lunes, 22 de marzo de 2010

Análisis Liga Americana. II Parte

En esta segunda entrega analizaremos los equipos correspondientes a la Liga Americana, donde el actual campeón de la Serie Mundial, los Yankees de Nueva York conquistaron su primer gallardete desde el 2000 y ahora van en busca de una nueva hegemonía, pero antes deberá superar los escollos de Seattle que fue el equipo que más se armo en este receso, así como sus rivales Medias Rojas de Boston; otros que habrá que ver más de cerca son los Medias Blancas de Chicago y Tigres de Detroit. A continuación presento los equipos del nuevo circuito.


División Este


La división Este de la Liga Americana ha producido el eventual ganador del cetro de la liga en cada una de las pasadas tres temporadas y siete de las últimas 10. En la década de los 2000, los equipos del Este de la Americana (bueno, realmente los Medias Rojas de Boston y los Yankees de Nueva York,) ganaron cuatro Series Mundiales. En seis de los últimos siete años, el Este de la Liga Americana también ha producido el comodín. Casi sin duda alguna, el Este de la Americana es la división más dura de ganar en el béisbol.


Medias Rojas de Boston (95-67)

Boston realizo algunos cambios interesantes para de una vez acabar con la hegemonía de NuevaYork. John Lackey (11-8 y 3.83 efe) llega para brindarle solidez a la rotación y ocupará la tercera casilla detrás de John Lester y Josh Beckett, completarán la rotación Daisuke Matsuzaka ya recuperado de sus dolencias y cerrará Tim Wakefield con Clay Buchholz a la expectativa de que cualquiera de la rotación decaiga. En las labores de

relevo, los patirrojos tendrán a Ramón Ramírez, Manny del Carmen, Hideki Okajima para preparar el camino a Jonathan Papelbon quien rescato 38 encuentros. La ofensiva luce aún más blindada y capaz de producir más que el año pasado. Víctor Martínez (336-8-41 con Boston) tendrá la oportunidad deser el receptor de todos los días con la oportunidad de demostrar que merece un contrato nuevo; a él se le unirá Kevin Youkilis (305-27-94) que ha demostrado ser el corazón del club; se espera que David Ortíz (238-28-99) haya dejado atrás el mal inicio y sea el mismo bateador productivo. Boston sumo en el receso a Adrian Beltre, Mike Cameron y Marco Scutaro para tapar las fallas que tenían por lo que lucen como el equipo más sólido de toda la Liga Americana y cuidado si de las mayores


Lo bueno: Tienen todos los ingredientes para ser campeones este año, no se ven puntos débiles y no solo ganan ofensiva, sino defensa. Excelente reserva en Bill Hall, Mike Lowell, Jed Lowrie, Jeremy Hermidia y Jason Varitek. Se espera mucho de Víctor Martínez como cuarto bate. J.D. Drew sigue siendo consistente con su producción. La rotación está proyectada a ganar 80 encuentros.


Lo malo: Adrian Beltre ha decaído mucho en su producción. Marco Scutaro irá a su primera prueba de fuego como estrella. Hay que ver como esta David Ortíz y si supero sus problemas ofensivos. Matsusaka tendrá que demostrar que está sano y que vale la inversión que se hizo en él.


Yankees de Nueva York (103-59)

Sin duda alguna lucen repotenciados a pesar de las pérdidas de Matsui, Cabrera y Damon. Nueva York será guiada por lo que haga la dupla Alex Rodríguez (286-30-100) y Mark Teixeira (292-39-122), quienes hicieron estragos en sus contrarios pero además contarán con el aporte que les pueda dar Nick Johnson (291) y

Curtis Granderson (249-30-71). Derek Jeter (334-18-66 y 30 robos), sigue demostrando que es como el buen vino y va encaminado a los tres mil imparables. Del primer turno al noveno cualquiera puede hacer estragos…. En cuanto a su pitcheo Joe Girarditendrá a cuatro abridores de primera línea; C.C. Sabathia (19-8), A.J. Burnett (13-9), Andy Pettite (14-8) y Javier Vásquez (15-10 con Atlanta) se habla que Antonio Acevedes y Phil Hughes disputen el último cupo. Joba Chamberlain ya con el rol de set up definido será quien prepare el terreno a Mariano Rivera (44 salvados en 46 intentos).


Lo bueno: Muchas piezas interesantes presenta Nueva York, por lo que parece no tener lados débiles… Nick Swisher (29 jonrones y 89 producidas), resulto una adquisición valiosa el año pasado y recibirá el chance de defender el jardín derecho. Randy Winn y Brett Gardner será una dupla interesante en el LF. Este puede ser el año que el pitcheo de los mulos luzca fuerte sin errores.


