sábado, 13 de mayo de 2017

Derek Jeter: El niño que amo jugar al béisbol



El domingo 14 de mayo se celebra el día de las madres, un día especial para Derek Jeter, que escogió esa fecha para que la organización de los Yankees de Nueva York, decidiera retirarle el número 2 que uso durante 20 temporadas, el motivo: agradecerle todo el apoyo que su madre Dorothy le brindo durante su carrera.

Será el último número de un digito que retire la mítica organización del Bronx, un número que pareció estar destinado para esta estrella que llegó en el momento indicado para los Yankees, que a partir de la temporada 1996 comenzaron a gestar un núcleo competitivo que lo llevó a ganar cinco títulos de Serie Mundial y dejar atrás un periodo de casi quince años de fracasos.

Actualmente el legado de Jeter es tal que de los 21 jugadores que utilizan el Nº 2, en las mayores, casi la mitad de ellos lo hacen porque tuvieron al ex campocorto como ídolo. “Dondequiera que uno vea el Nº2, uno piensa en Jeter”, dijo el torpedero de 23 años de los Bravos de Atlanta, Dansby Swanson. “Al igual que cuando uno ve el Nº 23, uno piensa en Michael Jordan; el 42, Jackie Robinson. Hay ciertos números que se quedan pegados a cierta gente”. Swanson no se equivoca.

Una estrella ha nacido
“Hay algunas cosas con los Yankees que nunca cambiarán. Eso es el orgullo, la tradición, y lo más importante de todo es que tenemos los mejores fanáticos del mundo” Derek Jeter.

En 1992, los Yankees ni soñaban con poder seleccionar al campo corto nacido en Pequannock, New Jersey, su estatus de prospecto A-1 lo hacía un trofeo codiciado en el draft de ese año; los Astros de Houston era la franquicia que tendría el honor de elegir primero ese año, por lo que se suponía lo escogerían con toda seguridad.

Los reportes de Hal Newhouser, scouts de los Astros, organización que venía siguiendo a Jeter desde la high school aseguraban que como pelotero y como persona, es muy especial.

Los ejecutivos de Houston pensaron que con el estatus de Jeter, éste exigiría más de un millón de dólares como bono, ya que los Yankees habían pagado un millón 550 mil al número uno de 1991, Brian Taylor.  Por lo cual no escogieron al campo corto y se decidieron por el primera base y receptor Phil Nevin, a quien le dieron 700 mil dólares.
Rivalizo junto a Alex Rodríguez ser el mejor SS de su
generación. Sólo Omar Vizquel pudo eclipsar este
dúo con varios Guantes de Oro en su haber.
Foto: lasmayores.com

“Honestamente, creí que Houston se lo llevaría”, aseguró en ese entonces el director de scouts de Nueva York, Brian Sabean.

Los Yankees escogerían ese año de sextos y lo más asombroso fue que los equipos que antecedieron a Nueva York, no escogieron a Jeter. Cleveland se llevó al pitcher Paul Shuey (650 mil dólares), Montreal obtuvo al lanzador Derek Wallace (550 mil), Baltimore al jardinero Jeffrey Hammonds (400 mil) y Cincinnati al jardinero Chad Mottola (400 mil).

Ante tanto asombro la gente de Nueva York se preguntaba que sucedía, cuál era el misterio. “Me vi tentado a averiguar si Derek (Jeter) estaba lesionado o si no iba a firmar”, relató Sabean. Aunque no contaba con suficiente tiempo, Sabean se arriesgó y firmó a Jeter por 700 mil dólares. Al enterarse Newhouser de la firma, este renunció a sus labores con Houston… imagínense que hubiera sucedido si los Astros hubieran tomado a Jeter, el impacto hubiera sido un vuelco total que nunca sabremos.

Lo cierto es que Jeter llevó a los Yankees a ganar cinco títulos de Serie Mundial, mientras que Astros, Indios, Expos, Orioles y Rojos no han podido ganar un campeonato en los últimos 25 años.

Su debut se produjo el 29 de mayo de 1995, cuando la organización decide darle el puesto por el lesionado Tony Fernández. Si bien se fue de 5-0 en su estreno, Jeter había dejado huella de su talento. Su experiencia ese año fue de quince encuentros, para el siguiente año, los Yankees le entregan el puesto y este respondió al conquistar el Novato del Año, luego de batear para .314, 10 cuadrangulares y 78 remolcadas en 157 partidos.

A partir de allí la historia como la conocemos cambio totalmente para los Yankees, Jeter se convertiría en el rostro de una organización y su nombre retumba hoy entre las grandes leyendas que una vez portaron este uniforme.

Babe Ruth es sin discusión el número uno en la historia de los Yankees. Joe DiMaggio es el más completo en todos los departamentos, menos el de bateo. Mickey Mantle el de mayor habilidad natural. Bill Dickey, un cátcher sin parangón. Lou Gehrig ha sido el más valioso por su grandeza como jugador, tenía el orgullo de ser un Yankee. Pero es Jeter, quien reúne todas las habilidades de estas leyendas; desde su estreno Nueva York volvió por la ruta de los campeonatos esquivos durante la década de los años 80. Orgulloso de ser un Yankee, Jeter ha demostrado el valor de ser pelotero de esta franquicia, sin importar metas personales ha sabido llevar su juego de pelota y haberse ganado un corazón dentro de la fanaticada que lo idolatra por su espíritu de victoria.

