viernes, 30 de octubre de 2015

Adonis García aporta su experiencia a favor del Magallanes


Adonis García llegó y de inmediato se uniformó en espera de que el mánager Carlos García decida alinearlo y que comience a producir en benefició de la nave.

El antillano que participará en su cuarta campaña en la LVBP, vendrá con el aliciente de haberse estrenado este año en las Grandes Ligas, gracias a la oportunidad que los Bravos de Atlanta, le brindaron en los dos últimos meses de temporada regular.

García no era muy conocido en el mundo de las Grandes Ligas antes del 2015. Se unió a la organización de Atlanta al final de los entrenamientos luego de varias temporadas con Ciego de Ávila, la selección nacional de su país y el sistema de los Yankees.

Fredi González, mánager de los Bravos y antillano como García, aprovecho las virtudes del jugador de 30 años, que en 58 compromisos promedio 277 con 10 jonrones y 26 producidas. Vio acción en 42 cotejos en la antesala y 10 en los jardines.

García rápidamente se hizo de un lugar en la alineación diaria de los Tomahawk, después de conseguir cuatro vuelacercas en 50 turnos, con un slugging de 520,  siendo pieza vital en algunos triunfos de los Bravos.

Si bien dejó grata impresión en la organización, García no se duerme y su venida a los Navegantes será vital en sus aspiraciones de consolidarse en el mejor béisbol del mundo.

Actualmente Magallanes ocupa la sexta plaza en la tabla de posiciones con registro de 9-9 a dos juegos y medio del primer puesto que ocupan los Leones del Caracas. En sus últimos diez cotejos, la nave presenta record de 5-5, dejando al descubierto varios problemas entre los jugadores (cruce de palabras entre Carlos García y Ronny Cedeño), amén de los problemas defensivos.

Con un sistema de punto que está pronto a concluir en su primera etapa, el aporte de García será vital en que Magallanes ocupe los primeros puestos de la tabla.

El año pasado García promedio 313 con siete vuelacercas y 41 producidas, siendo su mejor campaña en el país, obteniendo el Guante de Oro, como el mejor antesalista del campeonato, y tomando algunos votos para el premio al Jugador Más Valioso.

Su promedio vitalicio es de 307 con 21 jonrones y 107 producidas.

Con su venia como ligamayorista, el cubano solo espera hacer su trabajo y demostrar que con 30 años puede asumir la regularidad en las Grandes Ligas.


@beisboladentro

La crisis hace mella en los Bravos de Margarita





La mala racha sigue para los Bravos de Margarita; trece derrotas de manera consecutiva en los primeros 18 partidos, representan un mal augurio para el equipo insular, tomando en cuenta que el sistema de puntuación que se implementa este año en la LVBP, culminará su primera vuelta en dos semanas y media.

Henry Blanco ya tomó el control del equipo el pasado miércoles, después de culminar su participación con los Cachorros de Chicago, en espera de hacer los ajustes necesarios y poder meter al club en la pelea y poder clasificar a la postemporada.

Margarita inicio la temporada con marca de 3-2, pero desde finales de la segunda semana de campeonato, el equipo cayó en un slump colectivo que le ha sumado las trece derrotas en fila – racha que se rompió al ganar el primer juego de la doble cartelera de este viernes-, comprometiendo sus aspiraciones de jugar en enero.

La tarea de Blanco no será nada sencilla, los Bravos exhiben el peor promedio colectivo de la liga con 237, su efectividad de 4.16, es la séptima más alta solo superada por los Navegantes del Magallanes y sus 51 carreras anotadas, también los ubican en el penúltimo lugar de ese departamento.

En declaraciones a la web del equipo, Blanco afirmó que los Bravos no son la única divisa que han atravesado estos problemas y han podido superar sus adversidades, por lo que confía en el despertar de sus dirigidos y de las próximas incorporaciones que le cambiarán el rostro al club.

“No es, ni será, la primera vez que un equipo pasa por esto”… “Estoy seguro que con los días las cosas van a mejorar. Hay aspectos que destacar, como el talento que tienen los jugadores. Hay presión porque no se han conseguido los resultados, estamos buscando la fórmula para comenzar a ganar los encuentros”.

Las palabras de Blanco, son un claro reflejo del trabajo arduo que  la gerencia insular ha venido haciendo en las últimas dos campañas, debido al vertiginoso ascenso de varias figuras jóvenes que se han posicionando en las diferentes organizaciones de las Grandes Ligas.

Elías Díaz es una muestra de ello, el careta se estrenó este año en las mayores, y es parte de ese grupo que viene emergiendo y que ha recibido la oportunidad de ser regular en una liga muy competitiva.

Quizás esa apuesta no haya podido rendir los frutos deseados, ni siquiera el aporte de los veteranos Luis Maza, Luis Jiménez y Eliécer Alfonzo ha servido para que Bravos salga de la racha adversa en que se encuentran sumergidos.

Muy contrario al desempeño que está haciendo la sucursal del equipo de la Liga de Desarrollo, donde marchan segundos en la división C.

Eso habla del futuro prometedor de la franquicia, algo que Blanco espera cambiar después de haber trabajado este año con los Cachorros como Quality Control Coach, y compartir con Joe Maddon, considerado como uno de los mejores mánager de las Grandes Ligas en la actualidad.

Para el otrora receptor, los Bravos son un reflejo de los Cachorros de esta temporada, debido al talento joven que había en el dogout y que les permitió llegar a disputar la final de la Liga Nacional.

“Más o menos lo que se tiene aquí en Margarita, un equipo joven, con un talento en potencia. Quiero implementar un poco de lo que aprendí en este equipo”, exclamó el mánager que está por segundo año al frente de los Bravos.


@beisboladentro

domingo, 25 de octubre de 2015

Reales vs Mets, más que una Serie Mundial


Ya todo está listo para que este martes se dé inicio a la Serie Mundial entre los Mets de Nueva York y los Reales de Kansas City.

Será una serie inédita entre ambos conjuntos, que tienen enfrentamientos en juegos interligas, siendo los Reales quienes dominan la serie 5 a 4.