Lo malo: Jorge Posada aunque sigue demostrando su valioso aporte ya está entrando en una edad donde la posición de receptor exige mucho. Si los Yankees usan bien a Chamberlain serán imbatibles en el relevo. La producción de Matsui y Damon será algo que Granderson y Winn tendrán que suplir ante un estricto público. Que Alex Rodríguez este alejado de los problemas de esteroides que han rondado durante el spring training.


Rayas de Tampa Bay (84-78)

Tampa se proyecta como un equipo balanceado en todas sus posiciones por lo que proyectan buena defensa. El corazón ofensivo lo comandará Carlos Peña (227-39-100) tratando de aumentar un poco sus números;

Evan Longoria (281-33-113) sigue demostrando porque es parte del futuro de esta organización, a ellos se les unirá Pat Burrell y Carl Crawford en cuanto a la producción de carreras se refiere. Ben Zobrist demostrará a la gerencia que no hace falta un segunda base y que está listo para el trabajo. La dupla Navarro – Shoppach en la receptoría es una ganga. En cuanto al cuerpo monticular la rotación de los Rayas luce para ganar 10 juegos cada uno y será encabezada por James Shields, Matt Garza, Joe Niemann, David Price, y Wade Davis. Rafael Soriano (27 salvados con Atlanta) será el cerrador teniendo a Andy Sonnanstine, Grant Baulfour y Dan Wheeler como sus preparadores.


Lo bueno: Mantienen el mismo núcleo del año pasado, por lo que Joe Maddon sabe bien que esperar de sus jugadores. La llegada de Shoppach creará una presión en Navarro que tuvo altibajos el año pasado pero que ambos pueden rendir para cualquier club. David Price parece estar listo para su explosión. El año pasado Longoria incremento sus números y este pudiera ser el de consagración. Wade Davis es catalogado actualmente como uno de los principales prospectos que tiene Tampa Bay.


Lo malo: La parte final de la rotación tiene sus dudas, Andy Sonnanstine no fue el deotros años. Price y Niemann esperan consolidarse como miembros de la rotación. Pat Burrell (221-14-64) fue una decepción en su estreno en la americana por lo que no se sabe si empeorará este año o no. Solo tienen una estrella ofensiva en Evan Longoria, pues Carlos Peña tiende a caer en temporadas de altibajos.


Azulejos de Toronto (75-87)

Toronto tiene varias piezas que pueden ser competitivos en una división donde no esté Nueva York y Boston. Pero aún así se las arreglarán para salir al campo y demostrar que tienen el material para ser la sorpresa. A pesar de la salida de Roy Halladay, el resto de la rotación luce buena y cuidado si vemos una cuarteta con diez o más triunfos. Shaun Marcum (9-7 y 3.39 de efe) será es as de la rotación, seguido de Ricky Romero (13-9) y del cual se espera mucho para este año; completarán la rotación Brian Morrow, Brian Tallet y Dustin McGowan. En el relevo los nombres de Davey Purcey, Scott Downs, Jeremy Arccado, Casey Janssen y Kevin Greg (23 salvados) quien viene procedente de los Cachorros será el cerrador. En la ofensiva los nombres de Lyle Overbay ( 265-16-64) de quien se espera más, Aaron Hill (286-36-108) es el Chasey Utley de la Americana, teniendo la mejor temporada de su carrera, Travis Snider (241-9-29) y Adam Lind (305-35-114) representan el futuro de la organización. A ellos se le suma Vernon Wells ya repuesto de sus problemas físicos.


Lo bueno: Muchas piezas interesantes, que pueden hacerse sentir este año, Snider, Lind, Hill y Wells forman el corazón ofensivo, combinándose zurdos y derechos. Edwin Encarnación y Alex González en la parte izquierda lucen blindados. Dos receptores con mucha presencia como John Buck y José Molina. Romero está proyectado a ganar 15 encuentros al igual que Marcum.


Lo malo: Alex González viene de un año de lesiones y a pesar de que se vio bien con Boston el año pasado, es una incógnita. Aunque ha demostrado que es bueno José Bautista tiene tiempo que no es regular en las mayores. Podrá Snider responder a lo que se espera. Si la rotación no consigue la senda de las victorias será el punto débil del equipo.


Orioles de Baltimore (64-98)

Baltimore ha realizado una serie de cambios en pro de buscar la senda ganadora, para ello basa su

s esperanzas en su jugadores franquicias Nick Markakis (293-18-101), AdamJones (277-19-70) y Matt Witters (288-9-43 en 96 encuentros). Los oropéndolas sumaron en el receso a Miguel Tejada (313-14-86) quien regresa como antesalista en busca de mejorar no solo sus números sino su imagen. Garret Atkins llegó procedente de Colorado para ocupar la inicial y espera unirse a la producción de los anteriores. Brian Roberts y César Izturis conforman una combinación de doble matanzas aceptable. En cuanto a su cuerpo de lanzadores Kevin Millwood (13-10 y 3.67 efe) quien llegó de Texas será el líder de la rotación, le seguirá James Guthrie, Brad Bergesen, Matsuz y Tillman; como se ve jóvenes en franco ascenso. Michael González (10 rescates con Atlanta) asumirá las funciones de cerrador y hay mucha confianza en el trabajo que pueda realizar.


