la que 20 fueron debutantes, siendo otra marca para el país.
Chacín será el venezolano 95 que actúe esta temporada
en las Grandes Ligas

Con la cercanía del mes de septiembre, en la que los equipos expanden sus rosters a 40, la cifra parece ser un mero trámite, tomando en cuenta que los próximos venezolanos que salten al terreno sean debutantes, - no hay peloteros veteranos por subir nuevamente -, por lo que también estaríamos presenciando una nueva marca para estrenos.

Esta temporada 16 peloteros noveles ha visto acción en las mayores.

Talento palpable
Al iniciarse la temporada, República Dominicana encabezaba por décimo año consecutivo la lista de jugadores de Grandes Ligas nacidos fuera de Estados Unidos con 82, seguido de Venezuela con 65.

Pese a la escasez de academias en el país, la representación venezolana en el sistema de liga menor se ha triplicado, consolidándose como la segunda fuente de exportación para el mejor béisbol del mundo.

Dentro de poco podremos ver alineaciones con seis o siete venezolanos de forma regular, pues hay una cantera prometedora que espera dar el salto en los próximos años.

Aquí la representación criolla en el mejor béisbol del mundo.

  1. Adrianza Ehire (Gigantes de San Francisco)
  2. Aguilar Jesús (Indios de Cleveland)
  3. Altuve José (Astros de Houston)
  4. Álvarez Henderson (Marlins de Miami)
  5. Álvarez José (Angelinos de Anaheim)
  6. Amarista Alexi (Padres de San Diego)
  7. Andrus Elvis (Rangers de Texas)
  8. Araujo Elvis (Filis de Filadelfia)
  9. Arcia Oswaldo (Mellizos de Minnesota)
  10. Avilán Luis (Dodgers de Los Ángeles)
  11. Belisario Ronald (Rayas de Tampa Bay)
  12. Betancourt Rafael (Rockies de Colorado)
  13. Blanco Andrés Eloy (Filis de Filadelfia)
  14. Cabrera Asdrúbal (Rayas de Tampa Bay)
  15. Cabrera Miguel (Tigres de Detroit)
  16. Callaspo Alberto (Dodgers de Los Ángeles)
  17. Campos Leonel (Padres de San Diego)
  18. Carrasco Carlos (Indios de Cleveland)
  19. Carrera Ezequiel (Azulejos de Toronto)
  20. Chacín Jhoulys (Cascabeles de Arizona)
  21. Cervelli Francisco (Piratas de Pittsburgh)
  22. Chirinos Robinson (Rangers de Texas)
  23. Díaz Jairo (Rockies de Colorado)
  24. Doubront Félix (Atléticos de Oakland)
  25. Escobar Alcides (Reales de Kansas City)
  26. Escobar Eduardo (Mellizos de Minnesota)
  27. Flores Ramón (Yankees de Nueva York)
  28. Flores Wilmer (Mets de Nueva York)
  29. Galvis Freddy (Filis de Filadelfia)
  30. García Avisail (Medias Blancas de Chicago)
  31. Gómez Jeanmar (Filis de Filadelfia)
  32. González Carlos (Rockies de Colorado)
  33. González Marwin (Astros de Houston)
  34. Guerra Deolis (Piratas de Pittsburgh)
  35. Guerra Junior (Medias Blancas de Chicago)
  36. Guaipe Mayckol (Marineros de Seattle)
  37. Gutiérrez Franklin (Marineros de Seattle)
  38. Hernández César (Filis de Filadelfia)
  39. Hernández Gorkys (Piratas de Pittsburgh)
  40. Hernández Félix (Marineros de Seattle)
  41. Hernández Oscar (Cascabeles de Arizona)
  42. Herrera Jonathan (Cachorros de Chicago)
  43. Herrera Odúbel (Filis de Filadelfia)
  44. Ibarra Edgar (Angelinos de Anaheim)
  45. Inciarte Ender (Cascabeles de Arizona)
  46. Infante Omar (Reales de Kansas City)
  47. Jiménez César (Cerveceros de Milwaukee)
  48. León Sandy (Medias Rojas de Boston)
  49. Lobatón José (Nacionales de Washington)
  50. Machi Jean (Medias Rojas de Boston)
  51. Machado Dixón (Tigres de Detroit)
  52. Martínez Víctor (Tigres de Detroit)
  53. Medina Yoervis (Cachorros de Chicago)
  54. Montero Jesús (Marineros de Seattle)
  55. Montero Miguel (Cachorros de Chicago)
  56. Morales Franklin (Reales de Kansas City)
  57. Moreno Diego (Yankees de Nueva York)
  58. Mujica Edward (Atléticos de Oakland)
  59. Navarro Dioner (Azulejos de Toronto)
  60. Nesbitt Ángel (Tigres de Detroit)
  61. Odor Rougned (Rangers de Texas)
  62. Parra Gerardo (Orioles de Baltimore)
  63. Prado Martín (Marlins de Miami)
  64. Peralta David (Cascabeles de Arizona)
  65. Peraza José (Dodgers de Los Ángeles)
  66. Pérez Carlos (Angelinos de Anaheim)
  67. Pérez Hernán (Cerveceros de Milwaukee)
  68. Pérez Martín (Rangers de Texas)
  69. Pérez Salvador (Reales de Kansas City)
  70. Pérez Williams (Bravos de Atlanta)
  71. Petit Gregorio (Yankees de Nueva York)
  72. Petit Yusmeiro (Gigantes de San Francisco)
  73. Pino Yohan (Reales de Kansas City)
  74. Pírela José (Yankees de Nueva York)
  75. Ramos Wilson (Nacionales de Washington)
  76. Rivero Felipe (Nacionales de Washington)
  77. Rodríguez Eduardo (Medias Rojas de Boston)
  78. Rodríguez Francisco (Cerveceros de Milwaukee)
  79. Rojas Miguel (Marlins de Miami)
  80. Rondón Bruce (Tigres de Detroit)
  81. Rondón Héctor (Cachorros de Chicago)
  82. Rondón Jorge (Orioles de Baltimore)
  83. Sánchez Aníbal (Tigres de Detroit)
  84. Sánchez Carlos (Medias Blancas de Chicago)
  85. Sánchez Héctor (Gigantes de San Francisco)
  86. Sandoval Pablo (Medias Rojas de Boston)
  87. Sardiñas Luis (Cerveceros de Milwaukee)
  88. Socolovich Miguel (Cardenales de San Luis)
  89. Solarte Yangervis (Padres de San Diego)
  90. Sucre Jesús (Marineros de Seattle)
  91. Suárez Eugenio (Rojos de Cincinnati)
  92. Tábata José (Piratas de Pittsburgh)
  93. Télis Tomás (Marlins de Miami)
  94. Torres Alexander (Mets de Nueva York)
  95. Valbuena Luis (Astros de Houston)