El camino a octubre para las dos divisas estuvo marcado por distintas etapas.

Los metropolitanos basarán sus esperanzas en sus abridores Matt Harvey, Jacob deGrom, Noah Syndergaard y Steven Matz, quienes dejaron 2.16 de efectividad ante los Cachorros de Chicago en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional; así como la ofensiva de David Murphy, que fue seleccionado como el MVP de la serie, tras promediar 529 con cuatro jonrones y seis producidas.

Por su parte, Kansas City tendrá la experiencia adquirida el año pasado, después de haber caído en siete juegos ante los Gigantes de San Francisco, e intentarán frenar a unos inspirados Mets, con la misma fórmula que usaron para neutralizar a los bates de los Azulejos de Toronto, en la Serie de Campeonato de la Americana: buena defensa, excelente corrido de base y un cuerpo de relevo que es el mejor de todo el béisbol.

La serie será además la primera que incluye a dos equipos que fueron parte del proceso de expansión a partir de 1960.

Los increíbles Mets
Será la quinta participación para los Mets en una Serie Mundial, se llevaron los máximos honores en 1969 y 1986, mientras fueron subcampeones en 1973 y 2000.

Ambos campeonatos están llenos de historia, pero muchos califican la hazaña de 1969 como la mejor.

Los Mets llegaron a las mayores en 1962, y en su séptima campaña consiguieron su primer campeonato mundial, cuando comandaron la recién creada División Este de la Liga Nacional, el equipo que dirigía Gil Hodges, recibió el apodo “The Amazing Mets”, debido a su historial de equipo sotanero en el viejo circuito, incluyendo cinco campañas con más de cien derrotas.

Para la temporada del 69, los Mets superaron muchas adversidades en los dos primeros meses de temporadas para desbancar a los Cachorros de Chicago, quienes habrían sufrido un colapso al final de la temporada. Con registro de 100-62, Hodges, tenía en su mando a un grupo de noveles figuras, siendo el pitcheo el corazón del club.

Tom Seaver, Tug McGraw, Jerry Koosman y el recluta del grupo, Nolan Ryan, eran los integrantes del cuerpo de abridores; mientras que la ofensiva no tenía grandes estrellas en su haber con Jerry Grote (catcher), Ed Kranepool (primera base), Ken Boswell (segunda base), Wayne Garrett (tercera base), Bud Harrelson (shortstop), Cleon Jones (left), Tommy Agee (center) y Ron Swoboda (center).

Este equipo barrió a los Bravos de Atlanta en tres compromisos para luego enfrentar a los Orioles de Baltimore, a quienes despacharon en cinco compromisos en la Serie Mundial.

Murphy espera seguir encendido en la Serie Mundial y
darle el tercer título en la historia a los Mets
46 años después, el equipo que asistirá al Clásico de Octubre, tiene cierta similitud a esos integrantes.

La rotación esta comandada por jóvenes con un futuro prometedor como Harvey, deGrom, Syndergaard y Matz. Además de Jon Niese, Dillon Gee y Bartolo Colón, que fungieron como abridores durante gran parte de la temporada y que ahora serán piezas del bullpen donde Jeurys Familia será el cerrador.

Su ofensiva presenta nombres con amplio recorrido y otros que representan el futuro: David Wright (3B), Curtis Granderson (RF), Daniel Murphy (2B) y Yoenis Céspedes (CF), son los rostros veteranos; mientras que Michael Conforto (LF), Wilmer Flores (SS), Lucas Duda (1B) y Travis d´Arnaud (C), representan el éxito a corto plazo.

Terry Collins dirigió con mucha astucia  a estos milagrosos Mets, que contra todos los pronósticos dejaron en el camino a los favoritos Nacionales de Washington, quienes estaban llamados a estar disputando la Serie Mundial, y a unos Cachorros que lucían con grandes aspiraciones.

Entretanto, Sandy Alderson, confeccionó un club para mantener ese primer lugar, después de arrancar la temporada con marca de 12-3, incluyendo once victorias en fila con lo que igualaron una marca que habían conseguido en 1990, Alderson sumó durante la temporada los nombres de Yoenis Céspedes, Tyler Clippard, Eric O´Flaherty, Juan Uribe y Kelly Johnson, para evitar cualquier eventualidad.

Un equipo que está bien confeccionado y que busca alcanzar su tercer gallardete, el primero desde 1986.

Monarcas al acecho
Ok, los Mets lucen blindados, pero que dicen de los Reales de Kansas City.

Los monarcas perdieron la Serie Mundial el año pasado ante los Gigantes de San Francisco en siete compromisos. No ganan una corona desde 1985, y buscarán en su cuarta comparecencia su segundo título en su historia.

No tienen el poder como su principal atributo, pero cuentan con bateadores probados que hicieron estragos a los Azulejos de Toronto, en la Serie de Campeonato de la Liga Americana. Lorenzo Cain, Erik Hosmer, Alex Gordon, Salvador Pérez y Alcides Escobar, este último nombrado MVP de la serie, después de ligar para 478 de average, con cinco remolcadas, seis anotadas y dos dobles.

El nativo de La Guaira se convirtió en el primer abridor de un lineup en dar de hit en cada primer turno de los primeros cuatro juegos de una serie de playoff. Mantiene una cadena de 10 encuentros de postemporada con al menos un indiscutible, igualando lo conseguido por Dustin Pedroia en postemporada; Escobar ahora irá por la marca que consiguió Pablo Sandoval para jugadores venezolanos con 14 hits entre 2012 y 2014.

De hecho Escobar y Cain, son los últimos jugadores de Kansas City en ser nombrados MVP en Series de Campeonatos que no formaron parte de las granjas del club. Ambos llegaron en 2010, procedentes de los Cerveceros de Milwaukee por Zack Greinke, año en que la gerencia del club, comenzó a gestar un proyecto que el año pasado comenzó a mostrar sus frutos.