Lo bueno: La adición de Tejada y Atkins hace que Baltimore tenga un poco más de poder que el año pasado. Matt Witters el mejor prospecto hizo de su debut un sueño que esperan que estalle por completo este año. Millwood quiere reivindicar su actuación y ser el de Atlanta. Se dice que Adam Jones está en su mejor momento y que puede comenzar a dar destello de superestrella. Luke Scott aún sigue demostrando que no es un pelotero del montón.


Lo malo: Millwood no ha sido dominante del todo. Tejada en tercera estará acoplándose aún y espera estar alejado de todos los rumores de esteroides. No hay un jardinero izquierdo establecido. Hay dudas en el relevo. César Izturis necesita demostrar que aún tiene condiciones y que no está acabado.


División Central

Medias Blancas de Chicago (79-83)

De los equipos que conforman esta división la tropa dirigida por Oswaldo Guillen, luce con mucha opción de coronarse en esta zona. Hay una mezcla de algunos peloteros que están en ascenso con estrellas

consagradas por lo cual tienen en la reserva material que puede cubrir a los veteranos (Vizquel, Andruw Jones, Nix, Lilibridge, Castro, Kotsay). La ofensiva será encabezada por Paul Konerko (277-28-88), seguido de Carlos Quentin (236-21-56) ya recuperado de todos sus problemas físicos; a ellos se le suma Mark Teahen (271-12-50) proveniente de Kansas City. Otros que aportarán su granito será A. J. Pierzynski, Alex Rios (quien llegó a mitad de temporada) y Alexei Ramírez. El cuerpo monticular luce blindado y se pronostica para cada uno 15 o más victorias; Mark Buerhle (13-10 y 3.84 efe)es el as de la rotación, Jake Peavy (3-0 y 1.35 efe con los Medias Blancas)será el segundo y luce recuperado de su hombro, seguirán Gavin Floyd, Josh Danks y Freddy García quien intenta regresar luego de que las lesiones lo aquejarán en los últimos tres años. Los relevistas lucen seguros y capaces de respaldar las actuaciones de sus compañeros allí estarán J.J. Putz, Scott Linebrink, Matt Thornton y Bobby Jenks como cerrador.


Lo bueno: La gerencia de los patiblancos ha reconstruido su equipo desde que ganaron la Serie Mundial en 2005, varias piezas veteranas llegan para rememorar esa gesta, Juan Pierre será el abridor y listo para demostrar que aún tiene condiciones; J.J. Putz y Matt Thornton serán los set up de Bobby Jenks y lucen inmensos en los entrenamientos, Hay peloteros claves en la reserva que pueden ser una diferencia. Peavy y Buerhle pueden ganar 20 juegos este año cada uno.


Lo malo: Freddy García viene de lesiones y su conducta no es la apropiada para un pelotero que fue una estrella. Podrá Gordon Beckham, Alex Ríos y Mark Teahem acostumbrarse a sus nuevas posiciones. Konerko extrañará la protección de Dye y Thome, los Medias Blancas no agregaron un bate de poder a la alineación.


Tigres de Detroit (86-77)

Detroit basará sus esperanzas en el tridente criollo que encabezarán Miguel Cabrera (324-34-103), Magglio Ordoñez (310-9-50) y Carlos Guillen (242-11-41). Jhonny Damon llegó para cubrir la ida de Granderson

y es capaz de producir los mismos números que el ex jardinero central. Austin Jackson uno de los prospectos más cotizados de los Yankees y quien llegó mediante el cambio de Granderson será el jardinero central y vedette del club en espera de rendir lo que tanto se ha comentado. Brandon Inge, Adam Everret y Gerard Laird estarán atentos de aportar a la causa bengalíes. Justin Verlander (19-9 y 269 ponches) vuelve a recibir el chance de ser el abridor inaugural y capaz de volver a repetir sus números del año pasado; le seguirá Rick Porcello, Max Scherzer, Jeremy Bonderman y Armando Galarraga. Nate Robertson y Dontrelle Willis estarán a la espera de que uno de ellos decaiga para demostrar su talento. La dupla Zumaya y Valverde en los episodios finales será mortal para cualquier club.


Lo bueno: Muchos veteranos en el corazón ofensivo. Jhonny Damon quiere demostrar su valor y esta temporada será clave. Cabrera parece reivindicado y dispuesto a seguir incrementando sus números. Carlos Guillen y Magglio Ordoñez lucen recuperados y con buen time en los entrenamientos. Laird y Ávila hacen una excelente combinación en la receptoría. Verlander pudiera ganar el Cy Young este año y ponerse en un mega contrato.


