domingo, 19 de marzo de 2017

Crónica de una muerte anunciada

Foto: worldbaseballclasicc.com

La ilusión de llevarse la corona del Clásico Mundial de Béisbol duro poco para los fanáticos venezolanos, quienes vieron como su selección salió por la puerta de atrás al no conseguir los resultados esperados.

La derrota vía nocaut contra Puerto Rico en aquella jornada inaugural, marco la debacle de una selección que jamás pudo conjugar los factores de juego. Una ofensiva inerte y un cuerpo de lanzadores que concedió muchas libertades, fueron solo una parte de la hecatombe que vivió el cuerpo técnico, que jamás encontró la fórmula correcta para enrumbar tanto talento junto.

Este artículo, analiza de manera fría las causas que incidieron en la pronta eliminación de Venezuela, y digo pronta porque tras ese resultado escandaloso, el equipo jamás mostró cohesión para superar esa página.

1.- La escogencia del mánager
El 17 de febrero de 2016, Oswaldo Guillén, nuevo mánager de los Tiburones de La Guaira, para la temporada 2016-2017, criticó duramente a la Federación Venezolana de Béisbol y a su presidente, Edwin Zerpa. En su opinión, la búsqueda de un dirigente para la selección de Venezuela en el Clásico Mundial estuvo llena de errores que solamente denotan “falta de actitud para desempeñar” esas responsabilidades.

Días atrás, la Federación oficializó en el cargo de mánager a Omar Vizquel, que no contaba con recorrido alguno como dirigente. Si bien, Guillén era el favorito de muchos por su experiencia como mánager campeón en las Grandes Ligas, sus declaraciones dejaron claro que el proceso fue concebido como una improvisación y que jamás llegó a tener una entrevista para el cargo.

“Tenía entendido que había seis gerentes para entrevistar a doce candidatos, pero que yo sepa no entrevistaron a ninguno”, relató Guillén. “Sí, Carlos Guillén habló conmigo en el hotel Jaragua (República Dominicana), a las doce de la mañana, con una jarra de café y duró 20 minutos. Si eso fue una entrevista, entonces estamos bien mal en este país, porque es terrible, da lástima y pena ajena”, señaló.

Guillén con su característica verborrea ya daba campanadas de lo que vendría. Mostró su apoyo a Vizquel en el cargo, y aseguró que la FVB estaba siendo mal administrada por un personaje que no tenía los conocimientos necesarios para el cargo.

2.- Lo que inicia mal, termina mal
La designación de Vizquel fue bien recibida por varios sectores, las expectativas eran alta debido al grupo de figuras que estarían a su disposición. A mediados de agosto, el pelotero comenzó a hacer pública su probable alineación a través de una entrevista al diario Líder en Deportes. La alineación tenía nombres que estaban por descontando e incluía otras figuras que levantaron opiniones, por estar encima de otras que tenían un año magistral en las mayores.

Para el último trimestre del año, el comité organizador entrega el listado de 50 peloteros pre seleccionados para el evento, el mismo comenzó a ser modificado al confirmarse lesiones de algunos pre seleccionados, incluso, el nombre de Gerardo Parra no figuró en esa selección, levantando opiniones en diversos medios.

En diciembre, durante un partido de softball entre celebridades y deportistas, se conoció que Vizquel había sido despedido del cargo, distintos rumores corrieron por las diferentes salas de redacción, desde problemas con la conformación del roster, desacuerdos entre la Federación Venezolana de Béisbol y el gerente general Carlos Guillén, la pugna por algunos puestos en el roster y los roles de algunos instructores marcó un proceso que durante una semana fue aderezada por una comunicación que llegó a las oficina de MLB, informando el despido de Vizquel.
Omar Vizquel y Carlos Guillén no tuvieron una relación
placentera durante la conformación de la plantilla.
Foto: majorleaguebaseball.com

En la polvareda, peloteros cerraron filas hacía el caraqueño, amenazando con no jugar si Vizquel no era ratificado en el cargo. Al final, Vizquel es ratificado y dejaron atrás todos los malos entendidos, en procura de llevar a la selección a conseguir el título en el evento que se disputaría en marzo.

La polémica no cerró allí. Continúo meses después, cuando se conoció el roster definitivo. Asdrúbal Cabrera y Gerardo Parra, dos piezas que Vizquel deseaba en la alineación, no fueron incluidas por Carlos Guillén, que alegó en el caso de Cabrera, su negativa a ser banca y Parra por estar lesionados, ambos peloteros encararon con declaraciones duras a Guillén desmintiendo tales comentarios, enrareciendo un ambiente que estaba tenso entre algunos peloteros. Miguel Cabrera, capitán de la selección, defendió a Vizquel de las acusaciones de los dos peloteros, asegurando que no estaban dejando el ego a un lado por el bien del país, ratificando que quien arma el equipo es el gerente general.

3.- Deserciones
Nadie puede predecir que hubiera sido de Venezuela si Carlos Carrasco, Junior Guerra y Eduardo Rodríguez hubieran sido de la partida para este evento. El pitcheo de Venezuela en la primera fase fue un desastre. Solo conto como abridores a Félix Hernández y Martín Pérez. Jhoulys Chacín, Yusmeiro Petit y Omar Bencomo, fueron otras piezas de emergencia, aunque Chacín no abrió ningún encuentro. Tampoco sabemos si Vizquel iba a emplear dos abridores por encuentro y si esto iba a dar resultado.