Con una plantilla casi intacta, Kansas City comando de principio a fin la División Central de la Americana, por encima de los favoritos Tigres de Detroit. Ned Yost, mánager del conjunto, supo hacer los movimientos necesarios para darle oportunidad de juego a sus muchachos, que colectivamente fueron segundos en promedio y en hits en el joven circuito.
Alcides buscará unirse a Aparicio, Concepción y González
como el cuarto siore venezolano en ser campeón de Serie Mundial

Dayton Moore, gerente general, tampoco se durmió y a sabiendas del talento palpable de su club, sumo los nombres de Jonny Gomes, Ben Zobrist, Jason Frasor, Joe Blanton y Johnny Cueto, quienes se unieron a los adquiridos en la temporada muerta Kendrys Morales, Alex Ríos y Franklin Morales, dando un rostro competitivo a unos Reales que lucen cómodos por los próximos cinco años a ese nivel.

La experiencia adquirida en la Serie Mundial el año pasado será determinante para este grupo, ya que por el bando de los Mets, será la primera asistencia para sus integrantes a excepción de Curtis Granderson y Juan Uribe, quienes ya saben que es estar allí.

La mesa está servida, quien ganará, a partir de este martes comienza a despejarse las dudas.

De interés…
  • Alcides Escobar es el cuarto venezolano en ser distinguido con el MVP en una Serie de Campeonato. Se une a Jesús Marcano Trillo (Filadelfia, 1980), Eduardo Pérez (Atlanta, 1999) y Marco Scutaro (San Francisco, 2012). Es el segundo campocorto que logra la distinción desde Ozzie Smith, que lo hizo en 1985 con los Cardenales de San Luis.
  • De igual modo, Escobar se convierte en el segundo campocorto venezolano en disputar una Serie Mundial en años consecutivos. Elvis Andrus fue el primero en hacerlo con los Rangers de Texas.
  • Tres equipos han ganado el título de la Liga Americana de manera seguida en este siglo: Yankees de Nueva York (2000-2001), Rangers de Texas (2010-2011) y Reales de Kansas City (2014-2015).
  • Dos campocortos venezolanos serán titulares en la Serie Mundial, hecho inédito. Alcides Escobar por Kansas City y Wilmer Flores por los Mets de Nueva York. Uno de ellos será el cuarto campocorto en obtener una Serie Mundial, uniéndose a Luis Aparicio, David Concepción y Alex González.
  • 11 imparables sumó Alcides Escobar en la Serie de Campeonato, la mayor cantidad para un torpedero.
  • En 1986, los Mets iniciaron la temporada con marca de 13-3 y se llevaron la Serie Mundial a expensas de los Medias Rojas de Boston. Esta temporada arrancaron con marca de 12-3 y disputaran el Clásico de Octubre.
  • Solo siete equipos en las mayores se titularon campeones al año siguiente de perder la Serie Mundial, el último en hacerlo fue los Atléticos de Oakland en 1989. Kansas City buscará ser el octavo conjunto.
  • Cuatro venezolanos serán parte de la edición de 2015: Alcides Escobar, Salvador Pérez y Franklin Morales por Kansas City, mientras que Wilmer Flores lo hará por los Mets. Omar Infante quedó fuera del roster de los monarcas por lesión; por su parte Alex Torres, quien inicio la campaña con los metropolitanos y fuera bajado a ligas menores, recibirá su anillo de campeón si los Mets se titulan. El récord de más venezolanos en Serie Mundial es de nueve en la edición de 2012.
  • La última vez que Kansas City se titulo fue en 1985, mientras que los Mets lo hicieron en 1986.
  • Gigantes de San Francisco y Cardenales de San Luis habían sido los representantes de la Liga Nacional en la Serie Mundial desde 2010. San Francisco ganó tres (2010,12 y 14), mientras San Luis lo hizo en 2011 y perdieron la edición de 2013 ante Medias Rojas de Boston.


@beisboladentro

lunes, 19 de octubre de 2015

Nueva camada de campocortos se exhibe en la LVBP


Pocas veces la LVBP puede presumir de tener en acción al mejor prospecto de una organización. Las trabas que imponen los equipos de Grandes Ligas, hacen imposible que la afición venezolana pueda deleitarse con estas joyas en su etapa de desarrollo.

Poco pudo mostrar Félix Hernández con los Cardenales de Lara, ni hablar de Jesús Montero con los Navegantes del Magallanes; o Adonis Cardona que las lesiones han impedido verlo lanzar con los Tiburones de La Guaira.

Víctor Sánchez pudo dar destellos con los Leones del Caracas el año pasado, pero su repentino fallecimiento, dejó a la pelota huérfana de ver su potencial totalmente desarrollado.

Para conocer al último prospecto A-1 que actuó en el país, tendríamos que remontarnos a finales de la década de los noventa y encontrar el nombre de Alex Escobar con los Tiburones de La Guaira.

El jardinero fue una de las gemas más preciadas de los Mets de Nueva York, equipo con el que debutó en la temporada 2001, y que lo incluyó en el cambio que trajo a Roberto Alomar a la Gran Manzana desde los Indios de Cleveland.

La estadía de Escobar en el mejor béisbol del mundo fue de cinco temporadas, en parte por las constantes lesiones que padeció durante su carrera, perdiendo ese estatus que lo tenía catapultado como una de las futuras estrellas de nuestra pelota.

Esta temporada, una nueva estrella comienza a despuntar en el radar de los Atléticos de Oakland, tal ha sido su desarrollo que la organización no puso reparos en que actuarán en el país, su nombre: Franklin Barreto.

El caraqueño se estrenó esta temporada con las Águilas del Zulia, tras llegar por medio de un canje que llevó al grandeliga Hernán Pérez a los Tigres de Aragua.

Con 19 años, Barreto espera continuar sus progresos en el país, ya que su nombre suena como una fija para el próximo año, tomando en cuenta que el siore regular de los Atléticos, Marcus Siemen, cometió más de 30 errores en la temporada que finalizó hace dos semanas.