En negrita debutantes


@beisboladentro

sábado, 22 de agosto de 2015

Agosto ha sido el mes fatídico para Félix Hernández




Tras ser vapuleado por los Medias Rojas de Boston con diez carreras en 2 1/3 entradas de actuación el pasado sábado, Félix Hernández salto al montículo la noche del viernes con el propósito de enmendar sus errores y darle a la afición un interesante duelo de pitcheo con Chris Sale, que lanzaba por los Medias Blancas de Chicago.

El resultado no fue lo que el criollo esperaba, ni muchos menos su equipo los Marineros de Seattle.

Félix Hernández perdió por segunda salida consecutiva, siendo la primera vez que ocurre esta temporada, y a diferencia de su salida anterior; el carabobeño permitió cuatro carreras y nueve hits en seis entradas de labor en la derrota de Seattle 11 a 2  ante los Medias Blancas.

Tras esta apertura la carrera por el premio Cy Young parece alejarse nuevamente al venezolano, que registra una efectividad de 8.18 y presenta marca de 2-2 en lo que va de agosto.

En las últimas tres temporadas, Hernández no ha podido exhibir su desempeño durante el octavo mes del año, sumando apenas cinco triunfos por ocho reveses en 15 salidas, dejando una escandalosa efectividad de 5.58.

Tras caer por segunda ocasión consecutiva esta temporada, Hernández ha calificado de vergonzoso la situación, alegando que sus pitcheos no han estado donde él ha querido.

Pese a comandar el renglón de triunfos en el joven circuito, la efectividad de Félix lo aleja de ser uno de los candidatos al premio Cy Young.