En la primera edición del evento, Luis Sojo empleó esa fórmula y no fue productiva.

Héctor Rondón fue otra pieza que no participó desde el inicio.

4.- No se cumplieron las expectativas
Tras dos resultados exitosos en los juegos de preparación, el favoritismo de Venezuela fue creciendo, pero la verdad fue un espejismo a lo que vendría en los siguientes días. El pitcheo, era la gran duda cuando se conformó el equipo y lamentablemente se terminó cumpliendo el mal pronóstico.
La ofensiva fue silenciada en San Diego. Foto: EFE

Nadie sabe si eso hubiera cambiado con la presencia de los brazos mencionados anteriormente, El pitcheo de Venezuela recibió en este evento 44 carreras y 14 vuelacercas. Los relevistas permitieron 29 carreras (26 limpias) del séptimo inning en adelante. Mostrando un elevado porcentaje de carreras limpias permitidas de 14.62, en 16.0 innings de labor durante ese lapso.

La ofensiva tampoco estuvo a la altura. El promedio colectivo de bateo fue de .258 (228-59) con cinco vuelacercas y 27 producidas. En la segunda ronda promediaron .188 (101-19) con 31 abanicados, solo conectaron cuatro extrabases y produjeron cuatro carreras.

5.- Las lesiones pasaron factura
Venezuela fue la selección más perjudicada por las lesiones a varias figuras. No sabemos, si estas figuras hubieran marcado la diferencia en el desarrollo del evento. Silvino Bracho (0.2 entradas lanzadas), Robert Suárez (1.1 entradas), Martín Prado (.368 de promedio y cinco remolcadas) y Salvador Pérez (.286 de promedio), fueron los peloteros afectados. No se contó con una reserva amplia para suplir sus ausencias.

La salida de Miguel Cabrera también fue un golpe seco, si bien Venezuela ya estaba eliminada, perder a tu referente hubiera sido un desastre si los criollos hubieran accedido a la semifinal.

6.- El efecto Vizquel
De los 16 managers que dirigieron en este evento, solo Omar Vizquel careció de experiencia. El caraqueño funge como coach de primera de los Tigres de Detroit, y a pesar de su exitosa carrera como pelotero, se demostró que en este tipo de competiciones sus conocimientos siguen apenas formándose. A Vizquel le paso factura su inexperiencia y no se apoyó en su cuerpo técnico, donde contaba con seis técnicos con amplió recorrido como dirigentes en la LVBP y ligas menores.

Ahora resta pensar y reestructurar todo nuevamente, el camino al próximo clásico debe iniciar desde ya, para ese entonces, nuevas piezas se sumarán y otras ya no estarán, seguirá Vizquel al frente, nadie lo sabe, mismo camino debe suceder con Edwin Zerpa, presidente de la FVB, es hora de abrir camino a nuevos valores y devolver una alegría al país que no sucede desde 1945, última vez que Venezuela se tituló campeón de béisbol en un evento internacional.

El dato

Venezuela dejó marca de 2-5 en el Clásico Mundial, su foja en estos eventos es 12-12.


@beisboladentro

sábado, 18 de marzo de 2017

Amarga despedida

Foto: EFE

Venezuela quedó oficialmente eliminada del Clásico Mundial de Béisbol.

La victoria de Puerto Rico sobre los Estados Unidos (6-5), dejó al equipo nacional sin oportunidad alguna de acceder a semifinales. La falta de bateo fue el principal detonante de esta segunda vuelta, en la que promediaron .213 con apenas dos carreras producidas ante Estados Unidos y República Dominicana.

Tras haber conseguido 23 carreras en la primera fase, a razón de 5.75 carreras por encuentro, la ofensiva criolla no consiguió el batazo oportuno en esta segunda vuelta, en la que produjeron múltiples ocasiones para definir los encuentros.

Quizás las dimensiones del Petco Park no ayudaron a los bateadores venezolanos, es un parque apto para lanzadores y así quedó demostrado con un cuerpo de pitcheo que lució superior al que se desempeñó en el Charros de Jalisco de México, donde los nacionales mostraron todo el peso ofensivo.

Antes de iniciar el campeonato, la ofensiva era la carta de presentación del combinado nacional, las dudas radicaban en el pitcheo, cosa que se ratificó en esa primera ronda donde el cuerpo de lanzadores de Venezuela dejó 8.51 de efectividad, consiguiendo su clasificación por un diferencial de carreras que les permitió jugar el partido de desempate ante Italia, dejando a México sin opción, cuando las tres divisas finalizaron con marca de 1-2.

Desde entonces Miguel Cabrera, Víctor Martínez, José Altuve, Carlos González y compañía poco pudieron ofrecer ante el pitcheo de Estados Unidos y Dominicana, a los que le promediaron .200 con hombres en posición anotadora.