Tras haberse estrenado con el uniforme naranja, Barreto agradeció a las Águilas por la oportunidad brindada. “El año pasado los Tigres me iban a dar la oportunidad de jugar, pero recibí una llamada desde Estados Unidos sugiriendo que descansará, por lo que no pude jugar en el país”.

Barreto fue uno de los peloteros involucrados por los Azulejos de Toronto en el cambio que trajo desde los Atléticos de Oakland a Josh Donaldson. Billy Beane, gerente general de los Atléticos no dudo en colocarlo como su mejor prospecto, gracias a sus prodigiosas manos, velocidad y una ofensiva que comparan con José Altuve, una vez complete su desarrollo.

Actualmente exhibe promedio de 156 (32-5) con una remolcada y dos bases robadas en ocho encuentros, por lo que esperan en la gerencia zuliana que su promedio vaya aumentando a medida que transcurra el campeonato.

“No me presiono, simplemente salgo a hacer mi juego cada día para que ellos vean si merezco estar en acción”, sentenció el joven pelotero que ha aprovechado las oportunidades de ser el campocorto de las Águilas, posición que tiene dueño y se llama Freddy Galvis.

Ha cometido tres errores, pero ha realizado jugadas como todo un veterano, siendo monitoreado por Orlando Muñoz, coach del equipo y por Rainer Olmedo, que le ha dado consejos de cómo jugar a la defensa
.
De las mayores a la LVBP
Ser uno de los doce peloteros que han visto acción primero en Grandes Ligas que en Venezuela, es un privilegio que Dixón Machado puede darse.

Ocupa el puesto 14 entre los mejores prospectos de la organización de los Tigres de Detroit, equipo que no dudo en ningún momento de convocarlo al equipo grande en 2015. Con su guante como carta de presentación, Machado participó en 24 encuentros para dejar promedio de 235 con cinco remolcadas.

Dejo grata impresión en la directiva de los Tigres que lo vislumbran como su principal utility para la próxima temporada. Por eso no dudo en jugar desde el inicio con los Leones del Caracas, para ir puliendo sus aspectos de juego.

Defensivamente no tiene nada que demostrar, las recomendaciones que recibió fue en ser más agresivo en el plato y que constantemente estuviera en las bases para ir puliendo su velocidad.

Machado no ha decepcionado las órdenes recibidas.

Se ha embasado en los once encuentros que el Caracas ha jugado y exhibe promedio de 366 (41-15) con un cuadrangular y tres remolcadas. Su slugging es de 537, mientras su OPS es de 995. Batea para 458 con gente en base y su defensa ha estado incólume con solo un error.

Alfredo Pedrique no ha parado de alabar las virtudes de Machado que ha aprovechado estas primeras semanas del campeonato para posicionarse como el regular del puesto que tenía como nombre a los grandeligas Eugenio Suárez y Gregorio Petit, jugadores que cuando se incorporen, darán un agradable problema al mánager.

Por lo pronto, su nombre comienza a recordar las proezas de Alfonso Carrasquel, Omar Vizquel y Alex González, otros grandeligas que dejaron su huella en el cuadro capitalino.

Tanto Barreto como Machado vienen sin restricciones, lo que da un aporte más al crecimiento que nuestra pelota ha tenido en los últimos años, en cuanto a la cantidad de figuras jóvenes que hacen vida en el sistema de liga menor de los Estados Unidos.

Para la afición no queda otra que deleitarse con estas figuras que están por perderse de vista.


@beisboladentro

domingo, 18 de octubre de 2015

Águilas de alas caídas



Seis derrotas en nueve compromisos han colocado a las Águilas del Zulia en el foso de la tabla de posiciones, cuando ya la segunda semana de acción de la LVBP está por concluir.

La falta de bateo oportuno ha sido una de las principales razones para el desempeño de los rapaces en estos primeros encuentros, que si bien no ha encendido las alarmas, ya comienza a generar incertidumbre después de llegar a 18 turnos seguidos sin hits con corredores en posición anotadora en sus últimos tres encuentros.

El promedio colectivo de los bates zulianos es de 242 (sin contar el juego del sábado) con 29 anotadas, cuatro vuelacercas y 24 producidas. El pitcheo abridor tiene marca de 1-5 con 3.49 de efectividad, mientras que el relevo luce mejor con 1.41 y dos victorias en su haber.

Aunque Darryl Kennedy ha probado algunas variantes, la ofensiva zuliana sigue sin despertar y con un formato que presenta dos vueltas, las opciones de acceder a la siguiente fase comienzan a verse comprometidas.

Hace un poco más de dos semanas y media, cuando publique mi análisis sobre el elenco zuliano, hice mucho hincapié en la estadía de Kennedy, si los resultados no llegaban de inmediato. En ese entonces, recordé que el último mánager importado con las Águilas había sido Max Oliveras en la temporada 2011-2012. El boricua dejó registro de 4-11, incluyendo una cadena adversa de ocho derrotas en fila, que incidieron en su abrupta salida del cuadro naranja, cuando ya estaba culminando la tercera semana de campeonato.

Es cierto que la gerencia no ha emitido ningún comentario sobre el desempeño de Kennedy, pero no hay que ser ciego sobre la situación que viven los rapaces actualmente.

Tampoco podemos achacar todo el problema a la importación, David Adams batea para 370 con  dos jonrones y cinco producidas, Mike Jacobs (182/1/4) y Lane Adams (242/1/4). Si bien ellos no son Giovanni Urshela, Aaron Altherr, Mark Minicozzi y Carlos Moncrief, quienes cargaron con el peso ofensivo del club el año pasado, hay que recordar que tampoco había mucha expectativa con esos importados.

Entre los tres su promedio colectivo es de 258 con cuatro vuelacercas y 13 producidas.

El problema del club ha sido la consistencia para producir carreras.

En sus primeros cinco duelos, los zulianos fueron el único conjunto que no había despachado cuadrangulares en el torneo, algo que no pasaba desde la temporada 1998-99, y durante ese lapso perdieron cuatro partidos, algo que ocurrió por última vez en la 2004-2005.