Actualmente exhibe 3.74 y la última vez que un lanzador ganó el Cy Young con una efectividad similar a la del criollo, fue LaMarr Hoyt, que lo hizo en 1983 con 3.66 de efectividad.

Antes de su salida del viernes, El Rey presentaba efectividad de 6.31 en 35.2 actos, con 52 hits, 25 carreras permitidas y seis bambinazos. Todas estas estadísticas son después de la pausa del Juego de Estrellas, donde Hernández ha sido otro lanzador distinto al de la primera mitad. A eso hay que sumar que tiene 0-7 en las aperturas que ha perdido este año con 11.23 de efectividad.

Ya de por sí es uno de los lanzadores con peor apoyo ofensivo, y ahora el descontrol que ha exhibido en sus últimas dos aperturas, prenden las alarmas de un posible agotamiento en su brazo.

Recordemos que Hernández jamás ha estado en lista de lesionados y ya cuenta con 2.219.2 entradas de actuación.

Por lo pronto, sus opciones de aspirar su segundo Cy Young se alejan tomando en cuenta que las estadísticas vitales como FIP, WHIP y average de los oponentes, cruciales para los votantes, tiene a Hernández alejado de esos departamentos.

Quedará por ver, si el criollo se reencuentra con los triunfos y evitar un descalabro mayor en el último mes de temporada.

El dato
La derrota del viernes fue la 100 en la carrera de Félix Hernández, siendo apenas el segundo lanzador en arribar a esa cifra. El líder de ese departamento es Freddy García que cayó en 108 juegos.

@beisboladentro

viernes, 21 de agosto de 2015

K-Rod recupera terreno perdido

Si hay alguien que jamás perdió la confianza en sí mismo es Francisco Rodríguez.

Después de perder su puesto de cerrador y servir como preparador durante dos temporadas y media, el venezolano se ha reencontrado con las mieles del éxito, convirtiéndose en el cerrador activo con más rescate en las mayores.

Con su salvado 30 ante los Cerveceros de Milwaukee el pasado miércoles, Rodríguez llegó a siete temporadas con 30 o más rescates, para ser el décimo quinto lanzador que lo consigue en las Grandes Ligas y llegó a 378 de por vida, superando a Joe Nathan, quedándose solo en el séptimo lugar de todos los tiempos.


Si sumamos los cinco rescates consecutivos que logró al final de la temporada 2014 y los 30 de esta temporada, tenemos que K-Rod no ha desperdiciado rescates en 35 oportunidades, constituyéndose en una nueva marca para el país.

La última vez que Rodríguez desperdició una oportunidad de salvar un encuentro fue el 27 de agosto de 2014.

Parte del éxito de Rodríguez esta temporada ha sido su maduración como jugador, ya no es aquel lanzador de 26 años que impuso la marca de 62 rescates en 2008, a base de rectas, ha utilizado diferentes lanzamientos y se ha ganado la confianza de Craig Counsell, mánager de los Cerveceros de Milwaukee.

Su actuación ha servido de bálsamo para unos Cerveceros que marchan últimos en su división y que se desprendieron de varias piezas durante la fecha límite de cambios.

Asimismo, el desempeño de Rodríguez le ha permitido recuperar terreno en cuanto a proyecciones se refiere.

La próxima meta del cerrojo venezolano son los 400 rescates. Cifra que logrará en 2016, para ese entonces, se ubicará sexto en la casilla de todos los tiempos y habrá dejado atrás a Dennis Eckersley, miembro del Salón de la Fama, que dejó 390 salvados.

Tiene 33 años y si continua exhibiendo el mismo nivel durante los próximos cinco años, se convertirá en el tercer lanzador en salvar 600 juegos, una cifra que lo colocaría a la par de Mariano Rivera (652) y Trevor Hoffman (601).

Todo dependerá de lo que Rodríguez haga en los siguientes años, por lo pronto, él es el referente entre los lanzadores activos del béisbol.

El dato
Francisco Rodríguez es uno de los cuatro lanzadores activos con 300 o más rescates en las mayores. Los otros son Joe Nathan (377), Jonathan Papelbon (345) y Huston Street (302).