Lo malo: Guillen viene de una temporada discreta donde aún traía una lesión en el hombro y ahora será designado. Magglio tuvo un año ofensivo para el olvido donde comenzaron las dudas sobre su decadencia. Podrá Austin Jackson responder a las expectativas. La salida de Polanco deja un hueco en la segunda donde hay varios candidatos. Dontrelle Willis volverá a ser el mismo que emergió de Florida.


Mellizos de Minnesota (87-76)

El año pasado sorprendieron a propios y extraños para adueñarse en un partido extra del título divisional a expensas de Detroit, este año a pesar de lo duro de sus rivales, Minnesota está dispuesta a se

r otra vez la sorpresa y porque no volver a llegar a la Serie Mundial, algo que no ven desde 1991. Los gemelos del poder serán Justin Morneau (274-30-100) y Joe Mauer (365-28-96) ambos ya saben lo que es ganar un MVP y siguen demostrando que son el eje del club. Sumaron un bate que puede hacer daño cuando le den juego como Jim Thome, además esperan mucho de Michael Cuddyer y Delmon Young. La combinación de doble matanzas es nueva y con aires de demostrar sus actitudes como Orlando Hudson y J.J. Hardy. En cuanto a su rotación Francisco Liriano (5-13) ya recuperado de sus molestias, debe ser una garantía cada vez que lanza. Le seguirán Scott Baker, Carl Pavano, Kevin Slowey y Nick Blackburn. JoeNathan seguirá siendo la garantía en los episodios finales.


Lo bueno: Joe Mauer demostró que es un bateador de poder y por primera vez dio más de veinte jonrones (28 exactamente), Minnesota está estudiando firmarlo por diez años para que sea la cara del club. El agregar a Jim Thome a la banca pudiera generar posibilidades interesantes si Delmon Young vuelve a fracasar. Carl Pavano es un ganador. Si Liriano demuestra que lo hecho en Dominicana puede hacerlo en las mayores será difícil de pararlo. La adición de Hardy le dará un bate más de poder a la ofensiva que lideran Mauer, Morneau y Cuddyer. Estrenan un estadio modelo del futuro el Target Field.


Lo malo: Delmon Young llego procedente de Tampa por Matt Garza y los resultados indican que Tampa se gano el premio, Young no ha dado destellos de lo que se asomo por los especialistas en esta materia. Si Liriano fracasa como abridor las opciones serán nulas pues se considera una pieza angular en la rotación. Hace falta un tercera base de más contacto. Podrá Hardy establecer los mismos números que dejo en Milwaukee.


Indios de Cleveland (65-97)

Manny Acta llega a Cleveland para demostrar sus condiciones de manager ganador que no pudo conseguir con Washington. Las expectativas de la tribu rondarán en lo que puedan aportar Asdrúbal Cabrera (308-6-68 y 81 anotadas) y Grady Sizemore (248-18-64). También cuentan con el aporte del recién llegado Russell Branyan (251-31-76 con Seattle) que vuelve a la ciudad donde se dio a conocer como pelotero. Los Indios esperan que Luís Valbuena (250-10-31) mejore sus números del año pasado y sea el camarero de todos los días, así como Jhonny Peralta se consolide como el antesalista del club. La rotación tiene a ocho lanzadores luchando por un cupo de cinco donde parecen tener chance de quedarse Jake Westbrook (1-2 en cinco salidas), Fausto Carmona, Aaron Laffey, Carlos Carrasco y Jeremy Sowers. Para las labores de cierre KerryWood (20 salvados en 26 intentos) demostró que puede ser útil si tiene una ofensiva que responda.


Lo bueno: Bateadores probados desde el primer turno hasta el último Cabrera, Hafner y Branyan serán el corazón ofensivo. Se espera que Matt LaPorta por fin despegue y sea ese pelotero que llegó a Cleveland procedente de Milwaukee por C.C. Sabathia. Choo es un bate alegre que puede ser alternado en cualquier turno y responder con los mismos resultados. Carlos Carrasco tendrá su primera oportunidad desde el principio de demostrar porque fue el pelotero de mayor renombre en el cambio por Cliff Lee.


Lo malo: No hay un receptor que pueda dejar los números de Víctor Martínez y Kelly Shoppach.Hafner tiende a lesionarse mucho. La rotación genera dudas sobre todo Westbrook quien será el abridor inaugural.