Ostentar un lineup de lujo como el de Venezuela, con tantas figuras, no es fácil, pero es menos hacedero aceptar que no han podido encontrar la fórmula para descifrar a los lanzadores rivales para regalarle alegría a una Venezuela sumida en crisis.

Ahora resta trabajar con miras al 2021, quizás para ese evento, algunos nombres que se encuentran en esta plantilla no sean parte del equipo, si tomamos en cuenta la edad de algunos y las posibilidades de ver nuevos valores que irán emergiendo en los próximos tres años.

Tampoco sabemos si Omar Vizquel seguirá al frente del cuadro nacional.


@beisboladentro

viernes, 17 de marzo de 2017

Se acaban las esperanzas

Foto: EFE

La derrota de Venezuela ante la República Dominicana, compromete las aspiraciones de una selección que ha dejado muchas deudas en su transitar durante la cuarta edición del Clásico Mundial de Béisbol.

Los criollos no lograron dominar el pitcheo de los quisqueyanos y fueron blanqueados 3-0, la noche del jueves, aferrándose a una serie de combinaciones para conseguir un triple empate que les dé esperanzas de conseguir un boleto a semifinales.

La misión luce cuesta arriba, los venezolanos deberán derrotar por blanqueo y de manera abultada a Puerto Rico y esperar el desenlace entre Estados Unidos y República Dominicana, para ligar los resultados que esperan conseguir.

Eso sin contar el enfrentamiento entre boricuas y americanos en la que uno de ellos seguirá invicto.

Tras una primera ronda, donde el pitcheo fue maltratado con 32 anotaciones en 34 entradas de labor. El cuerpo de lanzadores de la vinotinto ha estado magistral en esta segunda vuelta, si bien han perdido dos encuentros – todos en la parte final -, no han contado con el aporte ofensivo, generando una deuda en una afición que parecía soñar en grande y que ha quedado desilusionada con el desempeño de sus estrellas.

Con varias oportunidades para crear carreras, los criollos no lograron concretar ninguna. En el quinto, llegó la primera, con corredores en tercera y primera, Ender Inciarte bateó para doble play, escapándose la oportunidad de por lo menos igualar las acciones.

La pérdida de Miguel Cabrera preocupó a más de uno que el mismo marcador. El referente de la selección presentó una rigidez en la espalda mientras corría a la primera en el sexto tramo, Omar Vizquel, mánager del combinado patrio lo sacó por prevención, la temporada de Grandes Ligas está cerca de arrancar y los Tigres de Detroit, equipo del criollo no puede darse el lujo de no tenerlo fuera el primer día de temporada, eso lo sabe Vizquel que es coach de primera.

"Si fuera temporada regular, se quedara, pero no estamos en temporada regular (...) Yo trabajo con los Tigres. Él es el caballo de los Tigres, hay que cuidar al caballo", expresó Omar Vizquel, mánager, a Espndeportes.com.

En el séptimo tuvieron otra ocasión con hit de Yangervis Solarte, que ingresó como emergente por Odubel Herrera, llegaría a segunda por un pass ball durante el turno de Alcides Escobar, pero éste no lo pudo remolcar.
La ofensiva ha sido la parte débil del combinado patrio
en esta segunda ronda. Foto: EFE

Cabe destacar que tras los fallos ofensivos de los criollos, los dominicanos concretaron anotaciones en el cierre de esos capítulos.

Tras dos outs en el noveno, Venezuela volvería a lanzar una amenaza. José Altuve que alineo por primera vez como tercera base, daría hit, seguido de otro de Solarte, que impulso a Altuve a tercera, aunque en la jugada parecía tener el chance de anotar. El turno era para Alcides, el bateador más caliente de la selección, pero se ponchó y con ello las oportunidades de remontar el juego.

Venezuela exhibe quizás el peor desempeño de las tres ediciones anteriores, ni siquiera el trágico desenlace de 2013, se compara con la sequía que experimenta la plantilla, que no ha logrado conjugar en una misma página: ofensiva y pitcheo.

El dato

Venezuela ha recibido 13 cuadrangulares en este evento, una cifra alarmante si tomamos en cuenta que en las tres ediciones previas (2006, 2009 y 2013), el pitcheo criollo recibió un total de 16 vuelacercas.

@beisboladentro

jueves, 16 de marzo de 2017

Manual para sufrir

Foto: AFP

El título quizás haga referencia a la situación política y económica que afronta Venezuela, en la que millones de personas salen diariamente a subsistir entre la compra de productos alimenticios y medicinas, a precios exorbitantes, sin que el Gobierno Nacional tome cartas en el asunto. Pero la verdad es que este artículo no hace mención sobre esa problemática, habla sobre el desempeño de la selección de Venezuela en el Clásico Mundial de Béisbol, en la que ganar se ha convertido en un suplicio donde el trasnocho acompaña el sufrimiento.

Venezuela arrancó la noche del miércoles su andar por la segunda fase de este evento, apelando a la vieja frase “borrón y cuenta nueva”, teniendo en cuenta lo sucedido en la primera ronda, pero los Estados Unidos tuvieron otra cosa que decir y vencieron cuatro rayitas por dos a los criollos en el Petco Park de San Diego.