@beisboladentro

domingo, 16 de agosto de 2015

Los riesgos al firmar un contrato


En noviembre de 2014, Giancarlo Stanton hizo historia al firmar el contrato más lucrativo para un deportista en los Estados Unidos, al asegurar 325 millones de dólares por 13 temporadas.

El contrato que entro en vigencia esta temporada, hace difícil medir si fue acertado o no el movimiento por parte de Jeffrey Loria, dueño de los Marlins de Miami, que quiso proteger a su mejor pelotero antes de que este entrara en la agencia libre.

Aún así, los números de Stanton esta campaña están muy distantes a los que cosecho en 2014, cuando finalizó segundo en la votación al MVP del viejo circuito; quizás las lesiones que padeció a comienzos de la zafra hayan incidido en sus registros, pero tampoco podemos obviar la pobre temporada que tienen los peces, quienes marchan con registro de 46-69 a dieciséis juegos y medio de los Mets de Nueva York.

Cada firma genera incertidumbre en las partes involucradas. La organización espera que su adquisición produzca de manera inmediata, mientras que el jugador ve recompensando su valor en el mercado.

Así es como yo veo este proceso, puede que me equivoque, de cualquier manera soy un simple espectador que relata una historia. Una historia que para muchos al momento de leer, me cataloguen de resentido, envidioso o un mánager de tribuna, como una vez me llamo Francisco Rodríguez, pero esa es otra anécdota que contaré en su momento.

Después de tener las mieles del éxito y ser venerado en los Gigantes de San Francisco, Pablo Sandoval, decidió romper lazos con el equipo de la bahía para probar su valor en la agencia libre. El resultado fue un jugoso contrato de 95 millones de dólares por cinco años con los Medias Rojas de Boston.

Pese a que San Francisco también taso similar a los patirrojos, Sandoval fue enfático al señalar que quería probar nuevos aires en su carrera, rompiendo todo afecto emocional con la organización de la bahía.

Confieso que fui uno de los detractores de esta firma.

En lo personal, Sandoval no representa el valor que Boston pago por sus servicios. La fama de Sandoval ha sido cimentada por su actuación en postemporada y no por los registros ofensivos que ha cosechado en sus siete años como jugador.
Los peores contratos en MLB. Fuente ESPNDEPORTES

Desde su debut en 2008, el carabobeño no ha tenido una temporada de 30 o más jonrones y 100 o más remolcadas. Su mejor año fue en 2009, cuando dejó promedio de 330, 25 jonrones y 90 remolcadas – todas cifras topes en su carrera -, desde entonces, no ha vuelto a experimentar una ofensiva similar.

Algunos afirman que sus problemas con el sobrepeso han influido en su desempeño como jugador, siendo sometido a programas de adelgazamiento por parte de la organización de San Francisco.

Boston a sabiendas de este historial decidió arriesgarse y firmó a Sandoval, convencidos de que sería la cara del equipo una vez David Ortiz decidiera retirarse del béisbol.

Cuando resta mes y medio de temporada regular, los cronistas de Boston han tildado el movimiento de Sandoval como el mayor fracaso del equipo.

A estas alturas Boston esperaba del venezolano un poco más de 20 cuadrangulares y 70 o más remolcadas, pero la verdad es que Sandoval apenas tiene nueve vuelacercas y 38 producidas con un anímico promedio de 257, muy distante al 290 que exhibe como promedio vitalicio.

Su juego ha sido blanco de críticas por los medios de la ciudad y por una afición que es conocida como de las más exigentes. Incluso, sus problemas de peso han vuelto a ser noticia, especulándose que podría ser movido a la primera base la próxima temporada.

Pese a no prestar atención a las críticas, Sandoval ha estado demostrando que puede ser ese pelotero que tanto urgía a los Medias Rojas, ha tenido sus jornadas productivas y ha hecho ajustes para levantar su ofensiva, ya no es un bateador ambidiestro, desde el segundo mes ha comenzado a batear a lo zurdo, después de tener solo dos hits en 41 turnos a lo derecho, pero aún así sigue siendo blanco de ataques.

Una temporada no mide el valor real de un jugador, ya lo hemos explicado con Stanton, queda ver si Sandoval hace los ajustes necesarios para resarcirse en los siguientes años.

