sábado, 15 de julio de 2017

¿Concluyó la carrera de Pablo Sandoval en Grandes Ligas?


La novela llegó a su fin y con un resultado trágico para Pablo Sandoval.

Tras haber firmado en 2015 un contrato de cuatro años por 95 millones de dólares, los Medias Rojas de Boston colocaron en asignación al venezolano que nunca pudo demostrar su valor en parte por problemas físicos y bajo rendimiento ofensivo.

Ahora los Medias Rojas tendrán diez días para decidir el destino del venezolano a sabiendas que tendrán que correr con los 49.5 millones restantes de su contrato.

Cuando el valenciano firmó ese jugoso contrato con Boston, fui uno de los pocos que se atrevió a decir que este movimiento no era el más acertado para los Medias Rojas, en parte, porque Sandoval no había conseguido una campaña de treinta o más jonrones y cien o más remolcadas en sus siete temporadas con los Gigantes de San Francisco, equipo al que dejo en malos términos, donde él fue la estrella junto a Madison Bumgarner y Buster Posey.
Sera el final del Panda en MLB. Foto: lasmayores.com

Pero no soy scout, ni sabermetrico para afirmar ese comentario. Soy un simple periodista haciendo uso de un análisis de la carrera de un pelotero, quizás los Medias Rojas vieron algo que yo no vi, o simplemente ellos tienen experiencia en este tipo de movimientos que yo no tengo.

Lo cierto es que en tres temporadas con Boston, Sandoval apenas ha disputado 161 encuentros, dejó promedio de .237 con 14 vuelacercas y 59 remolcadas.

Muchos ya han catalogado esta firma como la peor en la historia de la organización, y vaya que Boston ha tenido su historia con algunas firmas.

La salida de Sandoval era una crónica de una muerte anunciada. Bateó .245 con 10 jonrones en su primer año con los Medias Rojas, en el que tuvo las peores cifras al bate de su carrera. En 2016, tras perder su puesto titular ante Travis Shaw, el venezolano se operó del hombro izquierdo y perdió toda la temporada.

El punto más álgido fue cuando tras haber hecho un swing se le rompió su cinturón, dando razón a los innumerables comentarios sobre su sobrepeso.

En 2017, la organización decidió darle un voto de confianza al venezolano al desprenderse de Shaw y Yoan Moncada, peloteros que estaban siendo considerados para ocupar el puesto de antesalista. Sandoval con varios kilos de menos, tuvo un entrenamiento primaveral de ensueño, esperando que ese resurgir se trasladará a la campaña regular, pero el entusiasmo duro poco – tres semanas – debido a una lesión en la rodilla que lo mandó a la lista de incapacitados por 32 días. El mes pasado regresó a la lista por una infección de oído, situación que exaspero a la directiva.

“No éramos un mejor equipo de Grandes Ligas teniéndolo a él”, declaró el presidente de operaciones de béisbol Dave Dombrowski, a LasMayores.com

Con Boston peleando la División Este del joven circuito y ante el acecho de sus rivales de división, el equipo necesita ofensiva y defensiva en el tercer cojín, algo que han adolecido durante la temporada, por lo que tomaron la decisión más esperada, prescindir del venezolano e ir al mercado de cambio para reforzar su ofensiva.

Sandoval apenas disputo 32 encuentros dejando promedio de .212 con cuatro vuelacercas y 12 remolcadas.

Con lo acontecido en Boston, es preciso preguntarnos ¿Concluyó su carrera?

La respuesta sería no. Sandoval apenas tiene 30 años, una edad en la que la mayoría de los peloteros se encuentran en el cenit de sus carreras, quizás los números no reflejen esa premisa, pero lo cierto es que su bate es de los mejores en postemporada, donde cimento su fama y le hizo merecedor de ese contrato con Boston.

La historia de este deporte nos ha demostrado que existen las segundas oportunidades, Sandoval pudiera ser una pieza atractiva para una organización que se encuentra disputando su boleto a la postemporada. La incógnita queda en ver si el criollo aceptará el rol de suplente, a sabiendas que actualmente los equipos que se encuentran peleando sus cupos cuentan con buenos antesalistas e inicialistas.

Resta ver qué pasará en los próximos días y saber el destino de Pablo Sandoval, dudo que su carrera esté concluida, pero estoy consciente que sus años como regular si terminaron.

El dato
161 encuentros disputo Pablo Sandoval en tres temporadas con los Medias Rojas a consecuencias de problemas físicos. Lo equivalente a una campaña regular.

@beisboladentro

El último salvado de Francisco Rodríguez


A los 35 años y con 437 rescates en su carrera, Francisco Rodríguez pudiera estar diciendo adiós al mejor béisbol del mundo.