El resto de los peloteros que antecedieron a Jeter en ese draft, tuvieron carreras efímeras y no alcanzaron ni una cuarta parte del éxito que Jeter consiguió en veinte temporadas. Mientras que de los 31 peloteros que los Yankees tomaron en ese draft, cinco llegaron a las mayores, siendo Jeter el más exitoso de ellos:

Mike Buddie (Ronda 4, nº102) cinco temporadas en las mayores (dos con Nueva York).
Matt Luke (Ronda 8, nº214) tres temporadas de las cuales una fue con el Bronx.
Ryan Karp (Ronda 9 nº242) dos temporadas con los Filis de Filadelfia.
Mike DeJean (Ronda 24, nº 662) diez temporadas en las mayores y nunca jugó con los Yankees.

Tragos amargos y despedida
“Hasta no haber golpeado mil bolas sin error, siempre tendrás algo en que trabajar”, Derek Jeter.

En un lapso de 16 temporadas, Jeter lo había hecho todo, Novato del Año, once convocatorias al Juego de Estrellas, cinco Guantes de Oro, cuatro Bates de Plata, Más Valioso en un partido de estrellas y Serie Mundial, cinco anillos de Serie Mundial, dos veces ganador del premio Hank Aaron, ganador del premio Babe Ruth y del premio Roberto Clemente y dueño de varios registros dentro de la organización neoyorquina, como hits, turnos al bate y sencillos, además de liderar a los bateadores activos en imparables, y ser apenas uno de diez jugadores en la historia que al menos sumaba 1.500 anotadas, 2.500 hits, 200 jonrones y 300 bases robadas.

Esos pergaminos fueron obviados por Brian Cashman, gerente general del equipo que al finalizar la temporada 2010, invito a Jeter a probar suerte en la agencia libre. Era la primera vez que la estrella probaba este mercado, su talento había asegurado varios años de contrato y estaba ajeno en ese campo de batalla. Tal noticia retumbo en todo el béisbol, que equipo se llevaría al campocorto. Rumores llegaban por doquier, se habló de los Gigantes de San Francisco como destino, pero nunca se concretó, la presión de los medios neoyorquinos fue tal que los hermanos Steinbreinner decidieron firmar a Jeter por tres años, más una opción a un cuarto año, en enero de 2011 pasando por encima de las recomendaciones del gerente general.

Jeter dio por cerrado ese capítulo donde sus virtudes en el terreno de juego eran discutidas, Cashman quería a Eduardo Núñez como su campocorto, y pensó que Jeter debía dar paso para el prospecto dominicano que contaba con 24 años. Jeter de 37 años trabajó arduamente y promedio .297 con seis jonrones y 61 remolcadas en 131 partidos. Aunque sus números fueron discretos, Jeter completó los 74 imparables que le faltaban para convertirse en el primer Yankee en arribar a los 3.000 hits. Era el pelotero 28 en conseguirlo y el segundo que lo hace a través de un cuadrangular.

Dos años atrás, ya había conseguido ser el líder de la franquicia dejando a un lado a Lou Gehrig, además de adueñarse de la marca para campocorto que estaba en poder de Luis Aparicio (2.673).

En 2012, Jeter volvió a ser el bateador explosivo de años atrás, cuando promedio.316 con 15 vuelacercas, liderando las mayores con 216 imparables en 159 encuentros y llevándose el Guante de Oro en su posición. Una lesión en 2013, lo hizo participar solamente en 17 encuentros y las dudas sobre su condición volvían a la palestra, la organización estudiaba la opción de darle el puesto de designado, pero Jeter demostró sus condiciones y jugó 147 partidos de los cuales 130 fueron como campocorto. Sus números fueron discretos .256 con cuatro jonrones y 50 remolcadas.

Ya esa campaña, el campocorto había manifestado que sería su última como jugador, era el último representante de una época gloriosa de grandes jugadores que le dieron a Nueva York cinco títulos -cuatro de ellos en un lapso de cinco años-, si bien los Yankees habían sido eliminados en temporada regular, era apenas la tercera vez que esto sucedía en las veinte temporada que Jeter jugó con los mulos.

Incluso a pesar del mal año, los Yankees trataron de convencer a Jeter de que jugará un año más, pero este se negó, sabía que tenía que dar un paso para nuevas generaciones, él tenía sus propios proyectos y era hora de que Nueva York comenzará la era post Jeter.
video

En el umbral de las leyendas
¿Será Derek Jeter el primer miembro de Cooperstown exaltado de manera unánime?, nadie en la historia ha logrado tan merecido honor.