Poco importa los tres anillos de Serie Mundial conseguido por Sandoval o su MVP en estos eventos. Muchos han afirmado que Sandoval ha sido el pelotero venezolano de mayor proyección entre los debutantes de 2008, yo difiero de ellos por los argumentos ya expuestos en este artículo, si me preguntan por el venezolano de mejor proyección entre los que debutaron en 2008, diría que es Carlos González, que ha conquistado un título de bateo, tres guantes de oro, un bate de plata y dos Juegos de Estrellas.

Habrá personas que al momento de leer esto compararán los números de ambos peloteros y encontrarán similitudes, pero a favor del zuliano está el haber sido víctima de lesiones durante su carrera, algo que Sandoval no ha tenido.

Si me preguntan cuál hubiera sido el valor de Sandoval, yo diría cuatro años y 80 millones.

Esto es simplemente una opinión mía, no sé qué piensan ustedes.

El dato
Pablo Sandoval llegó esta semana a 500 remolcadas en su carrera para ser el vigésimo segundo criollo en llegar a esa cifra. El líder entre los venezolanos es Andrés Galarraga con 1.425.
@beisboladentro

jueves, 13 de agosto de 2015

Cabrera y el 4to título de bateo


Después de dos temporadas consecutivas en las que Miguel Cabrera jugó con lesiones para ayudar a su equipo a llegar a la postemporada, los Tigres de Detroit se aprestan a recibir a su máximo referente este viernes, tras haber estado por primera vez en su carrera en la lista de lesionados.

Cabrera quien sufrió un tirón en la pantorrilla izquierda el pasado 4 de julio que le hizo perderse el Juego de Estrellas, buscará ser la nueva bocanada de aire para unos felinos que pese a desprenderse de varias figuras, aún acaricia remotas posibilidades de alcanzar la postemporada.
Cabrera buscará revivir aquella gesta que hizo Galarraga
en 1993 cuando conquistó su único título de bateo

Pero el regreso de Cabrera no solo es esperado por los Tigres que han ganado cinco de sus últimos diez encuentros; el aragüeño buscará retomar su carrera por su cuarta corona de bateo, que como recordarán al momento de su lesión, lideraba el joven circuito con 350 de promedio.

De acuerdo al mánager de los felinos, Brad Ausmus, Cabrera estará activado para la serie que iniciará Detroit ante los Astros de Houston, en la que el venezolano será designado a fin de no sobreponerlo a un desgaste en su pantorilla recuperada.

Su ausencia por casi mes y medio le impide a esta altura tener los turnos necesarios para optar al título, pero su regreso, revive sus posibilidades de pelear por él.

En este instante tiene 333 apariciones legales con los Tigres y para calificar a la corona de bateo se requiere por lo menos, 502 apariciones, repartidos en 162 juegos. De reaparecer el venezolano, tendrá 47 encuentros para acumular los 169 turnos que le hacen falta.

Pero, no todo pasa por tener las apariciones reglamentarias. Cabrera deberá demostrar que su producción ofensiva se mantiene intacta, tras haber estado fuera de los terrenos durante un mes, y evitar que su promedio decaiga. Actualmente el liderato de bateo de la Americana se mantiene en una lucha cerrada de Prince Fielder (327), Jason Kipnis (326) y Nelson Cruz (324).

A diferencia del trío mencionado, ya Cabrera sabe lo que es un título de bateo, pues consiguió tres entre 2011 y 2013.

Cabrera vivirá un episodio similar al que tuvo Andrés Galarraga en 1993 cuando conquistó su único título de bateo.

Esa temporada el caraqueño ficha de los debutantes Rockies de Colorado estuvo fuera de los diamantes por casi dos meses y cuando volvió a finales de agosto, tuvo que remontar una diferencia de casi doscientos turnos para vencer en la última semana de temporada a Tony Gwynn.

De conseguir su cuarta corona de bateo, Cabrera se convertirá en el sexto bateador de la Liga Americana en sumar cuatro o más coronas en sus vitrinas. La lista la encabeza: Ty Cobb (12), Rod Carew (7), Ted Williams (6), Wade Boggs (5) y Harry Heilmann (4).

Peligra su cadena de 100 o más remolcadas
Mientras la travesía del aragüeño se presta a dar inicio, otro hito que pudiera verse afectado a causa de la lesión, es su seguidilla de temporadas consecutivas remolcando cien o más carreras.