Parece contradictorio que hace tres años atrás K-Rod era el legítimo candidato a destronar la marca de todos los tiempos de salvados en poder de Mariano Rivera. Actualmente lidera a los lanzadores activos en ese renglón y con un mercado competitivo parece que las opciones de continuar pudieran ser pocas.

Rodríguez, que inició la zafra con los Tigres de Detroit, fue cesanteado a mediados de junio, siendo tomado por los Nacionales de Washington, equipo con el que llegó a un acuerdo de ligas menores, con la oportunidad de recuperar el estatus que había perdido con los bengalíes.
Luce difícil que K-Rod vuelva a ser cerrador en las mayores
foto: lasmayores.com

Pero Rodríguez no impresionó a los Nacionales y la organización decidió dejarlo libre el pasado viernes, de acuerdo a un reporte de Jesse Sánchez para el portal de Las Mayores.
El venezolano, hizo cinco presentaciones en el sistema de granjas de los "Nats" y en cinco entradas permitió cinco carreras, solo una limpia, otorgó tres boletos, ponchó a dos y lanzó un wild pitch, mientras que su efectividad fue de 1.80.
K-Rod tenía la opción de salirse del contrato el 12 de julio, pero no está claro si el relevista tomó esa decisión o, simplemente, el equipo cortó lazos con él. Con Detroit, el caraqueño de 35 años de edad, exhibió efectividad de 7.82 en 28 salidas.
El último rescate del venezolano ocurrió el pasado dos de mayo al lanzar una entrada ante los Indios de Cleveland en los que permitió un imparable, otorgo un boleto y abanico a un contrario para acreditarse su séptimo rescate de la campaña. Días después el manager de los felinos, Brad Ausmus decidió remover al criollo como cerrador tras haber desperdiciado dos juegos consecutivos, llevándose la derrota.
Su última aparición en las mayores fue el pasado 8 de junio ante los Angelinos de Los Ángeles de Anaheim, lanzando una entrada en la que permitió un imparable.
El descontrol ha sido el principal enemigo de Rodríguez, de los 433 lanzamientos que realizó esta temporada, 22% de ellos cayeron en la zona de strike, evidenciando problemas con su mecánica.
Con 16 temporadas y con un mercado sumamente competitivo, Rodríguez sigue siendo una pieza atractiva en un bullpen competitivo, quizás sus opciones de salvar encuentro hayan finalizado de manera abrupta, pero no se puede menospreciar su carrera por lo ocurrido esta temporada.

@beisboladentro

lunes, 3 de julio de 2017

Slugger con acento venezolano


El próximo lunes, la temporada de Grandes Ligas cumple su primera mitad, la mayoría de los equipos ya habrán pasado de los ochenta y un encuentros, y los favoritos a los principales premios, así como los contendientes comenzarán a solidificar sus aspiraciones con los movimientos que el mes de julio trae consigo.

Mientras esperamos que esos sucesos ocurran, el talento venezolano continua pujante su accionar en la temporada 2017.

El año pasado veintidós peloteros nacidos en la tierra de Bolívar habían disparado diez o más cuadrangulares, de los cuales diez de ellos consiguieron veinte o más, estableciendo un registro que pudiera verse en peligro esta campaña.
Salvador Pérez es el máximo jonronero esta temporada
con 16. Foto: radiomundial.com.ve

Por lo pronto, con el vuelacerca conseguido por Wilson Contreras el pasado sábado, ya son doce los criollos que está temporada tienen diez o más batazos de vuelta completa antes de llegar a la pausa del Juego de las Estrellas, estableciendo una marca para el país.

La anterior marca era de once, impuesta el año pasado dejando atrás las antiguas marcas de cinco en 2014 y seis en 2015.

El poder parece ser la firma de los criollos está temporada, en la que más de uno parece ir encaminado a establecer topes en su carrera.

Este año el departamento de vuelacerca es comandado por Salvador Pérez con 16, le siguen: Rougned Odor (14), Marwin González (14), Robinson Chirinos (12), Eugenio Suárez (12), Miguel Cabrera (11), Avisaíl García (11), Elvis Andrus (11), José Altuve (11), Yangervis Solarte (10), Hernán Pérez (10) y Contreras.

La lista pudiera ascender en las próximas semanas con Asdrúbal Cabrera, que está cerca de la decena, mientras que otros bateadores como Carlos González, Freddy Galvis, Wilson Ramos y Víctor Martínez, deberán despertar de su letargo ofensivo y pasar la decena sin contratiempo.

Tampoco podemos olvidar a bateadores probados como Gerardo Parra, Wilmer Flores, David Peralta, Martín Prado o Pablo Sandoval.

Peligrará la marca, aún queda mucha temporada, lo cierto es que no ha habido un protagonista que lleve la voz cantante en la temporada, donde el trabajo ha sido colectivo.


@beisboladentro