Con el partido del sábado, han dejado en base a 72 hombres, de allí esa sequía ofensiva para la producción de carreras.
Mike Jacobs presenta un promedio de 182 con un vuelacercas
y cuatro remolcadas en lo que va de temporada

La ausencia de René Reyes y Ali Castillo pudiera ser un causante de este slump.

Reyes estaba llamado a ser la grúa ofensiva del club, pero se lesionó en el choque inaugural y se espera este de vuelta para la próxima semana, mientras que Castillo recibió un golpe en su mano y aunque salió negativo de los exámenes realizado, sigue en reposo, por lo que ese primer bate ha recaído en un recién adquirido Alex Romero, que si bien no es su rol, ha cumplido con el trabajo encomendado por el mánager Kennedy.

En los próximos días se espera la incorporación de José Pírela, un pelotero probado en esta liga y que ha demostrado ser esa chispa para cambiar el ánimo en un dogout; pero un solo hombre no hace la diferencia, y como bien explique hace un rato, el nuevo formato hace necesario que los zulianos consigan la mayor cantidad de triunfos posibles, tomando en cuenta que la primera vuelta culmina el 16 de noviembre, es decir, en cuatro semanas.

Será tiempo suficiente para saber si Kennedy sigue en el cargo o las Águilas comienzan a levantar vuelo.

El dato
El 16 de noviembre finaliza la primera vuelta del calendario regular. Para esa fecha el año pasado, los importados de las Águilas (Urshella, Moncrief, Altherr y Minicozzi), promediaban 350 con nueve cuadrangulares y 70 remolcadas; los zulianos presentaban el mejor registro del torneo con 23-7, medio juego por arriba de Caribes de Anzoátegui. Tenían marca de 20-3 cuando anotaban tres o más carreras y 17-0 cuando llegaban al séptimo episodio ganando. El mánager era Eduardo Pérez.

@beisboladentro

miércoles, 14 de octubre de 2015

De volver al futuro a los Cachorros de 2015



Un “flash informativo deportivo” empieza. Dice que los Chicago Cubs le ganaron a los Cocodrilos de Miami en la Serie Mundial; entonces un incrédulo Marty McFly dice: Un momento… ¿Los Cachorros ganaron la Serie Mundial… contra Miami?

El anciano le responde: Qué sorpresa, ¿no? ¿Quién lo diría? 100 a uno la posibilidad.

El extracto pertenece a la película Volver al Futuro II, estrenada en 1989 y que es ambientada en en el año 2015, donde auto voladores, inteligencia artificial, biometría de huellas digitales, pantallas táctiles, internet, teléfonos móviles, implantes biónicos, entre otros, se hacían presentes.

Si bien volver al futuro, predijo las maravillas tecnológicas de un lejano 2015, hizo mucho énfasis en el título conseguido por los Cachorros, equipo que estará disputando la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, la próxima semana ante Mets de Nueva York o Dodgers de Los Ángeles, una serie que se define este jueves.

Desde que inicio la temporada, la afición y los medios han hecho presagio sobre la película que Robert Zemeckis dirigió; y no es para menos, Joe Maddon llego al equipo como su mánager, avalado por el historial de éxito que logró al frente de los Rayas de Tampa Bay, y con ello el éxito de volver a saborear una postemporada, algo que no conseguían desde 2003, año del triste episodio de Steve Bartman.

Pero de eso hablaremos más adelante.

Por lo tanto, centrémonos en unos Cachorros que han labrado su camino, gracias a su dueño Tom Ricketts, que desde la compra del club, realizo uno de los movimientos más acertados del mercado; contratar a Theo Epstein como su presidente y director de operaciones.

Epstein, es conocido por ser el artífice de la construcción de los Medias Rojas de Boston entre 2003 y 2011, equipo que ganó durante ese periodo dos Series Mundiales y que acabo con 86 años de frustraciones para la afición de Boston.

Hay mucha expectativa por saber si los Cachorros
cumplirán esa profecía de una película de 1989
Con este movimiento, Ricketts enfiló su visión hacia el mítico estadio Wrigley Field, proponiendo unas series de mejoras para dar mayor comodidad a la afición y que los cambios fueran de la mano con el proyecto que él y Epstein venían confeccionando.

A principio, la afición no vio con buenos ojos los cambios hacía el parque de pelota, ocasionando demandas por daño al patrimonio, que conllevaron a juicios para detener los trabajos que estaban por iniciarse. Si bien la demanda no prosperó, Ricketts prosiguió con su plan, demostrando esta temporada su visión, dándole a la afición un estadio adaptado a las mejoras de un nuevo siglo, brindado comodidad desde cualquier área.

Ese cambio vino acompañado por la confección de un equipo que hoy representa el rostro de un futuro inmediato.

La llegada de Joe Maddon ha sido una de las principales razones para el éxito de los Cachorros.

Maddon venía precedido de una fama bien ganada por lo que había conseguido con Tampa Bay, un equipo con un presupuesto modesto que no sólo llegó a una Serie Mundial, sino que en varias ocasiones desbanco a los Yankees de Nueva York y Medias Rojas del primer lugar de la División Este de la Liga Americana.

Con esos pergaminos, Epstein lo contrata como su mánager, basado en una plantilla que venía irrumpiendo y que contaba con varias herramientas emergentes en su sistema de ligas menores que hacía presagiar buenos augurios.

El resultado: 97 victorias, siendo el tercer equipo más ganador de las mayores y sólo superado por los Cardenales de San Luis (100 victorias) y Piratas de Pittsburgh (98).

Con una plantilla que promedio 26.7 años, Maddon fue creando un team work donde la juventud de sus figuras se hacía presente en la alineación diaria. Sólo Miguel Montero (31 años), Chris Colghlan (30) y Dexter Foxler (29), representaban los veteranos de más trayectoria en el juego diario.

La inyección de Jon Lester, supuso la llegada de un líder para esa rotación de abridores, pero el zurdo dejó mucho que desear en su primera incursión en la Nacional, dejando marca de 11-12 y 3.34 de efectividad.