Desde el 2004, cuando vestía el uniforme de los Marlins de Florida, Cabrera ha coleccionado sin interrupción cien o más carreras, incluyendo los lideratos en 2010 (126) y 2012 (139), siendo esta última parte de la triple corona que se adjudicó.

Al momento de lesionarse tenía 54 carreras en su haber, por lo que de no conseguir las cien fletadas, quedaría corto del récord de 13 campañas al hilo con al menos cien remolcadas, que comparten Lou Gehrig, Jimmie Foxx y Álex Rodríguez.

El dato
En sus primeros 77 encuentros con Detroit esta temporada, Cabrera promedió 4.3 apariciones por partido. De mantener ese ritmo podría terminar la campaña con 535 apariciones legales. En caso de que solo acumule tres por juego, estaría finalizando con 474, por lo que le serían sumado los boletos y elevados de sacrificio para constatar si su promedio continúa siendo el más elevado de las mayores.

@beisboladentro

Melvin Mora: El inmortal

Melvin Mora hará historia este viernes cuando sea exaltado al Salón de la Fama de los Orioles de Baltimore, junto a los jardineros John Lowenstein y Gary Roenicke. Nunca fue considerado un prospecto, deambulo por diferentes ligas del mundo y, cuando creyó que todo estaba terminado su sueño llegó a los 27 años, cuando se hizo grandeliga con los Mets de Nueva York.

Desde entonces, el nativo de Aguas Negras, en el estado Yaracuy, trabajo con ahincó para que su sueño nunca terminará.

Con una carrera de trece temporadas en el mejor béisbol del mundo, Mora verá recompensado su esfuerzo con la exaltación al Salón de la Fama de los oropéndolas, equipo al que defendió durante diez campañas, ubicándose entre los mejores toleteros de la historia.
Mora venció barreras y a partir de este viernes tendrá
un merecido reconocimiento por parte de Baltimore

Figura octavo en el departamento de dobles (252) y carreras remolcadas (662), es décimo en jonrones (158), carreras anotadas (709) y bases alcanzadas (2.073). Además, solo Brooks Robinson jugó más encuentros que él en la antesala.

Mora, que llegó a Baltimore a mitad de la campaña de 2000, fue el sustituto de Cal Ripken Jr cuando este se retiro en 2001, siendo uno de los referentes ofensivos del club. Su mejor temporada fue en 2004, cuando estableció el récord de average en una temporada para un jugador de la novena con 340. Además ese año estableció topes personales en vuelacercas (27) y remolcadas (104).

Fue electo a dos Juegos de Estrellas, ganó un bate de plata y en dos ocasiones fue distinguido como el jugador del mes de la Liga Americana.

Mora se unirá a Luis Aparicio, que también fue reconocido por la organización oropéndola. Aparicio es el único criollo en ser exaltado en dos organizaciones de las Grandes Ligas, pues los Medias Blancas de Chicago, lo incluyeron en su pabellón.

Otros venezolanos que han sido exaltados por sus organizaciones son David Concepción (Rojos de Cincinnati), Andrés Galarraga (Rockies de Colorado) y Omar Vizquel (Indios de Cleveland).

Con este reconocimiento, Mora también espera sumar algunos votos cuando su nombre figure junto a Magglio Ordoñez y Carlos Guillén, en las boletas de la Asociación de Escritores de Béisbol de Estados Unidos, para elegir a los nuevos miembros del Salón de la Fama de Cooperstown en 2017.

Ese año las boletas tendrán a varios latinoamericanos por primera vez buscando su entronización, siendo estos Iván Rodríguez, Vladimir Guerrero y Manny Ramírez, aunque este último es posible que sea ignorado por su vinculación a los esteroides.

El dato

Mora fue elegido por el voto de los miembros de los medios de comunicación, los dirigentes del club y los abogados de los Orioles. Lowenstein y Roenicke fueron seleccionados por el comité de veteranos.


@beisboladentro

sábado, 8 de agosto de 2015

Inconsistencia defensiva


Los Medias Rojas de Boston han vivido una temporada 2015 muy compleja. Con registro de 49-61, marchan últimos en la división Este de la Liga Americana; pese a las adquisiciones realizadas durante el invierno, las probabilidades de asistir a la postemporada no son halagadoras, de acuerdo al portal Baseball Prospectus, los patirojos tienen un 0% de asistir a la fiesta de octubre.