Ken Griffey Jr sumó 99.3% de los votos al Salón de la Fama en 2016, recibió 437 votos de 440 posibles, solo tres votos lo separaron de la unanimidad, la carrera del junior es similar a la de Jeter, un predestinado que nació para triunfar, lejos de los escándalos y que marcó diferencia dentro del terreno de juego.

Pero tres votantes consideraron que el junior no merecía ese privilegio, será Jeter el predestinado, de todos los peloteros que han jugado en las mayores, el otrora campocorto parece reunir todos esos requisitos que no lograron en su momento Tom Seaver en 1992 (425/430 para 98.8%), Nolan Ryan en 1999 (491/497, 98.8%), Cal Ripken Jr. en 2007 (537/545, 98.5%), Ty Cobb en 1936 (222/226, 98.2%) y George Brett en 1999 (488/497, 98.2%).

En 2020 esa duda será despejada, Jeter parece tener todos los argumentos para ser entronizado de forma unánime, pero si no es él, quien tendrá esa mención, por lo pronto, Cooperstown aguarda por su llegada.

El adiós

En la temporada 2014, los Yankees cerrarían la temporada en el Fenway Park de Boston el 28 de septiembre, tres días atrás los mulos y Jeter jugarían su último encuentro en el Yankee Stadium, estadio que recibió a 48.613 personas para ver a Jeter despedirse de la ciudad que lo vio convertirse en estrella.

El capitán tuvo una despedida de película al dar el batazo ganador para que los Yankees dejarán en el terreno a los Orioles de Baltimore 6-5, y cerrar historia como uno de los más grandes de la historia de este deporte.

La ciudad de Nueva York se rindió ante Jeter que bajo el lema “RE2PECT”, adornó la casa que él ayudo a construir, había melancolía en el público y el mismo jugador, ni la amenaza de lluvia que se asomaba pudo entorpecer lo que se viviría ese día.

Ni la mejor película de Hollywood o la mejor obra de Broadway podrían diseñar un mejor cierre para la despedida del ídolo neoyorquino. Jeter, quien toda su vida fue un predestinado y estuvo rodeado de una mística especial, conectó el batazo de la victoria en su juego de despedida en Yankee Stadium.

En un capítulo que había iniciado el zuliano José Pírela con sencillo (luego fue sustituido por Antoan Richardson), el corredor avanzó a segunda por sacrificio de Brett Gardner y ahí llegó el gran momento de la noche para "Mr. New York". Fue a consumir turno y sonó la tradicional grabación del ya fallecido anunciador Bob Sheppard para presentarlo. Ante el primer envío del relevista Evan Meek, Jeter sacó su clase única y disparó un hit al jardín derecho para dejar en el terreno a los oropéndolas y así desatar la locura de las 48 mil 613 personas que asistieron al parque (récord de la temporada).

Allí estaba Jeter, saltando cual niño había ganado un premio, su recorrido por la base denotaba que seguía siendo aquel pelotero que saltó por primera vez al terreno de juego. Nunca cambio su manera de celebrar, seguía siendo el mismo pelotero sin importar el paso de los años. Jeter fue un predestinado para esta organización.

Después de la celebración, el campocorto fue felicitado por su exmánager Joe Torre, además de sus excompañeros Andy Pettite, Jorge Posada, Mariano Rivera, Tino Martínez y Bernie Williams, además de su familia, y más tarde recorrió el campo para recibir la ovación de la fanaticada.

Fue una mezcla de instantes inolvidables para el béisbol, que incluso fueron adornados musicalmente con el tema A mi manera (My way) en la voz de Frank Sinatra. Nunca mejor dicho, se despidió a su manera, con ese protagonismo que lo caracteriza.
Dio uno de los discursos más emotivos en la despedida del
Yankee Stadium en 2008. Foto: espn.com

“Esto es increíble. Las cosas que me emocionan son las palabras de los fanáticos y los compañeros. Hoy casi me quebré un par de veces”, confesó Jeter. “Hoy la gente en las tribunas me daba gracias. Soy yo el que tiene que agradecer por todo. Yo solo estaba haciendo mi trabajo [...] Las últimas semanas cada vez se hizo más difícil. Todo el mundo quería hablar sobre este momento, y lo que vendría después, y no era fácil. Extrañaré todo, pero más que nada el apoyo de los fans”.

El “Capi” también mencionó que el partido fue su último juego ocupando la posición de short stop, pues para la serie de final de temporada regular ante los Medias Rojas de Boston -en el Fenway Park- jugará, pero en rol de bateador designado.

Irónicamente, el jugador con más hits en postemporadas (200) se despide en campaña regular. Pero su adiós no dejó de tener brillo. Jeter es símbolo de una dinastía. Un jugador especial. Su retiro hace que concluya una época, pues fue la cara moderna del béisbol y siempre será recordado como un pelotero modelo en una era complicada para el deporte rey. Jeter, más que un pelotero, fue un caballero ejemplar. ¡Gracias por todo, Derek!