Reales de Kansas City (65-97)

Están todavía en reestructuración, por lo cual seguirá siendo un año más de aprendizaje, siempre y cuando eviten perder 80 encuentros, lo que sería un éxito en su proceso. El año pasado encontramos a algunos que mostraron sus progresos como el ganador del Cy Young Zack Greinke (16-8 y 2.16 de efe), con ganas de volver a demostrar que está listo para otro premio, será el as indiscutible de la rotación seguido por Gil Meche (6-10) en busca de mejorar sus números y justificar su contrato que firmo hace tres años, a ellos le seguirán Brian Bannister, Kyle Davis y Luke Hochevar. En el relevo estarán Kyle Farnsworth y Joakin Soria para cerrar los encuentros. La ofensiva luce con bateadores probados que van a demostrar que están hecho para la competición como Alberto

Callaspo (300-11-73) quien hizo de todo para demostrar que es un titular donde lo coloquen, Rick Ankiel llega para dar más ofensiva y unirse a José Guillen en la producción de carreras.


Lo bueno: Varios elementos dispuestos a tener un año para conseguir un mega contrato, Jason Kendall viene con ganas de reivindicarse al igual que Ankiel, Callaspo será el back up de emergencia dispuesto a demostrar que puede ser titular. Greinke, Bannister y Meche pueden aseguar 50 triunfos.


Lo malo: Hay dudas en el relevo, Alex Gordon estará fuera por lo menos dos o tres semanas iniciado el campeonato, Meche no ha demostrado condiciones para triunfar, Yuniesky Betancourt no es un fildeador seguro.


Division Oeste

Marineros de Seattle (85-77)

Sin duda alguna los que más se movieron en el invierno agregando piezas que los ponen des

de ya como candidatos a disputar la serie mundial. Dos abridores de lujo con Félix Hernández (19-5 y 2.49) y Cliff Lee (14-13 entre Cleveland y Filadelfia), a ellos se le suman como abridores Ian Snell, Ryan Rowland Smith y un quinto que está en disputa. El relevo hay lanzadores que pueden asegurar las victorias como Mike Lowe, Brandon League, Sean White, Jason Vargas para que David Aardsma cierre los encuentros. La ofensiva luce blindada con peloteros como Franklin Gutiérrez (283-18-70) catalogado actualmente como el mejor jardinero defensivo en las mayores. José López (272-25-96), tuvo su mejor año y ahora en la tercera deberá producir lo acostumbrado, sabiendo la gerencia que aún está acoplándose a una nueva posición. Ichiro Suzuki (352) sigue siendo un maestro con el bateo y a pesar de sus altos números se ha enfrentado a verdaderos titanes por el título de bateo. Ken Griffey Jr. (214-19-57) en lo que pudiera ser su último año desea irse por todo lo alto y no en declive. Chonne Figgins llegá para complementar la velocidad con Ichiro.


Lo bueno: Varios puntos importantes que añadir, la agilidad que tuvo la gerencia en encontrar peloteros que complementan sus fallas como Figgins, Lee, Kotcham, Garko, Bradley y Byrnes. Lee y Hernández pueden conseguir 18 triunfos cada uno. Aardsma pudiera conseguir 30 rescates y apuntarse entre los mega contratos. Gutiérrez pudiera consolidarse este año con un guante de oro. Excelente reserva en Garko, Hannahan Byrnes y Langerhass.


Lo malo: Dudas en la receptoría, Después de Lee y Hernández, algunos son incógnita por su inconsistencia. Griffey viene en bajada y no creo que llegue a 81 encuentros jugados, La llegada de Bradley pudiera perjudicar el dogout donde se ha comentado que existen roces con Ichiro. Podrá José López adaptarse a la tercera base.


Angelinos de Anaheim (97-65)

A pesar de la perdida de varias figuras, aún lucen sólidos y con más capacidad de seguir produciendo en búsqueda de la serie mundial. Una ofensiva que encabeza Kendry Morales (306-34-108), Bob Abreu (293-15-103, Juan Rivera (287-25-88), Torii Hunter (299-22-90), e Hideki Matsui quien llegó de Nueva York con 274-28-90, estos cinco hombres tendrán la responsabilidad de remolcar las carreras y cada uno capaz de conseguir entre 20 a 25

cuadrangulares. En el pitcheo Jared Weaver (16-8) será el abridor número uno con la capacidad de repetir sus números, le seguirán Ervin Santana, Joe Saunders, Scott Kazmir y Joel Piñeiro. Cinco abridores que promedian 15 triunfos cada uno. Brian Fuentes (48 rescates) estará encabezando a los relevistas donde abundan talento con Scott Shields, Fernando Rodney y Matt Palmer.


Lo bueno: Abreu demostró que aún tiene condiciones y buscará su sexta temporada de cien o mas remolcadas. A pesar de la fama que originó su firma con los Yankees, Matsui promedio 140 jonrones en siete temporadas, aunque no ha sido el jonronero que se esperaba, es un bate respetado. Juan Rivera está listo para estallar y demostrar su potencial como jardinero regular. Maicer Izturis es una garantía donde juegue.