Para colmo de males, sus rivales de división aprovecharon la jornada de cambios para corregir las fallas que presentaban en la campaña, luciendo blindados para lo que resta de temporada.

De allí a que Boston comience a solapar la posibilidad de armarse nuevamente para el 2016, ya salieron de Mike Napoli, en un indicio claro de reestructuración. Quizás este no sea el único movimiento que realice el gerente general Ben Cherington y el mánager John Farrell, quienes se han mostrado preocupados por la inconsistencia defensiva de su equipo, exhibiendo un promedio de 984 de fildeo pero un -22 de carreras permitidas por juego – el tercer peor promedio entre los equipos de la Americana -.
Tanto Ramírez como Sandoval han quedado en deuda tras
llegar a Boston esta temporada con sendos contratos

Ante esta situación es probable que en las próximas semanas comiencen a verse algunos cambios en la defensa patiroja.

Los dos agentes libres de lujo que firmó Boston durante el receso de temporada – Pablo Sandoval y Hanley Ramírez – han sido inconsistentes a la defensa este año. El primero con su sobrepeso en la tercera almohadilla y el segundo porque está jugando el jardín izquierdo por primera vez en su carrera.

Para Ramírez la transición ha sido un dolor de cabeza, no ha tenido una lectura de los batazos y en varias ocasiones ha lucido desorientado en un parque poco amigable como el Fenway Park y su voluminoso monstruo verde, mientras que Sandoval ha tenido dificultades en la esquina caliente, pese a ser una posición que dómino durante años.

Uno de los dos podría trasladarse a la primera base.

La pregunta es quien aceptará ser mudado de posición.

“Hemos hablado acerca de la defensa porque se trata de algo que debemos mejorar de aquí a abril. Por lo tanto, hemos hablado de lo que podemos hacer durante los próximos dos meses para encaminarnos”, dijo Cherington. “Creo que estamos enfocados en ayudar a los muchachos a mejorar en los puestos en los que se encuentran para que puedan demostrarnos de lo que sean capaces y para nosotros determinar su potencial y usar dicha información durante la temporada muerta para tomar decisiones informadas. De eso se trata, más que de cambiar de posiciones”.

Por lo pronto, Cherington da la impresión de no querer cambiar de posición a Sandoval tan pronto, pese a que tiene cierta experiencia en esa posición ya que jugó en Venezuela y lo hizo en sus primeros años con los Gigantes de San Francisco.

Los entendidos han señalado que el venezolano pudiera culminar su carrera en esa posición, pero dado sus problemas de sobrepeso que han generado comentarios negativos de su juego, es probable que esa transición este latente en la mente de Cherington y Farrell. Incluso han asomado la posibilidad de que este sea el bateador designado del equipo cuando David Ortiz decida retirarse.

Con el historial de Sandoval, Boston corrió el riesgo y lo firmó por cinco años.

Pese a todo, Sandoval ha trabajado fuerte y ha puesto de su parte para acallar a esos detractores, demostrando que es un antesalista y un cambio de posición pudiera bajar su estatus si este decidiera salirse de su contrato y buscar nuevos aires.

En cuanto a Ramírez, su bate ha sido siempre su carta de presentación.

Si bien esta temporada no ha sido la esperada para alguien de sus características, el estar jugando en una posición ajena pudiera estar afectando su mecánica de juego. Exhibe promedio de embasado de 302, la cifra más baja en su carrera.

Con Boston fuera de carrera, Cherington y Farrell comienzan a armar el rompecabezas que se está ejecutando, está claro que el punto débil es la parte izquierda del campo y ambos jugadores pudieran verse envueltos en esos planes. Uno de ellos será el nuevo inicialista de Boston para 2016, pero que sucederá con el otro.

Un dolor nada agradable sin duda.


@beisboladentro 

Yankees apuestan a futuro con Severino


Con 21 años de edad, Luis Severino se apresta a convertirse en la nueva esperanza de los Yankees de Nueva York para los próximos años
.
Su nombre fue una constante de cambios mientras se acentuaba el mes de julio, pero la gerencia del Bronx fue enfática al señalar que el dominicano es inamovible en estos momentos. Es la apuesta a corto plazo para Nueva York, urgida de un rostro nuevo desde que Derek Jeter colgó los guantes el año pasado.