Del lado venezolano quedó la sensación de que se pudo concretar la victoria, el desempeño de los lanzadores fue magistral, en relación al mostrado en la primera ronda. Los criollos ganaban por la mínima diferencia hasta la séptima entrada cuando la peligrosa ofensiva norteamericana comenzó a descontar. Pero tal como ha ocurrido en el desarrollo de este evento, Venezuela tampoco aprovecho el momento ofensivo, tras el cuadrangular solitario de Rougned Odor – la única novedad de la alineación -, no pudieron volver a concretar rally alguno en las dos últimas entradas.

Es justo que una selección que tiene a los últimos siete campeones de bateo en fila (seis de ellos en la Liga Americana), múltiples ganadores del Guante de Oro y Bates de Platas, este pasando por estos viacrucis para consolidar triunfo alguno. Han sido largas jornadas de trasnocho, llenas de frustración porque el pitcheo, la parte débil del equipo no ha respondido.

Seamos justos, el pitcheo tiene su cuota de culpabilidad pero tampoco ha habido ofensiva que carbure producción alguna y muchos menos las decisiones de Omar Vizquel, que si bien lo llene de halagos a través de mi red social twitter, por los movimientos ejecutados; volvió a demostrar que aún le falta pasta como dirigente, tras haber dejado de más a un Héctor Rondón que no ofreció nada en la octava entrada.
Estados Unidos dio un baño de agua fría a
Venezuela que tenía el encuentro ya definido
Foto: EFE

El relevista que hacía su estrenó con la selección, permitió cinco imparables y tres carreras que sentenciaron el encuentro a favor del equipo de las barras y las estrellas.

Quizás el nerviosismo de lanzar por primera vez en este evento lo ataco, estaba lejos de las actuaciones a las que nos tiene acostumbrado, quiero pensar que el poco tiempo que estuvo para aclimatarse a sus nuevos compañeros haya influido en ese desempeño, porque una entrada atrás, otro debutante en estos eventos, Arcenio León tampoco estuvo dominante en la lomita, pero con el virus de ineficiencia que tiene el bullpen nacional, son pocas las opiniones positivas.

Vizquel respondió a los cuestionamientos en rueda de prensa asegurando que Rondón, era el setup y hombre clave para esa entrada.

“Cuando tenemos esos caballos tenemos que darles la confianza. Él era el indicado para estar ahí”, sentenció el novel estratega.

Quizás esas palabras hayan retumbado cuando dejó al siniestro José Castillo enfrentar a Nolan Arenado con dos outs y este respondiera. Pero ante Rondón no pareció ser el caso, el criollo jamás se vio dominante en el montículo, tras los vuelacercas de Adam Jones (que empató la pizarra a dos) y el otro de dos carreras de Eric Hosmer, su actuación debió haber culminado, pero Vizquel dejó al relevista enfrentar a dos bateadores más que le dieron imparables, al final tuvo que sacarlo cuando el daño ya estaba hecho.

La lógica indicaba que ante tanto bateó contundente debía tener movimiento en el bullpen, incluso debió haber salido él o el coach de pitcheo, Roberto Espinoza, a dar aliento al lanzador. Pero no fue así, en una toma que hizo la transmisión se vio el rostro de Vizquel con una pasividad y una medio sonrisa que denotaba inseguridad o que en el simple criollismo estaría diciendo por dentro: “La cag….”

Y así fue, Jim Leyland, estratega de largo recorrido por el béisbol, le dio una clase gratuita al caraqueño, cuando en el cierre del noveno, ya tenía dos brazos calentando en el bullpen después que Miguel Cabrera conectará hit al cerrador Luke Gregerson, cuando este no había llegado ni siquiera a diez lanzamientos.

Si Vizquel realmente quiere ser mánager, es hora de que comience a ofrecer sus servicios a las ligas caribeñas, para comenzar a pulirse, lo que ha mostrado en este evento no lo hace el candidato más idóneo para dirigir equipo alguno. Ni siquiera ha podido absorber algo de su cuerpo técnico que a excepción de Rouglas Odor (coach de bateo) y Roberto Espinoza (coach de pitcheo), cuenta con amplió recorrido como mánagers en Estados Unidos y en Venezuela (Carlos García, Henry Blanco, Carlos Subero, Omar López y Eduardo Pérez).
Félix Hernández tuvo una salida magistral, pero se fue sin
decisión ante la inconsistencia de Héctor Rondón. Foto: EFE

¿Y el pitcheo?, la razón de tanto sufrimiento en este evento… es la gran interrogante, tampoco podemos pensar que esta situación fuera otra si Rondón hubiera estado desde el inicio o que Carlos Carrasco, Junior Guerra y Eduardo Rodríguez se hubieran uniformado, este deporte no es cien por ciento predecible y el torneo nos ha dado sorpresas agradable como Colombia, Israel y la propia Italia.

Mientras sigan divorciados ofensiva y pitcheo es poco lo que se puede aspirar, Venezuela arranca la segunda fase como la más débil de los cuatro equipos que disputan el Grupo F, los otros República Dominicana, Puerto Rico y Estados Unidos, lucen superiores, aunque algunos hagan creer que no es así.