Jake Arrieta se erigió como el líder de la rotación, gracias a su registro de 22-6 y 1.77 de efectividad. Fue tal su desempeño que Maddon no dudo en darle la bola en el juego de los comodines y silenciar a los Piratas, que asistían por tercer año consecutivo a la postemporada.

La afición ha apostado por Maddon y por unos Cachorros
que se han convertido en una maquinaría jonronera en la
Serie Divisional ante los Cardenales de San Luis
Arrieta no solo fue la revelación en el pitcheo; el venezolano Héctor Rondón salvó 30 en 34 oportunidades dejando una efectividad de 1.67 y constituyéndose como uno de los mejores cerrojos esta temporada. Tampoco se puede obviar el aporte de Travis Wood, Pedro Strop, Clayton Richard, Trevor Cahill y Fernando Rodney.

Aunque el pitcheo fue lo más destacado colectivamente, Chicago fue más conocido por su cuarteto de figuras emergentes.

Los nuevos “Core Four”
Así fueron conocidos Derek Jeter, Andy Pettitte, Jorge Posada y Mariano Rivera, quienes debutaron con los Yankees de Nueva York en 1995, siendo elementos claves en la conquista de cuatro campeonatos de Serie Mundial en un lapso de cinco años a finales de la década de los años noventa, y que fueron los únicos integrantes del primer título alcanzando en ese periodo (1996), que se coronaría por quinta vez en el año 2009.

Con ese precedente único en el béisbol, los Cachorros pueden beber de esa historia, después de ver como este año Juan Soler, Kris Bryant, Kyle Schwarber y Addison Russell (los tres últimos debutaron este año), recibieron durante la temporada la responsabilidad de ser regulares.

Cuatro jóvenes con edades entre 21 y 23 años que comenzaron a demostrar su potencial, constituyéndose en favoritos de la afición, y que están amparados por el liderazgo de los “veteranos” Anthony Rizzo y Starlin Castro, ambos con 25 años de edad.

Tampoco podemos dejar atrás a Javier Báez, otra joven promesa que recibió su ascenso este año y que buscará el próximo año hacerse de la titularidad, creando un agradable dolor de cabeza a Maddon, que este año le dio mayor oportunidad de juego a Schwarber como jardinero, siendo este un receptor original.
Bill Sianis y su cabra Murphy le
fue negada la entrada al estadio
por el dueño del club, lanzando él
la maldición de la cabra

Este cuarteto junto al aporte de Báez, Rizzo y Fowler fueron predominante en el éxito de los Cachorros en los últimos tres juegos disputados frente a San Luis, ante quienes la sacaron en diez ocasiones, una cifra tope para la franquicia.

Con esos batazos, los oseznos fabricaron 15 de las 20 carreras anotadas en la serie (75 % del total), que significan el tercer porcentaje más alto para un equipo en la historia del playoff, según datos de Elias Sport Bureau, después de los Yankees de 1998 (78%) y los Medias Rojas de 2003 (77%). Ambos equipos ganaron la Serie Mundial.

Ante tal precedente, es imposible negar que el presagio de Volver al Futuro II se haga realidad.

La afición lo sabe al igual que el equipo, que se presta a iniciar su primera Serie de Campeonato desde 2003, cuando en aquella ocasión, los Marlins de Florida (hoy Miami, nueva cita a Volver al Futuro), los dejaron en el camino en siete juegos.

Fue un día como hoy, hace doce años, un día fatídico para los fanáticos de los Cachorros de Chicago. El equipo se encontraba a cinco outs de eliminar a los Marlins en la serie de campeonato de la Liga Nacional, lo que hubiese representado el primer banderín del conjunto desde el 1945 y su primera aparición en una Serie Mundial desde el 1908, la última vez que ganaron el título de las Grandes Ligas.

Steve Bartman amado y odiado en Chicago
Sin embargo, la furia de toda una ciudad cayó esa noche sobre los hombros de Steve Bartman, un eterno seguidor de los Cachorros que, en la octava entrada, con un out y con Chicago en ventaja de 3-0, interrumpió una posible atrapada de Moisés Alou en batazo de foul de Luis Castillo que pudo haber sido el segundo out de la entrada. El resto, como dicen, es historia; los Marlins anotaron ocho carreras en la entrada, ganaron el sexto juego, 8-3, y luego eliminaron a los Cachorros en el séptimo desafío. Florida venció a los Yankees de Nueva York en la Serie Mundial, 4-2, para obtener el campeonato.

Esa será la historia a vencer, y el rival lo conocerán el jueves entre el vencedor del juego decisivo de Dodgers y Mets.

En cuanto a Epstein ya se encargo de derrotar la “Maldición del Bambino”, ahora intentará hacer historia y acabar con la tragedia Bartman, que hasta el sol de hoy no ha asistido  a un juego de los Cubs, para enfocar sus filas hacía “La Maldición de la Cabra” y cerrar 107 años sin títulos para los Cachorros.

Es Volver al Futuro 2 el presagio final sobre el destino de los Cachorros, no saltaron como favoritos, y ya los avances tecnológicos están presentes, por supuesto Miami tiene su equipo que no son los Cocodrilos sino los Marlins.

Cierro con aquella frase del anciano de la película “Ojalá pudiera volver al principio de la temporada y apostar por los Cachorros”


@beisboladentro 

domingo, 11 de octubre de 2015

La LVBP no es la única cumpleañera


Esta temporada la LVBP celebra 70 años de fundada, constituyéndose en una de las empresas deportivas más rentable en los últimos años.
La celebración será por todo lo alto, pues está previsto que dentro de poco se realicen conversatorios en varias partes del país, así como el agasajo pautado para el 27 de diciembre, fecha en la que se disputó el primer encuentro oficial en el país y que tuvo como protagonistas a Cervecería Caracas (actual Leones del Caracas), Magallanes, Patriotas de Venezuela y Sabios de Vargas, que efectuarían sus encuentros en el recordado estadio Cerveza Caracas, ubicado en la parroquia San Agustín, en la capital del país.