Cronología
29/05/1995: Derek Jeter hace su debut en Grandes Ligas contra los Marineros en Seattle.
30/05/1995: Jeter consigue su primer hit, un sencillo ante Tim Belcher, lanzador de los Marineros.
02/04/1996: Juega en su primer Opening Day con los Yankees, y ante los Indios, conecta el primer jonrón de su carrera.
26/10/1996: Gana su primer campeonato después de que los Yankees vencieran a los Bravos en el sexto juego de la Serie Mundial en el Yankee Stadium.
04/11/1996: Después de batear .314 con 10 jonrones, 78 carreras impulsadas, Jeter es la selección unánime al premio Novato de la Liga Americana del Año.
21/10/1998: Jeter gana su segundo anillo de Serie Mundial con los Yankees barriendo a los Padres.
27/10/1999: Los “Bombarderos” consiguen la Serie Mundial por segunda temporada corrida. Jeter batea .353 en la barrida de los Yankees sobre los Bravos.
11/07/2000: Jeter se va 3-3 y anota dos carreras en el Juego de las Estrellas en el Turner Field, llevándose el Premio al Jugador Más Valioso.
26/10/2000: En la Serie del Subway ante los Mets, los Yankees a ganan la Serie Mundial y Jeter es nombrado MVP, después de batear .409 en cinco juegos.
03/06/2003: Es nombrado por George Steinbrenner el undécimo capitán de los Yankees.
18/06/2005: Jeter pegó en el primer grand slam de su carrera contra Joe Borowski en la sexta entrada.
Su última celebración en su último juego en el Yankee
Stadium el 25 de septiembre de 2014. Foto: espn.com
21/09/2008: Con los Yankees eliminados, Jeter realiza el discurso de despedida del viejo Yankee Stadium.
16/08/2009: Jeter supera a Luis Aparicio como el campocorto con más hits (2675) en la historia, en un partido contra los Marineros.
11/09/2009: El “Capitán” deja atrás a Lou Gehrig y se convierte en el líder de todos los tiempos líder de Los Yankees en hits (2.722), con un sencillo frente a Chris Tillman de Baltimore.
04/11/2009: Consigue su quinto y último anillo de la Serie Mundial en el duelo que los Yankees derrotaron a los Filis en seis partidos.
09/07/2011: Con un jonrón ante David Price, Jeter alcanza los tres mil hits. En ese juego ante Tampa Bay se va de 5-5.
13/10/2012: Se fractura el tobillo derecho en el primer juego de la Serie de Campeonato de la Liga Americana contra los Tigres.
07/09/2014: Los Yankees realizan una ceremonia para honrar a Jeter por su legado de 20 años en las Grandes Ligas. Ese día fue declarado por el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, como el “Día de Derek Jeter”.
18/09/2014: Conecta su último jonrón en Yankee Stadium. Fue un batazo en el cuarto inning ante R.A. Dickey, abridor de los Azulejos.

El dato
Derek Jeter es junto a Willie Mays los únicos jugadores en tener 3.000 hits, 250 jonrones, 300 robos y 1.200 remolcadas. En postemporada dejó récord vigente de juegos (158), hits (200), dobles (32) y anotadas (111).

Noticias relacionadas

Jeter no es el favorito de Cashman
El legado de Derek Jeter
Derek Jeter entre los grandes
Diez números asombrosos de Derek Jeter


@beisboladentro

martes, 9 de mayo de 2017

SOS Venezuela

Foto: lasmayores.com


Desde que el Tribunal Supremo de Justicia dictará las sentencias 155 y 156, en las que le restaba competencias a la Asamblea Nacional, inicio en Venezuela una serie de protestas que han cobrado la vida de 37 personas y más de mil detenciones.

El país ha sufrido de constantes represiones por organismos de seguridad que en vez de resguardar a los venezolanos, han actuado a mansalva y se han extralimitado en sus funciones.

La situación que inicio aproximadamente un mes atrás no ha estado exenta para personalidades públicas, de la farándula y de los deportistas, quienes a través de sus redes sociales han manifestado su postura con lo que consideran una violación a los derechos humanos y una represión salvaje de los componentes militares, agrediendo a manifestantes que claman por un cambio en el país.

En los últimos días, varios grandeligas venezolanos han comenzado a manifestarse en torno a la situación política y social que vive el país, llevando su consigna más allá de un simple video, el pasado domingo Francisco Cervelli, Orlando Arcia y Hernán Pérez, utilizaron las tiras negras sobre sus pómulos con la palabra SOS Venezuela.

Para aquellos que no estén familiarizados con el término SOS, es el código internacional de auxilio en clave morse.

Cervelli, receptor de los Piratas de Pittsburgh, es el más activo en sus redes sociales, haciendo eco de los videos de represión donde la Guardia Nacional Bolivariana y la Policía Nacional Bolivariana, agreden a los manifestantes, quienes protestan ante las políticas poco asertivas del Presidente Nicolás Maduro.

En su cuenta personal de twitter, el careta valenciano hace alusión a las etiquetas #FueraMaduro y #nomasdictadura.

Asimismo, junto a Ender Inciarte, Eugenio Suárez, Hernán Pérez, Alcides Escobar, Salvador Pérez, José Peraza, entre otros, participaron en un video donde pidieron paz para el país y el cese de la represión en las manifestaciones pacíficas.