Pase lo que pase, la actuación de Venezuela en este evento es quizás la más negativa de las cuatro ediciones a la que ha asistido, y para echar más leña al sufrimiento, las lesiones no han sido benevolentes con las aspiraciones de llegar a la final. Perder a Salvador Pérez, Silvino Bracho, Robert Suárez y ahora a Martín Prado, son golpes psicológicos que también terminan de romper la “armonía” creada.


@beisboladentro

martes, 14 de marzo de 2017

Resurge Venezuela

Foto AFP

Las cartas estaban echadas, era un juego de vida y muerte para la selección de Venezuela. Omar Vizquel tenía una sola preocupación para el juego de desempate. Solamente contaría con cinco lanzadores –incluido el abridor Omar Bencomo-, para limitar a una ofensiva de Italia que ya les había hecho daño en su encuentro previo.

No era para menos la incertidumbre que rodeaba al mánager venezolano. El cuerpo de lanzadores había recibido un total de 32 anotaciones en 26 entradas de labor en tres encuentros. Mientras que los abridores aceptaron diez de esas carreras.

Italia también tenía una situación similar a Venezuela, el manager Marco Mazzieri tendría a cinco pitchers para contrarrestar a una ofensiva que si bien no había estado a la altura, fueron capaces de voltearles el marcador en el pasado sábado.

Comenzó el encuentro y rápidamente Italia se hizo presente en el marcador, John Andreoli abrió con doble al jardín derecho y con incogible al central de Daniel Descalso anotaría la primera carrera del partido. Nuevamente las dudas rodearon a una selección que siempre estuvo abajo en el marcador. A pesar de esa carrera, Bencomo cumplió y mantuvo a la ofensiva de Italia sin poder carburar rally alguno, durante las tres entradas que lanzó, completando 66 de los 65 lanzamientos que le correspondían, permitiendo cuatro hits, una carrera, dos boletos y cinco abanicados.

Vizquel apelo al bullpen, Deolis Guerra tendría la tarea de continuar la labor de Bencomo y dejar atrás su mal desempeño en el clásico, el relevista ficha de Navegantes del Magallanes cumplió, durante los dos innings y dos tercios que lanzó permitió un hit, otorgó un boleto y retiró a tres por la vía del ponche.

José Alvarado sería el siguiente brazo y este tampoco defraudo, a pesar de permitir la segunda rayita de los europeos en dos entradas y un tercio de actuación. Se fue del encuentro con cuatro ponches.

Despiertan los bates
A.J. Morris, lanzador de Italia, mantuvo a la ofensiva criolla sin hits durante las cinco entradas de labor, permitiendo un boleto y abanicando a cinco. Logró contener a los bates criollos que no pudieron descifrar sus envíos y que por momento preocupo al conjunto nacional.

Tras su salida, el bullpen europeo se haría cargo del encuentro.

En el sexto Venezuela comienza a despertar de su letargo. El zuliano Ender Inciarte bateó roletazo que el inicialista italiano no pudo dominar, impulsando la anotación de otro pelotero del patio, Odúbel Herrera que se encontraba en bases por jugada de selección. El de Inciarte fue el primer imparable de los criollos.
El cuadrangular de Cabrera despertó a un equipo
que estuvo dormido durante todo el juego
Foto: AFP

Así se mantuvo el marcador hasta que Alvarado permitió el jonrón de Andreolli en el cierre del  séptimo, en ese entonces el marcador estaba 2-1 a favor de Italia.

En el noveno capítulo, Venezuela estaba a tres outs de ser eliminada, Miguel Cabrera, “el muchacho de la película”, como lo apoda el narrador Pascual Artiles, inició la entrada con un largo y contundente cuadrangular ante Mike DeMark que igualaría las acciones a dos.

La algarabía inundo un dogout criollo que estuvo silente durante todo el encuentro, ese cuadrangular de Cabrera su sexto en la historia de estos eventos, llegó en el momento oportuno, sirvió de catarsis para que sus compañeros despertarán y decidieran echar el resto por conseguir ese último boleto.

Víctor Martínez recibiría boleto, siendo sustituido por Yangervis Solarte como corredor emergente, éste anotaría la del desempate, gracias a un largo sencillo de Rougned Odor que por poco se va del parque.

Carlos González batearía sencillo al jardín izquierdo en formación especial, moviendo a Odor a tercera, siendo él puesto out en segunda. Tocaría el turno de Alcides Escobar que realizaría de manera perfecta un squeeze play para conseguir la cuarta anotación en las piernas de Odor y con ella la sentencia del partido.

Francisco Rodríguez, vendría para el cierre del noveno y a pesar de permitir un jonrón de Alex Liddi que acercó el encuentro 4-3, pudo dominar a los restantes tres bateadores para conseguir el rescate.

Momentos claves
La frustración y angustia que se vivió durante el encuentro de desempate, mostró la verdadera cara de la selección de Venezuela y no la que lució desdibujada en sus encuentros ante Puerto Rico, Italia y México.

Los criollos finalizan con marca de 2-2 y avanzan a San Diego, California, como segundos de grupo para enfrentar en segunda vuelta a República Dominicana, Estados Unidos y Puerto Rico.