Lo malo: Podrá Matsui acoplarse a su nuevo equipo. Brandon Wood será el antesalista y no ha participado en una temporada completa. Kazmir tuvo una temporada de altibajos, en el relevo hay interrogantes. Howie Kendrick y Erik Aybar tendrán que ser consistentes en su bateo.


Vigilantes de Texas (87-75)

Pudiera ser el año de la sorpresa, hay varios peloteros que continúan en ascenso y otros que ya están recuperado de sus lesiones, listo para dar la batalla. Josh Hamilton (268-10-54) regresa listo para demostrar lo que

tuvo hace dos años, ahora como jardinero izquierdo. Vladimir Guerrero (295-15-50) llego a Texas

para continuar su tórrida ofensiva y demostrar que no está endeclive como pensó Anaheim. Michael Young (322-22-68) es el capitán de este club y sigue siendo un bateador respetado y siempre dispuesto a dar el todo por su equipo. Julio Borbón está listo para hacer el grado y el jardín central solo espera que muestre sus destellos. En el pitcheo Rich Harden (9-9) llega para ser el abridor del club. Le seguirán Scott Feldman, Brandon McCarthy, Hunter y Colby Lewis. Frank Francisco será el cerrador


Lo bueno: Bateadores probados, parece ser este el año en que han podido engranar el bateo y el pitcheo. Young es una especie de Jeter en el dogout, Chris Davis es un pelotero que en poco tiempo pudiera estar en los 40 jonrones. Hamilton desea demostrar que supero todos sus problemas personales. Harden parece listo a ocupar el rol que dejo Milwood. Andrus listo para una segunda temporada llena de progresos.


Lo malo: Los abridores generan dudas sobre sus consistencias, Guerrero tuvo un año flojo y será el designado a regañadientes. Podrá Borbón responder a todo lo que se comenta de su agilidad. Saltalamacchia viene de lesiones y habrá que ver cómo responde.


Atléticos de Oakland (75-87)

La directiva de los Atléticos sabe que este año continúa su reestructuración, pero que si Seattle, Anaheim y Texas decaen, se pueden colar y ser unos Mellizos de Minnesota en los últimos dos años. Oakland contará con los bates de Jack Cust (240-25-70) heredero de los jonroneros de antaño y dispuesto a seguir creciendo. Eric Chávez ahora como inicialista y bateador designado está listo para demostrar que los dos años que tuvo quedaron en el pasado. Ryan Sweeney (293) han indicado que este año pudiera demostrar un poco más de poder

al bate. Kevin Kouzmanoff llega de San Diego, dispuesto a borrar su mala imagen y ser el antesalista que espera Oakland. En la rotación contará con Ben Sheets quien tuvo un año sin lanzar. Dallas Braden (8-9) será el segundo en la rotación seguido de Justin Duchscherer (10-8). Los dos últimos cupos serán de Víctor Mazzaro y Brian Anderson. El relevo los nombres de Henry Rodríguez, Jerry Blevins, Joey Devine, Brad Ziegler y Andrew Bailey, son garantías de triunfo.


Lo bueno: Mark Ellis y Cliff Pennington, Daric Barton y Kevin Kouzmanoff hacen un excelente infield, Travis Buck es un reserva de mucho cuidado, Cust puede tener una temporada de ensueño y listo para ser un pelotero millonario. Muchas esperanzas en Braden, Duchscherer, Outman y Mazzaro. Un receptor que maneja bien a sus abridores como Suzuki.


Lo malo: Chávez ha participado en 30 encuentros en los dos últimos años, podrá ajustarse a un calendario de 162 encuentros. Suzuki será alineado como tercero al bate. Kouzmanoff no genera confianza. Podrá Ben Sheets lanzar como en antaño luego de un año fuera por lesiones. Andrew Bailey demostrará que puede superar su año de estreno.

domingo, 14 de marzo de 2010

Cual es el futuro de Kelvim Escobar

La lesión que actualmente tiene Kelvim Escobar lo tiene en 3 y 2, ya que el futuro de su carrera se determinará en dos semanas cuando comience a lanzar de nuevo en espera de que la lesión no vuelva a presentarse y determine que aún tiene condiciones para seguir lanzando.

En caso de que los dolores continúen, Escobar ya señalo que contempla el retiro y no seguir arriesgando su ya delicado hombro. Desde ya el varguense ha sido señalado de fiasco por el público y los medios de Nueva York, ya que Omar Minaya, gerente general de los Mets contrató al criollo quien tenía dos años sin lanzar y que apenas la temporada pasada lanzo un encuentro de cinco episodios donde se volvió a resentir del hombro con los Angelinos de Anaheim, equipo que creyó en él asignandole el rol de abridor; lo sucedido al lanzador recordó el episodio que tuvo el año pasado cuando recordó lo que había dicho el médico que lo opero en ese entonces que el criollo jamás podría volver a lanzar.