Tras su debut el pasado miércoles ante los Medias Rojas de Boston, Severino dio muestras de las proyecciones que se tejieron sobre él. Demostró porque es considerado el mejor prospecto de la organización, pese a salir derrotado tras cinco sólidas entradas en las que permitió dos hits, dos carreras – una limpia – y recetar siete abanicados.

Él representa una sangre nueva que viene emergiendo del sistema de ligas menores, que ha sido golpeado en los últimos años por los movimientos que ha hecho la gerencia. Severino busca iniciar el camino de nuevas promesas que una vez comenzaron Jeter, Jorge Posada, Mariano Rivera y Andy Pettitte, que le brindó grandes satisfacciones a la organización a finales de los años noventa y comienzos de la siguiente década.
Severino representa el futuro de la organización

Su arribo a la rotación abridora de los Yankees da aires de esperanzas a un cuerpo de lanzadores que ha afrontado muchos inconvenientes esta temporada: C.C. Sabathia ha perdido la velocidad en sus envíos y ya no luce como el as de la rotación, Masahiro Tanaka ha sido una bomba de tiempo tras las incertidumbre en su brazo de lanzar, Nathan Eovaldi no ha respondido a las expectativas, mientras que Iván Nova y Michael Pineda han estado más en lista de lesionados que en juego.

Brian Cashman, gerente general de la organización, hombre que ha estado acostumbrado a sacrificar talento joven por título, ha cambiado su filosofía de juego y ha apostado por la juventud que se viene abriendo camino en el sistema de ligas menores, junto a Severino, los Yankees han manifestado que Aaron Judge, Greg Bird y Jorge Mateo, son piezas para una futura reestructuración del club.

Y así fue, Cashman no cambio a ninguna de sus joyas por pitcheo durante la etapa de cambios, y vaya que no fue fácil dejar pasar nombres como  David Price, Cole Hamels, Johnny Cueto, Craig Kimbrel y Aroldis Chapman.

Llego la hora de volver a apostar por sangre joven, la edad promedio del plantel de los Yankees es de 29,5 años, la quinta más vieja entre los 30 equipos de las mayores, por lo que la oportunidad de Severino es una apuesta grande tomando en cuenta que Nueva York está al frente de su división tres juegos y medio por encima de los peligrosos Azulejos de Toronto.

Parte de ese primer lugar ha recaído en el resurgimiento de los bates de Alex Rodríguez, Brian McCann y Mark Teixeira, además del bullpen liderado por Dellín Betances y Andrew Miller, quienes se han combinado para ceder la ventaja en dos de las 54 ocasiones que Nueva York ha tomado la delantera en el séptimo episodio y están 58-0 luego del octavo capítulo.
Los próximos dos meses serán decisivos para los Yankees y su cuerpo de abridores.

Pineda estará fuera durante todo agosto por dolencias en el antebrazo derecho. Los codos de Tanaka y Nova están en constante observación. Eovaldi y Sabathia presentan efectividad de 4.30 y 5.34 respectivamente, de allí a que Joe Girardi, manager del club ubique a Severino como ese complemento para paliar el mal momento que vive sus abridores.

En muchas ocasiones hemos sido testigo del impacto que un pelotero puede tener en el buen desempeño de su club, Severino se presenta como esa apuesta, y Nueva York está urgido de ello tras dos años sin asistir a la postemporada. Por lo pronto él lo considera así tras declarar a los medios después de su debut en las mayores.

“Claro que puedo, la siguiente apertura será mi primera victoria, Dios mediante”.

Por lo pronto, Nueva York sigue engranando sus piezas, ante la crecida de unos Azulejos de Toronto que han revitalizado sus esperanzas tras las adquisiciones de Troy Tulowitzki y David Price.

El dato
Con una recta medida en 98 mph, Severino es el lanzador más joven en debutar en las mayores esta temporada, además de ser el primer lanzador en la historia de la Liga Americana que permitió no más de dos hits con siete ponches y sin bases por bola en su estreno.

@beisboladentro