Debido a las limitaciones para el uso de los serpentineros estipuladas en el reglamento del torneo (varios habían lanzado dos días seguidos, otros están lastimados y algunos deben cumplir descanso de cuatro días), Omar Bencomo y Deolis Guerra cumplieron con la tarea asignada por Vizquel. Bencomo le dio a Venezuela tres episodios de una carrera, tras toparse con el límite de 65 envíos para la primera ronda. Mientras que el relevo de Guerra fue magistral pese a ser sacado tras 35 lanzamientos.

La inclusión de Odor, pedida por varios sectores del país fue escuchada, pero no como muchos deseaban, el camarero entró por José Altuve, situación que lleno de escepticismo a varios porque se suponía que Odor jugaría tercera, moviendo a Martín Prado a los jardines, siendo Odubel el sacrificado, éste dio la razón al mánager de su inclusión, conectando el batazo que a la postre marcó la diferencia, en la que Solarte anotaría en medio de la confusión de si el batazo de Odor salió o no del parque. Solarte jamás detuvo su carrera, siendo el cambio más aplaudido por varios sectores, pues con Víctor Martínez esa carrera jamás se hubiera logrado.
Bencomo cumplió con la tarea asignada al ofrecer tres
entradas en las que permitió una sola anotación
Foto:AFP

Durante la rueda de prensa, Vizquel aseguró que Odor se ganó su puesto en la alineación y que buscará darle más oportunidad de juego, por lo que se espera que su inclusión sea en la tercera almohadilla, moviendo a Prado al bosque izquierdo.

El despertar de Miguel Cabrera. Su batazo llegó en el momento oportuno y fue el catalizador del despertar de una selección que parecía estar entregada a la tragedia. Su sexto cuadrangular en la historia de estos eventos, lo ubica segundo en ese renglón, detrás del cubano Alfredo Despaigne.

Es el único criollo que ha conectado por lo menos un cuadrangular para Venezuela en las cuatro ediciones del Clásico Mundial de Béisbol.

De propia voz de Vizquel se conoció que los Medias Rojas de Boston no le dieron el permiso a Eduardo Rodríguez de reforzar a Venezuela en segunda ronda, debido a que este no ha superado sus problemas físicos en la rodilla derecha.

Asimismo, en la mañana de este martes se conoció por medio del periodista Augusto Cárdenas que Robert Suárez, sufrió una ruptura del ligamento cubital lateral del codo derecho. Por lo que necesitará una Tommy John, están a la espera de lo que decida su equipo en Japón.


La cita
“Dicen que nunca es fácil llegar a donde quieres llegar, siempre el destino se hace mucho más complicado“, dijo el manager venezolano Omar Vizquel. “Es lo que nos pasó a nosotros. Ojalá que eso nos dé un aliento y una fuerza extra en la segunda ronda y juguemos mejor béisbol.

@beisboladentro

lunes, 13 de marzo de 2017

Juego de vida y muerte

Foto: worldbaseballclasic.com


La consigna de Venezuela era ganar de manera obligada para asegurar su pase a segunda ronda, pero México derrotó a Venezuela 11-9 que pese a la victoria se despide del Clásico Mundial de Béisbol, debido a que el sistema que toma en cuenta las carreras admitidas por un equipo en los innings en que hubiera estado a la defensiva dejó a Venezuela e Italia como los rivales para la noche de este lunes en juego de desempate.

Nuevamente el pitcheo fue el talón de Aquiles, de un selección que sigue generando dudas aunada a una ofensiva que sigue fallando en momentos claves del encuentro.

México se fue arriba en la pizarra en el segundo capítulo con rally de cinco carreras a Yusmeiro Petit, cortesía de Japhet Amador con doble que remolcó a Brandon Laird, elevado de sacrificio en el que anotó Alex Verdugo y cuadrangular con uno a bordo de Esteban Quiroz. Venezuela respondió con una rayita en el tercero, anotada por Robinson Chirinos y traída al plato con sencillo de Martín Prado.

En el quinto tramo, los anfitriones ampliaron la ventaja con un vuelacercas de tres carreras de Brandon Lair, que ponía la pizarra 8-1, lo que parecía un nuevo nocaut para los criollos
Los anfitriones ampliaron la ventaja en el quinto tramo con vuelacercas de tres carreras de Brandon Laird poniendo la pizarra 8-1.

En el cierre de ese capítulo Venezuela fabricó tres anotaciones, gracias a dos dobles y un sencillo remolcador de Ender Inciarte, Martín Prado y Miguel Cabrera que pusieron el juego 8-4, México abrió la brecha de nuevo en la alta del sexto con elevado de sacrificio de Adrián González que remolcó a Xorge Carrillo poniendo el juego 9-4.

Ahí mismo en ese sexto episodio Venezuela busco la reacción y puso dos más en la pizarra con sencillo de Robinson Chirinos para fletar a Alcides Escobar y otro imparable de José Altuve que llevó al home a Chirinos, 9-6 se colocaba el encuentro. En el séptimo Chris Roberson hizo dos más para México con sencillo dentro del cuadro.
Omar Bencomo con la tarea de mantener el sueño
vinotinto en el Clásico Mundial de Béisbol. Foto: AFP

Los criollos no bajaron los brazo y Víctor Martínez agregó un vuelacercas de dos carreras en el cierre de esa entrada, más bolazo a Robinson Chirinos con bases llenas para poner cifras de 11-9.