Actualmente la rutina del lanzador perteneciente a los Cardenales de Lara en Venezuela, ha sido en hacer terapias con el doctor Chris Correnti, el mismo que trató a Johan Santana tras su operación de codo el año pasado. Ese mismo galeno fue quien le dio esperanzas al inicio del spring training. “El doctor me dijo que podía lanzar de manera continua, no sólo tirar por un mes para luego tener que volver a parar”, comentó el venezolano, quien no baja la cara ante una posible nueva operación. “Si tengo que hacerlo, lo haré de manera correcta y lo intentaré una vez más”.

Cabe recordar que desde 2007, Escobar se ha operado el hombro derecho en dos ocasiones; y la calidad del lanzador jamás ha sido puesta en duda; pero el problema de la lesión del criollo recae en que fue mal usado en su época con los Azulejos de Toronto, ya que nunca fue definido en un rol específico, abridor, relevista, set up, cerrador, abridor, set up, tuvo varios roles y todos los cumplió. En su primer año salvo 14 encuentros como relevista y desde entonces tuvo diversos roles y cuando se pensó que sería el cerrador en 2003 (salvó 38 partidos en 2002), Toronto cambió de opinión y volvió a asignarle el rol de abridor ocasional y relevista, tal situación hizo que el criollo no tuviera el descanso necesario de su hombro y por ende a pesar del corto descanso, venía a Venezuela a lanzar con sus amados Cardenales.

Muchos han señalado que de haberse quedado como abridor, Escobar sería actualmente el criollo con más triunfos y tal vez con un Cy Young en sus vitrinas. Pues fue el más completo de los prospectos lanzadores que tuvo la organización canadiense en los años noventa por encima de Pat Hentgen, Roy Halladay, Giovanni Carrara y Edwin Hurtado (los dos últimos compañeros en el país con Lara y los dos primeros también lanzaron en la LVBP).

Hoy en día vemos como los equipos han cuidado a sus lanzadores, asignándoles planes de trabajo para evitar daños en su cuerpo, Escobar tal vez nunca tuvo uno de esos cuidados como hoy vemos en Félix Hernández, Joba Chamberlain o cualquier otro lanzador prospecto del béisbol. A veces el mal manejo que tiene un equipo sobre un pelotero puede incidir en el futuro del mismo, y Escobar es víctima de esos altos y bajos que tuvo la organización canadiense con él… habrá que esperar dos semas para saber si se retirará o lo intentará por última vez.

Números de Kelvim Escobar


lunes, 8 de marzo de 2010

Analisis de los equipos de la Liga Nacional. I Parte

Que tal amigos como siempre acompañándolos en este fascinante deporte que es el béisbol y como lo he venido haciendo año tras año aquí van las predicciones y nuestro acostumbrado análisis de la campaña 2010 del béisbol de las grandes ligas. Este año los actuales campeones Yanquis de Nueva York tendrán como misión repetir el título luego de coronar un año fenomenal que les dio el título que no conseguían desde el año 2000. Revisemos como están los equipos en esta primera entrega donde la Liga Nacional será analizada y desde ya pareciera ser que tiene el nombre del campeón los Filis de Filadelfia por tercer año consecutivo.

Liga Nacional

División Este

Filis de Filadelfia (93-69) el año pasado. Campeón de la Liga Nacional

Tienen todos los ingredientes para repetir de nuevo y conquistar por cuarto año consecutivo el banderín de la división. Sin duda alguna la gerencia de los cuáqueros consiguió a un AS que le dará mayor proyección a la rotación como lo es Roy Halladay. El corazón ofensivo del equipo sigue intacto con Utley (282-31-93), Howard (279-45-141), Rollins (21jr-77ci y 31br) y Werth (36 jonrones y 99 remolcadas). También tienen a Raúl Ibañez que tuvo un debut con Filadelfia sorprendente pegando 34 jonrones. En cuanto al pitcheo a pesar de haber perdido a Lee, consiguieron a un ganador que ha promediado 200 o más episodios en los últimos años como Halladay que lidera un grupo que tendrá a Cole Hamels (10-11) Joe Blanton, J.A. Happ y un quinto cupo que lo pelearan Jamie Moyer, Kyle Kendrick y José Contreras. Brad Lidge sigue firme en los episodios finales.

Lo bueno: En el papel Filadelfia ha tapado sus deficiencias y luce competitivo con la presencia de Halladay en la rotación. Placido Polanco regresa a Filadelfia ahora como antesalista y da seguridad en esa posición. Rollins pudiera ser 30-30 este año. Se espera mucho de Hamels y Happ. Revisando la alineación podemos observar que no existen fallas y que hay combinación de poder-velocidad-bateo, tres elementos indispensables para una ofensiva. (Rollins-Victorino-Utley-Howard-Werth-Ibañez-Polanco-Ruiz)

Lo malo: A pesar de perder a otro ganador del Cy Young como fue Cliff Lee esa combinación de 1-2 con Halladay “hubiera” sido mortal. Hamels tuvo un año nefasto al igual que Lidge. José Contreras es una incógnita que no se sabrá cómo se desenvuelve.