Durante la presentación oficial de la temporada 2015-2016, la LVBP, se encargó de entregar botones y placas a los equipos que hacen vida en el circuito, así como algunas figuras que se han destacado en el desarrollo de la liga.

Mientras se sigue celebrando este aniversario, otros conjuntos también se preparan para conmemorar sus fundaciones.

Cinco décadas de Cardenales
El próximo 15 de octubre, los Cardenales de Lara arriban a 50 años de fundado, convirtiéndose en uno de los íconos más representativos del estado musical.


Los pájaros rojos fueron parte de la primera expansión que tuvo la LVBP el 15 de octubre de 1965, cuando junto a los Tigres de Aragua, iniciaron sus acciones en el circuito rentado, para dar lucha ante los Leones del Caracas, Tiburones de La Guaira, Navegantes del Magallanes e Industriales de Valencia.

Los Cardenales, que ya venían actuando como equipo amateur dos décadas atrás en la Liga Occidental, tardaron diez años para disputar su primera final ante los Leones, quienes se convertirían en sus verdugos en otras instancias finales, hasta aquella gesta de 1990-1991, cuando derrotaron a los melenudos en siete vibrantes encuentros.

Desde entonces, los crepusculares conquistarían otros tres títulos en la década de los noventa, amparados en un plantel criollo de mucho talento como Luis Sojo, Alexis Infante, Robert Pérez, Edwin Hurtado, Giovanni Carrara, Miguel Cairo, Antonio Castillo, Juan Querecuto, Luis Aponte, Luis Leal, César Izturis, entre otros, así como el respaldo de figuras importadas siendo estas Mark Whitten, Derek Bell, Mike Timlin, Randy Knorr, Howard Battle,  Pat Hentgen, Shawn Green, Shannon Stewart, entre otros.

La relación que ha tenido su dueño Humberto Oropeza con algunas organizaciones de las Grandes Ligas, hizo posible que vinieran al país los principales prospectos de clubes como Azulejos de Toronto y Marineros de Seattle, entre otros equipos.

Tigres en ascenso
Otro cincuentón  que celebrara en grande esta temporada, son los Tigres de Aragua, equipo que espera reverdecer una nueva camada, después de dominar la década de 2000 con seis títulos.

Los felinos tardaron solo cinco años para saborear su primer gallardete, amparados en David Concepción, que se convirtió en el rey de la manada, que saboreó sus tres trofeos en la década de los años 70.

Ahora desde la vicepresidencia espera conformar un grupo talentoso hacía la conquista de nuevos títulos después que la generación de Miguel Cabrera, Martín Prado, Juan Rivera, Víctor Moreno y compañía se hicieran con el mote del equipo de la década.

El primer título fue en la campaña 1971-1972 con el panameño Rod Carew en funciones de mánager-jugador y que contó con el aporte de Concepción y de Teolindo Acosta. El dominicano Oswaldo Virgil fue el arquitecto dos años más tarde del  segundo título y posteriormente el tercero. Después de esa majestuosa faena, los aragüeños padecieron una sequía de 27 años sin saborear un campeonato, pese a que tuvieron tres apariciones en la final durante la década de los ochenta.

Con la llegada del nuevo milenio, los felinos bajo el mando de Buddy Bailey y comandados por una promesa llamada Miguel Cabrera, Aragua cosecho seis títulos en nueve finales, incluidos su primer gallardete del Caribe en 2009.

La final de la temporada 2006-2007 ante los Navegantes del Magallanes ha sido el punto más grande para el equipo aragüeño, que llegaba perdiendo por ocho carreras en el último episodio, para remontar y ganar el título de ese año, siendo una de las gestas de mayor impacto en las finales que se juegan en la liga.

Por una nueva hegemonía
Ser los actuales campeones de la liga y aspirantes a repetir es algo que se gana con trabajo y dedicación.

Caribes de Anzoátegui, celebra 25 años de fundada y ya cuenta en su haber con dos títulos y dos sub campeonatos.

Ha sido formadora de varios grandeligas que han brillado con luz propia en el mejor béisbol del mundo, siendo estos: Magglio Ordoñez, Carlos Zambrano, Víctor Martínez, Carlos Silva, Marcos Armas, Fernando Lunar, Omar Infante, entre otros, hasta llegar a Alexi Amarista, figura que se ha convertido en el eje artífice de los dos gallardetes que exhibe el cuadro oriental.

A comienzos de año, el equipo oriental estuvo cerca de llevarse la Serie del Caribe, después de haber cerrado con marca de 4-0 la primera ronda. La tribu jugó contra Cuba, cayendo derrotada en un juego que generó cierto malestar por como el mejor equipo del evento se iba a casa con las manos vacías.

Rafael Gruzka es el presidente de la organización y toma la batuta que dejó Samuel Moscatel, dejando en alto el trabajo y continuidad que la anterior gerencia venía haciendo. Desde la temporada 2010-2011, Caribes ha quedado fuera de la final en dos ocasiones, y ese trabajo ha sido el desarrollo de figuras jóvenes que han recibido oportunidad de juego, sin dejar de lado el trabajo de figuras veteranas que aún siguen aportando en esta liga, y de importados que sin una extensa hoja curricular han dado la razón al tren gerencial.

José Castillo, Niuman Romero, Gorkys Hernández, Pedro Rodríguez, José Gil, Jesús Flores, José Tabata, Ehire Adrianza, José Álvarez, Jackson Melián, Oscar Salazar, Exicardo Cayones, Carlos Rojas, Ramón Rodríguez, Manuel Flores, Orlando Arcia, entre otros, son parte de esa apuesta criolla, muy esencial en una liga donde las restricciones de los equipos de Grandes Ligas se hacen frecuente en nuestra pelota.

Que comiencen las celebraciones….


@beisboladentro

viernes, 9 de octubre de 2015

Talento importado hace gala en la LVBP



34 jugadores extranjeros actuaron el año pasado en el país


Alrededor de 97 peloteros extranjeros ya tienen contrato firmado para actuar en la temporada 2015-2016 de la LVBP.