Antes de la reacción criolla, ya los medios hacían hincapié en la eliminación de Venezuela por haber permitido más de diez carreras, pero el despertar ofensivo, nuevamente puso a más de uno a sacar nuevamente las estadísticas, sobre el chance vinotinto.

Si bien la reacción no llegó, al caer el tercer out reino la confusión, México celebro en el terreno su victoria que le daba el chance de jugar un juego de desempate ante Italia, pero minutos después esa alegría duro poco, cuando el comité organizador, constató que Venezuela tenía mejor diferencial de carreras que los aztecas.

"Yo tenía una sola cosa en mente que era ganar el partido, pero las cosas no salieron bien", dijo el manager de Venezuela, Omar Vizquel. "Después nos avisaron que teníamos una pequeña diferencia de milésimas y que nos tocaría jugar con Italia. Fue algo sorpresivo, pero estamos contentos de que vamos a tener una oportunidad más".

La victoria es para el abridor mexicano Luis Mendoza quién lanzó cuatro episodios en los que permitió tres imparables, dos carreras, ponchó a dos y otorgó par de boletos, mientras que con el revés cargó Yusmeiro Petit al permitir cinco carreras y tres imparables en dos innings en los que concedió par de boletos. Por su parte el rescate se le acreditó Roberto Osuna quién permitió un hit, abanicó a uno y otorgó un boleto en dos tercios de trabajo.

Sin brillo
Venezuela no ha logrado un buen desempeño en este Clásico Mundial de Béisbol.

En tres compromisos, el cuerpo de lanzadores de Venezuela ha permitido 32 carreras en 26 entradas, los abridores han recibido 10 carreras en ocho entradas de labor para 11.25 de efectividad. No hay ofensiva que soporte eso, a pesar de las 21 carreras producidas, la cantidad de corredores dejados en base es alarmante.

En los primeros 13 encuentros en la historia del evento (2006-09), el pitcheo criollo permitió 55 carreras. En los últimos seis compromisos, le han anotado 53 rayitas y contando.

Como se puede aspirar a jugar un partido de desempate cuando pierdes dos y sigues cometiendo los mismos errores, es la pregunta que muchos se hacen.

Para colmo de males, durante el encuentro perdieron a Robert Suárez que se resintió tras realizar dos envíos.
El método de desempate donde Venezuela quedaba
fuera. Los organizadores tuvieron que volver a revisar
dicha regla y se percataron que México jugó una
entrada menos ante Italia

Vizquel contará para el partido de desempate con solo cinco brazos disponibles, esto representará un hándicap en contra si tomamos en cuenta que en el careo previo la ofensiva italiana ya había fabricado ocho carreras en las primeras cuatro entradas.

Omar Bencomo será el abridor de Venezuela y las esperanzas de un país estarán cifradas en lo que pueda hacer desde el montículo. El lanzador ficha de los Bravos de Margarita, actuó en el compromiso ante los italianos donde en un episodio no otorgo boletos ni imparables, cerrando su actuación con ponche.

La buena noticia para los criollos es que Italia también estará limitada de brazos y solo cuatro lanzadores tendrá el manager de la azzura, siendo estos Luis Lugo, Orlando Oberto, Sam Gaviglio (abrió contra Venezuela) y Alessandro Maestri.

Además de Bencomo, Vizquel tendrá disponible a el zurdo José Alvarado se asoma como el único siniestro en el bullpen. Su única presentación en el torneo también fue el sábado, donde el descontrol en sus envíos fue la nota discordante. Otorgó par de boletos, apenas sacó un out y permitió par de rayitas.

Gregory Infante tampoco ha podido ser determinante con Venezuela. Otro de los disponibles para el duelo de desempate lanzó contra Puerto Rico y México. Ante el conjunto boricua solo estuvo en el morrito para dar punto final al tercer inning. Mientras, contra el combinado azteca sacó también un out, no sin antes regalar par de pasaportes, tolerar un sencillo y una anotación.

Uno fuertemente castigado ha sido Deolis Guerra. Con una débil salida en la que no pudo retirar a ningún bate puertorriqueño, el de los Navegantes del Magallanes fue víctima de cuatro carreras, jonrón incluido, que selló el nocaut boricua.

El domingo se midió a México, recibiendo tres hits y una rayita en solo un tercio.

Para las labores en el tramo final del choque está Francisco Rodríguez. Tras una molestia durante el juego del sábado ante Italia, el Kid señaló estar bien físicamente y listo para lanzar. Ese día ganó, pero no pudo obtener el rescate, motivo para el cual fue puesto desde el octavo episodio. El relevista dio una base por bolas, recibió tres inatrapables y dos anotaciones (sucias) en uno y un tercio.

En caso que Venezuela logre pasar de ronda, tiene a ocho pitchers en reserva, de los cuales puede escoger a dos para sumarse al equipo, por lo que el bullpen Vinotinto estará bastante limitado para jugarse su cupo a la siguiente ronda.