Es la primera vez que varios peloteros se expresan de manera contundente. Ellos, no son ajenos a lo que pasa en el país. Aunque todos viven en Estados Unidos, la mayoría de sus familiares siguen en Venezuela y sufren las penas de cualquier venezolano. De igual modo la situación se ha trasladado al fútbol con Salomón Rondón, Tomás Rincón y Roberto Rosales, así como el baloncesto con Gregory Vargas que desde Turquía recibió apoyo de su conjunto y de la liga profesional.
video

Tal situación ha servido para hacer eco en otros peloteros latinos que piden cese a la violencia y ayuda humanitaria para niños, tal como lo hicieron Robinson Canó y varios peloteros dominicanos.

La admiración de los peloteros venezolanos por sus compatriotas ha sido tal que constantemente envían palabras de apoyo.

Alfredo Pedrique, uno de los dos managers venezolanos que han dirigido en las mayores, se solidarizó con las marchas convocadas el fin de semana por opositores al gobierno.

“Felicitó a las valientes guerreras de mi país, desde la más joven hasta las que están en su segunda juventud”, indicó el piloto. “Las amo. Venezuela libre”.

Lo mismo hizo el jardinero José Alberto Martínez, de los Cardenales de San Luis: “Mujeres venezolanas, me pongo de pie y aplaudo. Ninguna como ustedes, mis respetos”, señaló el Cafecito.

La situación de Venezuela ha trastocado a otros países vecinos, quienes han manifestado preocupación por lo que ocurre en la tierra de Bolívar, en la que constantemente ha habido un éxodo de venezolanos que buscan oportunidades para vivir y trabajar, después que las puertas se le cerraran por pensar distinto.

Incluso Kim Ng, vicepresidente Operaciones de Béisbol de MLB, emitió un comunicado titulado “Seguridad en Venezuela”, en la que refleja la situación del país e incluye una serie de recomendaciones para los futuros eventos que la empresa realice en territorio venezolano.

Hace dos décadas atrás, Venezuela tenía varias academias en el país, quienes debido al colapso de la economía, la escasez de alimentos y la situación volátil y peligrosa, hizo que varias emigraran a la República Dominicana para poder seguir trabajando con el talento venezolano.

En los últimos meses MLB ha pedido a sus divisas que limiten la venida al país, que los scouts y agentes pauten sus eventos lejos de estas tierras. Ahora hacen recomendaciones casi insólitas, como abstenerse de usar otro aeropuerto distinto al de Valencia o centralizar todo el trabajo en el complejo de Empresas Polar, cerca de Guacara, redoblando los mecanismos de seguridad y otras medidas.

Situación que ha aislado un país que históricamente ha dado grandes estrellas a este deporte.

Mientras tanto, Venezuela clama por ayuda y nuestros deportistas hoy actúan como embajadores para que nuestra voz sea escuchada.


@beisboladentro 

lunes, 1 de mayo de 2017

Ellos fueron los más destacados en el primer mes de Grandes Ligas



Si usted esperaba a Miguel Cabrera, Carlos González, Pablo Sandoval y Félix Hernández comandar el contingente criollo en este primer mes de temporada, se equivocó. Nuevas figuras tomaron el protagonismo en lo que promete ser una campaña con muchas expectativas para las nuevas estrellas emergentes.

Avisaíl García, jardinero de los Medias Blancas de Chicago y Antonio Senzatela, el novel abridor de los Rockies de Colorado, fueron los criollos más destacados en cuanto a ofensiva y pitcheo, respectivamente.
Avisaíl García ha comenzado ha producir lo que esperaban
los Medias Blancas de él. Foto: zimbio.com

El patrullero derecho de los patiblancos bateó en abril para .368, manteniéndose líder del joven circuito, mientras es segundo en imparables (32), tercero en jonrones (5) y quinto en remolcadas con 20.

En tanto, el derecho de la tropa rocallosa, en sus primeras cinco presentaciones en las mayores terminó con balance de 3-1, con un porcentaje de carreras limpias permitidas de 2.81 y una relación boleto/ponche de 7/18.

Menciones
En una temporada donde 77 venezolanos abrieron la temporada para establecer una nueva marca, la alineación de los más destacados la completan en la receptoría Salvador Pérez con .272 de promedio, seis vuelacercas y 12 producidas. A comienzos de temporada el careta criollo igualo una marca de cinco juegos dando cuadrangular, a pesar de haberse apagado ofensivamente, en la última semana comenzó a despertar y su producción comienza a hacerse sentir para los monarcas.

Las menciones son para Francisco Cervelli y Wilson Contreras.

César Hernández, segunda base de los Filis de Filadelfia, sin el juego de ayer, se encontraba en el puesto 20 entre los mejores bateadores de la campaña al reflejar un promedio de .326. Además, el camarero ya sumaba cuatro jonrones y diez carreras producidas. Su defensa ha sido magistral hasta los momentos al registrar dos errores para .978 de porcentaje de fildeo.