Tiburones de La Guaira, es la novena con más importados al tener 18 peloteros asegurados, son seguidos por Navegantes del Magallanes (14), Leones del Caracas (13), Caribes de Anzoátegui (12) y las Águilas del Zulia (11). Tigres de Aragua y Cardenales de Lara han asegurado la presencia de 10 foráneos, mientras que los Bravos de Margarita cuentan con 9 extranjeros.

Hay caras conocidas y otras con pergaminos que lo hacen atractivo para esta liga. Por lo que iremos desglosando esos nombres que esperan dejar su huella en el campeonato venezolano.

Los conocidos
Nuevamente la pelota criolla se engalana con la presencia de varios importados que han hecho de esta liga su casa.

Hassan Pena es una de las caras de mayor renombre entre los lanzadores

Será su tercera temporada consecutiva y segunda que vista los colores de los Navegantes del Magallanes. Viene de ganar por segundo año consecutivo el premio al “Cerrador del Año”, después de salvar 19 encuentros.

En dos temporadas jugadas tiene 31 rescates y una efectividad de 2.76.

El brasileño Paulo Orlando será el jugador de mayor cartel entre los peloteros de posición, ya que viene con etiqueta de grandeliga, después de jugar todo el año con los Reales de Kansas City, con quienes se encuentra disputando la postemporada.

Apenas termine sus compromisos en las mayores, el carioca jugará su cuarta zafra consecutiva con los Cardenales de Lara, con los que consiguió sus mejores registros el año pasado al promediar 319 con ocho vuelacercas y 40 producidas.

Austin Bibens viene a ayudar a los Tigres de Aragua después
de haber lanzado durante cuatro temporadas con las Águilas
del Zulia, siendo el as de esa rotación
Recibió el Guante de Oro y su promedio vitalicio en Venezuela es de 312, de allí a que sea el de mayor cartel entre todos los foráneos.

Austin Bibens-Dirkxx, jugará su quinta campaña en Venezuela, pero su primera con el uniforme de los Tigres de Aragua, fue uno de los principales abridores de las Águilas del Zulia, equipo con el que cosecho marca de 12-7 con 2.24 de efectividad y 131 abanicados en 176.1 de entradas de labor.

El año pasado no actuó en Venezuela.

Otro que tendrá su quinta campaña consecutiva será el lanzador de los Bravos de Margarita, Eric Berger, quien se ha constituido en el as de la rotación. Si bien su registro no es positivo (9-12), presenta una sólida efectividad de 3.21.

Félix Pérez fue el “Productor del Año” después de promediar 360 con nueve jonrones y 38 producidas, siendo galardonado además con el Guante de Oro. Jugará su tercera zafra consecutiva con los Leones del Caracas, en espera de repetir sus registros.

Paolo Espino es otro que no duda lanzar en el país.

El panameño está jugando su quinta campaña corrida con Caribes de Anzoátegui, por lo que igualo al lanzador Brian Keyser como el pitcher con más zafras en el equipo oriental. De jugar el próximo año, empataría a Randall Simón que participo seis temporada con Caribes y es poseedor de la marca.

El canalero presenta marca vitalicia de 11-6 con 123 abanicados en 131.1 de entradas de labor, su efectividad es la contraparte pues tiene 5.21.

Otros conocidos son Sergio Pérez, Darryl Thompson, Chris Leroux, Eric Marzec, Mike Jacobs, Casey Lawrence, Tiago Da Silva, Jack Snodgrass, Buddy Boshers, Shunsuke Watanabe, Adron Chambers, entre otros.

Con experiencia en las mayores
La LVBP siempre ha sido vitrina de grandes foráneos que han dejado su huella para luego triunfar en las mayores, pocas veces, figuras de renombre vienen a esta liga a buscar el nivel competitivo, ya sea por lesiones o por necesidades de ajustar ciertos elementos de juego.

En el pasado presenciamos figuras como Dave Parker, Pete Rose, Cito Gaston, Greg Maddux, Joe Girardi, Eric Karros, Jeff Frye, Pat Hengten, Shawn Green, Adam Jones, Shannon Stewart, o más recientemente Hideo Nomo o Mike Moustakas.

Esta temporada Brad Penny vendrá con un bagaje de 14 temporadas en el big show.

No lanzó en 2015, y será parte de la segunda avanzada de los Navegantes del Magallanes. Su registro es de 121-101 con 4.29 de efectividad.

Henry Urrutia, cubano que se estreno en las mayores con los Orioles de Baltimore, vendrá a pulir su juego con los Leones del Caracas.

Vidal Nuno, que formó parte de la rotación de los Marineros de Seattle, estará como parte del staff de los Tigres de Aragua.

Jorge Alfaro fue una de las piezas codiciadas
en el cambio de Cole Hamels a Texas. Vendrá
al país a pulir su juego con La Guaira
Finalmente está Adonis García que se estrenó este año en las mayores con los Bravos de Atlanta y que ya cuenta con tres campañas de experiencia con los Navegantes del Magallanes. Será parte de la segunda avanzada de la nave.

Otros que tienen etiqueta de grandeliga son los prospectos Jorge Alfaro, que vestirá el uniforme de los Tiburones de La Guaira desde mediados de octubre. El careta es el cuarto mejor prospecto de los Filis de Filadelfia y el número 59 de todas las mayores. Junto a él jugará el pitcher Onelki García, vigésimo segundo en la clasificación de los Medias Blancas de Chicago. Además, estará la sexta mejor pieza de las granjas de los Rangers de Texas, Ryan Cordell, y el número 13 de los Padres de San Diego, Alex Dickerson, quienes vendrán con el Magallanes.

Por último, los Cardenales traerán al decimoséptimo mejor prospecto de los Atléticos de Oakland, Rangel Ravelo.

Nuevamente la LVBP demostrando que es una de las más completas del Caribe y con calidad no sólo local.

El dato
70 lanzadores importados iniciarán la temporada 2015-2016 de la LVBP, mientras 27 serán jugadores de posición.

@beisboladentro