@beisboladentro

domingo, 12 de marzo de 2017

Con sufrimiento, Venezuela gana su primer choque en el Clásico Mundial de Béisbol

Foto: AFP

La selección de Venezuela consiguió un importante triunfo la tarde del sábado al derrotar en extrainning a Italia 11 carreras por 10, en partido celebrado en el estadio Charros de Jalisco de la Ciudad de México.

La victoria, sufrida en todo momento, llegó gracias al despertar de la ofensiva nacional, que disparó 17 imparables ante los lanzadores italianos para conseguir las once anotaciones.

Martín Prado fue el más destacado por los nacionales al irse de 5-5, con anotada y tres remolcadas.

El triunfo mantiene a Venezuela con opciones de avanzar a la siguiente fase.

Los dirigidos por Omar Vizquel tuvieron que quitarse de encima una desventaja de cinco anotaciones pues los bates europeos no dieron tregua al abridor Martín Pérez; sin embargo, eso no desmotivó a los venezolanos que poco a poco sumaron hasta emparejar el score amparados en Alcides Escobar. El campocorto impulsó la primera carrera en el quinto inning, mientras que con un doble en el sexto permitió anotar a Yangervis Solarte y Odúbel Herrera las del empate.

Miguel Cabrera puso arriba a Venezuela en el séptimo con un hit a la izquierda para impulsar a José Altuve, entrada en la que los criollos anotaron tres carreras. Los europeos no se durmieron y en el cierre de la misma entrada, Francisco Cervelli, que finalizó el partido de 6-3, conectaría sencillo al centro para que Brandon Nimmo anotará, pero un error de Ender Inciarte permitió a John Andreoli pasar por el plato y acercar a los suyos 8-7.
Andreoli emparejó el score en el octavo con sencillo al centro para empujar a Drew Butera.

Con la sensación de que el extrainning era posible, Salvador Pérez rompió el empate en el noveno con un largo cuadrangular con Rougned Odor en circulación; sin embargo en la baja el descontrol de Francisco Rodríguez dio la oportunidad a Italia de emparejar las acciones, hecho que concretaron no sin antes ver salir del duelo a Pérez y al mismo Kid, ambos por sendas lesiones.

En la parte alta del décimo, Prado coronaría su día perfecto al conectar un doble (su quinto hit del encuentro) para remolcar a Altuve con la del gane.

El triunfo deja con record de un triunfo y un revés tanto a Venezuela como a Italia, que se jugarán el boleto a la siguiente fase este domingo.
Altuve anotó tres de las once carreras de Venezuela.
Foto: AFP

Por Venezuela, Prado estableció un registro para estos eventos con sus cinco hits, Carlos González también sobresalió al irse de 5-3 con remolque, mientras que Alcides Escobar bateó de 5-2 con tres remolques y una anotada.

Lesionados Salvador, Silvino y el Kid
A pesar de la victoria, la selección vio como en ese encuentro tres piezas valiosas salieron lesionadas.

Silvino Bracho que lanzó 0.2 tercios de labor con un hit permitido y un ponche, no continuó en el partido debido a un tirón en su pantorilla, se conoció que no continuará con el equipo y será sustituido si Venezuela clasifica a la siguiente fase.

Recordemos que en el roster oficial, Venezuela presentó una lista de reserva con diez nombres.

En cuanto a Salvador Pérez, el estelar cátcher sufrió una lesión en la rodilla izquierda, y está en duda para continuar su participación en el Clásico Mundial de Béisbol, informó su manager, Omar Vizquel.

Pérez chocó en el plato con Drew Butera, quien es su compañero en los Reales de Kansas City y participa en esta edición del Clásico Mundial con el uniforme de Italia. El cátcher cuatro veces elegido para el Juego de Estrellas tuvo que abandonar el terreno ayudado por sus compañeros de la selección.

“Tenemos que esperar a ver qué nos dicen los rayos X'', dijo Vizquel. “Salvador tiene la rodilla suelta y va a ir a la clínica a ver si todo está bien, pero por ahora está en duda para el partido de mañana''.
Momento en que Salvador Pérez sale lesionado al chocar
con su compañero de los Reales, Drew Butera. Foto AFP

La jugada en la que Pérez chocó fue clave, pues Butera se disponía a anotar una carrera que habría dado el triunfo a Italia. Sin embargo, fue también costosa, pues no sólo derivó en la lesión del receptor, sino también en una dolencia del pitcher Francisco Rodríguez, quien hizo el lanzamiento al plato para sacar el out.

 “Francisco tiene una lesión en la ingle, él me dice que es un calambre y que va a estar bien para jugar mañana'', agregó Vizquel. “Hablé con él y me dice que está bien''.

En caso de que la lesión de Pérez sea grave, Venezuela nada más cuenta con Robinson Chirinos como su receptor.

Habría que ver si el comité del evento le permitiría a Venezuela inscribir a otro pelotero, pues en su reserva solo disponen de lanzadores.

La otra opción sería activar a Jesús Flores que se encuentra con la selección como receptor de bullpen.

El dato
11 entradas tuvo Venezuela sin anotar carreras en este Clásico Mundial de Béisbol. En dos encuentros tiene 11 anotadas y 21 carreras recibidas.

@beisboladentro