Eugenio Suárez ha destacado en la tercera almohadilla. En 23 encuentros batea para .329 con 13 remolcadas y cinco vuelacercas. Tiene un error en la esquina caliente, siendo uno de los mejores jugadores de los Rojos de Cincinnati.

Yangervis Solarte ha respondido a las expectativas de los Padres de San Diego de ubicarlo como segunda base, ahora el cuarto bate de los religiosos promedia para .283 con 16 remolcadas (líder del equipo), y once anotadas, además de coliderar el departamento de juegos jugados en las mayores con 27.
Eugenio Suárez sigue consolidando su carrera con los Rojos
de Cincinnati. Foto: AFP

Ronald Torreyes aprovecho la confianza de Joe Girardi para sustituir a Didi Gregorius en el campocorto de los Yankees de Nueva York y en 20 encuentros ligó para .318 con 13 producidas. Con el retorno de Gregorius, Girardi espera darle más juego a su utility que a comienzos de temporada, lideraba al club en remolques.

Hernán Pérez completa el grupo ofensivo, gracias a una ofensiva de .262 con tres jonrones y 13 remolcadas en 21 encuentros.

José Martínez es otro que cierra este grupo de bateadores ofensivos. El cafecito batea para .342 con un jonrón y cuatro producidas en 17 encuentros, convirtiendose en una opción para el mánager Mike Matheny de los Cardenales de San Luis, que lo ha ubicado como jardinero e inicialista.

Brazos de lujo
Desde el morrito, sólo dos abridores criollos lograron marcar la pauta. Carlos Carrasco, de los Indios de Cleveland, y el novato sensación de los Rockies de Colorado, Antonio Senzatela.

Carrasco dejó una impecable efectividad de 2.04 en 35.1 episodios, con 34 ponches, siete boletos y marca de dos triunfos y dos derrotas, en cinco presentaciones.

En cuanto al relevo Felipe Rivero de los Piratas de Pittsburgh, y Héctor Rondón, de los Cachorros de Chicago, han mostrado la casta. Rivero tiene efectividad de 0.61 en 14.2 innings, con 13 guillotinados, mientras que Rondón suma 11 ponches en 9.1 tramos, en los que tiene promedio de carreras limpias recibidas de 0.96.


@beisboladentro

El Kid Rodríguez comienza su etapa de mentor de nuevos valores


Tomado de lasmayores.com

Cuando el novato y relevista puertorriqueño Joe Jiménez permitió un jonrón en las postrimerías de un juego ante los Medias Blancas el viernes, sabía muy bien que el venezolano Francisco Rodríguez le iba a comentar algo al respecto. No porque Rodríguez fuese a regañarlo, sino porque el veterano cerrador habla con Jiménez después de cada presentación para ofrecerle consejos.

Desde que Jiménez está en las Grandes Ligas, Rodríguez ha sido un mentor para él, dijo el joven boricua. Es importante oír lo que tiene que decir un veterano de 35 años como Rodríguez, el líder en salvados en las Mayores entre los peloteros activos con 436, especialmente porque Jiménez realmente nunca enfrentó muchos problemas en las ligas menores.

"Siempre es peligroso no haber atravesado periodos difíciles en las ligas menores y llegar así a la gran carpa", dijo el manager de los Tigres, Brad Ausmus, con respecto a Jiménez, quien lanzó cinco innings en blanco en Triple-A Toledo esta temporada y dejó 1.51 de efectividad en 53.2 innings en tres niveles distintos de las granjas en el 2016.
Foto: AFP

Con Detroit, Jiménez ha permitido tres veces dos carreras limpias en cinco juegos. Pero mientras trabaja en pulir su slider y ajustarse a los bateadores de Grandes Ligas, tiene un clubhouse lleno de tipos en los que puede apoyarse. Empezando por el Kid.

"Francisco es tremendo en ese sentido", dijo el también relevista Justin Wilson. "Súper inteligente y capaz de ver mucho más que el resto de la gente".

Wilson ha sido el mejor relevista de los Tigres dentro de un bullpen que ha enfrentado muchos problemas. Dice que los pitchers se ayudan unos a otros no sólo para hablar de los ajustes que deberían hacer sobre la loma, sino para levantarse el ánimo y ofrecer palabras de aliento.

Quién necesita una palmada en la espalda y quién prefiere que lo dejen solo es algo que depende de cada persona.

"Hay tipos con los que no tienes que preocuparte", dijo el receptor Alex Ávila, un veterano de nueve temporadas en las Mayores. "Entienden que eso (tener días malos) es parte del juego. Pero cada cierto tiempo no está de más recordarnos lo buenos que somos y mantener la confianza alta".

Como grupo, el bullpen sigue buscando tanto el éxito como la confianza. Terminada la jornada del sábado, el cuerpo de relevista de los Tigres era último en efectividad en las Grandes Ligas (6.78), promedio de los rivales (.290) y WHIP (1.75). Esas estadísticas se vieron magnificadas este fin de semana porque los Medias Blancas marchan primeros en todas esas categorías.

Pero más allá del momento por el que están pasando, Wilson sabe que la fortuna de su equipo puede cambiar rápidamente. Y apoyarse unos a otros es sólo el comienzo de ese proceso.

"Vamos a estar bien", dijo. "Hemos tenido algo de mala suerte aquí y allá, pero las cosas son lo que son. Todo puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos".


@beisboladentro

miércoles, 26 de abril de 2017

El Rey deberá guardar reposo para recuperar su trono



Prometía ser una noche especial para Félix Hernández. Todo estaba destinado a que así fuera, lamentablemente sus lanzamientos, no respondieron como él deseaba, y tras una actuación de apenas dos entradas, cargaría con la segunda derrota del año y con ello una visita a la lista de lesionados por diez días.

El carabobeño tendría la actuación más corta desde 2012, los Tigres de Detroit se encargaron de empañar una noche en la que buscaba convertirse en el lanzador venezolano con más triunfos en las mayores, al conectarle seis imparables y cuatro carreras.
Hernández estará fuera dos semanas por rigidez en
su brazo de lanzar. Foto: AP

Al final los bengalíes ganarían 19-7, y Hernández ahora deberá aguardar para adueñarse de la marca para lanzadores venezolanos.

Para aquellos que siguieron la transmisión, desde el mismo lanzamiento inicial, se notó que Hernández no estaba cómodo con sus lanzamientos. Es sabido que las millas que ha perdido en las últimas temporadas han abierto el debate sobre su condición física, estamos hablando de un lanzador que acumula 2.442.1 entradas lanzadas en una carrera de trece temporadas, en las que solamente ha visitado la lista de lesionados y fue el año pasado.

Más allá de buscar excusas sobre la pérdida de millas del venezolano, debemos reflexionar en que no es el mismo joven que llegó de manera meteórica a las mayores con los Marineros de Seattle, es un pelotero de 31 años que aún no ha podido reinventarse como lanzador y no depender exclusivamente de la recta.

Hay infinitas historias de lanzadores que aprendieron a ser mejores con el paso de los años, Greg Maddux, es el ejemplo más palpable de un pitcher que no dependía de la velocidad para ser exitoso. Misma situación tiene Max Scherzer o Justin Verlander.

El Rey tiene el talento para ir más allá, debutó a los 19 años en 2005 y quizás estaría cerca de las dos decenas de triunfos, si jugará para un equipo más competitivo que Seattle. Aun así se las ha ingeniado para conseguir varios registros que lo impulsan a allanar su camino al templo de los inmortales.

Su lesión es una de las tantas que pueden sufrir otras figuras del montículo. El primer informe habla de una rigidez en el hombro, producto del arduo recorrido que lleva como profesional y que como comenté hace un rato, había tenido solo una visita a la lista de lesionados.

Seattle deberá reflexionar en como emplear a su mejor lanzador una vez vuelva de la lista de lesionados. No hay preocupación en la gerencia y el cuerpo técnico, quizás vuelvan a emplear aquel plan de trabajo de 2009, cuando dosificaron sus salidas a fin de no agotar su brazo para los últimos meses de campaña. Es un pensamiento que sugiere este autor, no sería de extrañar tomando en cuenta que a diferencia de otros años, los Marineros cuentan con piezas interesantes para competir en 2017, la parte endeble sigue siendo su cuerpo de abridores y con un Hernández lastimado es poco lo que hay para sustituirlo.

Pero eso lo sabremos una vez retorne de la lista de lesionados.

Ayudando a las causas
El seis veces convocado al Juego de Estrellas lleva récord de 2-2 con efectividad de 4.73 en cinco aperturas esta temporada, luego de permitir cuatro carreras en su apertura abreviada contra Detroit.

Esta temporada, los ponches que consiga el as de los Marineros no sólo seguirán ampliando su cuenta personal de abanicados y ayudarán a su equipo. También tendrán un impacto en la vida de otras personas.

Hernández, quien ha ponchado a 20 bateadores esta temporada, se ha unido a Chris Sale de los Medias Rojas de Boston, Jacob deGrom de los Mets de Nueva York, Corey Kluber de los Indios de Cleveland y Michael Fulmer de los Tigres para trabajar a favor de una causa benéfica.

Por cada ponche que consiga cada uno de estos lanzadores (un total de 144 hasta los momentos) en esta temporada, la marca de ropa Carhartt donará US$100 a Helmets to Hardhats, una organización sin fines de lucro que ayuda a los militares a hacer una transición exitosa a la vida de civil ofreciéndoles recursos para desarrollar una carrera en la industria de la construcción y el comercio. Carhartt donará US$25,000 adicionales a Helmets to Hardhats si entre esos cinco pitchers se excede el total de ponches del resto de las rotaciones de cinco abridores esta temporada.

"En la temporada muerta, cuando mi agente me preguntó sobre este proyecto, me puse muy contento de poder ayudar", dijo Hernández. "Significa mucho; ellos protegen el país. Me encantaría ayudar a los veteranos. Hacen algo increíble por este país y sería grandioso para mi ayudar de cualquier forma".


@beisboladentro

Sin fecha de regreso para Adrián Beltre

Foto: startelegram.com


En un principio, los Rangers de Texas pensaban que contarían con Adrián Beltré antes de finalizar el mes de abril.

Eso no va a ocurrir. Ni siquiera se ve mayo como momento para que el dominicano haga su debut del 2017 con el equipo, ya que persisten los dolores en la pantorrilla derecha del veterano. No hay fecha para el regreso de Beltré y los Rangers están siendo bastante conservadores.

“Hemos llegado al punto de que se ha visto el progreso que anticipábamos", dijo el manager de Texas, Jeff Banister. "Decidimos dar un paso para atrás y esperar que baje la hinchazón. No progresábamos al ritmo que queríamos".

Beltré empezó la temporada en la lista de lesionados con rigidez en la pantorrilla. Esperaba retornar después de la primera semana de abril, pero el día 8 volvió a lastimarse.

"Va mejorando, pero no hasta el punto que esperábamos", expresó Banister. "Aún estamos en modo de rehabilitación. Seguimos trabajando en eso".

Beltre se dispone a participar en su temporada 19 en las mayores y se encuentra a 58 imparables de los tres mil, para ser el pelotero 31 en arribar a esa marca. También está cerca de otros logros que lo ayudarán a cimentar su candidatura al Salón de la Fama, con nueve dobles y otros cinco bambinazos se uniría a los miembros del Salón de la Fama Hank Aaron, Stan Musial y Carl Yastrzemski como los únicos peloteros en la historia con al menos 3.000 imparables, 600 dobles y 540 cuadrangulares.

También está a 29 remolcadas de las 1.600 y a 55 cuadrangulares de los 500, aunque esta última cifra deberá alcanzarla para la temporada de 2018.


@beisboladentro

Ender Inciarte se ha hecho sentir en los Bravos de Atlanta

Foto: lasmayores.com


La primera temporada de Ender Inciarte con los Bravos de Atlanta puede considerarse un éxito a nivel individual. Tras pasar a las filas de Atlanta en el canje que envió al abridor Shelby Miller a los Diamondbacks en diciembre del 2015, el jardinero venezolano finalizó con promedio de .291 y ganó su primer Guante de Oro el año pasado.

Tan impresionados quedaron los Bravos con dicha actuación de Inciarte que durante el receso de temporada le dieron un contrato de cinco años valorado en US$30.5 millones.

Fue en la segunda mitad del 2016 que Inciarte más se destacó, ya que bateó .341 después de la pausa del Juego de Estrellas. En comparación, ha tenido un comienzo flojo este año. Aunque ya lleva cuatro jonrones- no se ha volado la cerca más de seis veces en una campaña desde que debutó en Grandes Ligas en el 2014 - el guardabosque llegó al miércoles con promedio de .208 en 18 partidos.

No obstante, el manager de los Bravos, Brian Snitker, no se alarma ante la escasa producción de su primer bate.

"No creo que hubiese podido duplicar [su desempeño en la segunda mitad del 2016] durante 162 juegos, porque fue demasiado bueno", dijo el capataz acerca de Inciarte.

La tranquilidad de Snitker se debe en parte a lo valioso que es Inciarte con el guante. En el 2016, el oriundo de Maracaibo finalizó en el segundo lugar entre los jardineros centrales de la Liga Nacional, detrás de Billy Hamilton de los Rojos, con UZR (estadística avanzada que mide el aporte de un jugador a la hora de evitar carreras en relación al promedio de su posición) de 11.6. Inciarte también terminó en el segundo lugar del viejo circuito detrás de Hamilton con 13 carreras evitadas con el guante (DRS, por sus siglas en inglés).

Inciarte no ha cometido error defensivo alguno esta temporada y suma apenas 15 pifias en 400 partidos de por vida como ligamayorista.

"Te puede ganar juegos tanto con su defensa como con el bate", dijo Snitker acerca de Inciarte. "Su guante, las rutas. Su brazo es un arma. Es capaz de hacer muchas cosas para ayudarte a ganar un juego".

De su parte, Inciarte tampoco se deja desesperar por los números ofensivos. Incluso señala que aprendió mucho de su primera temporada en Atlanta, en la que bateó apenas .224 y disputó solamente 59 compromisos en la primera mitad por un tirón en la corva izquierda antes de encenderse.

"Todos los días son diferentes. Uno siempre tiene que salir a competir y tratar de hacer lo mejor posible", dijo Inciarte. "A veces los resultados no se pueden controlar. El año pasado yo tuve mucho que aprender con el inicio que tuve y sé que las cosas van a ir mejorando poco a poco".

Con 400 juegos en su carrera de cuatro temporadas como ligamayorista, Inciarte puede sentirse bendecido de cumplir con varias metas. Ser considerado un jardinero élite y tener un Guante de Oro en sus vitrinas. Ahora las expectativas son más altas para el jugador reserva de las Águilas del Zulia en Venezuela.


@beisboladentro