Bravos de Atlanta (86-76)

Esta es la última temporada de Bobby Cox como manager de los Bravos, 21 temporadas demostrando sus condiciones de ganador que le valieron 14 banderines consecutivos alcanzados y una serie mundial ganada. Además en su haber tiene más de 150 expulsiones como manager. Credenciales que serán puestas a prueba en su despedida y que mejor manera de terminar con la obtención de otro campeonato.

Atlanta sumo en el receso a Troy Glaus que jugará la inicial y a Melky Cabrera que patrullará uno de los jardines y ayudarán en el peso ofensivo a Chipper Jones y Brian McCann. Existe la posibilidad que el superprospecto Jayson Heyward tenga algunos turnos este año para ver si su bate es de liga mayor. Las expectativas de Atlanta radicarán en el pitcheo donde basarán sus esperanzas en Jair Jurreins, Derek Lowe, Tommy Hanson, Tim Hudson (recuperado de sus lesiones) y Kawakami. Billy Wagner también llego al equipo Tomahawk con la esperanza de convencer que esta sano de su hombro y ser el mismo de antaño.

Lo bueno: Atlanta suma bateadores probados que ayudarán a la ofensiva que solo tenía a Jones y a McCann. Martin Prado se convirtió en el amuleto de Cox el año pasado y fue premiado con la segunda almohadilla. Al fin Melky Cabrera recibirá la oportunidad que los Yanquis le han negado y tiene las condiciones para demostrarlo. Si Heyward tiene un spring training excelente, pudiera ser la diferencia. En la reserva hay jugadores dispuestos a aprovechar la oportunidad que Cox le brindará (Hienskie, Blanco e Infante). Nate McClouth y su bate pudiera marcar una diferencia.

Lo malo: Dependerán en parte de lo que haga su rotación donde Hudson viene de lesiones y Jurreins que será el AS tuvo 14 derrotas. Wagner como cerrador genera dudas si su hombro no está recuperado. Después de Jones, McCann y Glaus no hay ofensiva y si a eso vamos Chipper Jones viene en descenso en cuanto a su producción y Glaus viene de una lesión en su hombro. Con la presencia de Filadelfia reforzado en todos sus ángulos, Atlanta tendrá que bregar con que sufran un slump como lo tuvieron los Mets en 2007 y 2008 para colarse. Podrá Glaus adaptarse a la primera base.

Mets de Nueva York (70-92)

Después de sufrir un viacrucis el año pasado los Mets parecen que iniciarán el 2010 con nuevas esperanzas, esperanzados en brindarle a la afición del Queen el título que anhelan desde 1986. Johan Santana (13-9 y 3.13 efe) será el líder de la rotación y espera demostrar la validez de su contrato como el mejor lanzador del béisbol. Jason Bay (36jr y 119ci) fue la gran adquisición de los metropolitanos para que defienda el jardín izquierdo el cual ha sido su punto débil. David Wright desea borrar un año negativo donde disparo 10 jonrones borrando los 33 que dio en 2008.

Lo bueno: El tener sano a José Reyes y a Johan Santana es clave para sus aspiraciones. Agregaron excelentes jugadores para fortalecer la reserva. Fernando Nieve (3-3 y 2.95efe) recibirá toda la confianza como cuarto en la rotación la cual luce sólida si Oliver Pérez y John Maine están sano.

Lo malo: Esperan borrar la pesadilla de los últimos tres años donde a finales de la temporada se cayeron en los pronósticos. Sólo adquirieron un jugador de renombre como Jason Bay, pero no fortalecieron el pitcheo. La salud de Delgado y Beltrán. Los rumores de cambio de Luís Castillo. Los relevistas generan dudas para apoyar a Francisco Rodríguez. La receptoría y el jardín derecho tendrán una competencia con varios peloteros que tendrán presión. Kelvim Escobar tiene dos años que no lanza y se espera sea el set up del Kid.

Marlins de la Florida (87-75)

El año pasado culminaron segundo y este año pudiéramos decir lo mismo, pero están en pleno proceso de reestructuración que brindará sus frutos en dos años. Ante la presencia de buenos elementos en Atlanta y Nueva York, Florida seguirá fortaleciendo a sus jugadores y cuidado si los equipos posteriores a ellos se caen y se colan tal como sucedió en 1997 y 2003 cuando ganaron la serie mundial.

Hanley Ramírez (342-24-106 y 27br) es la pieza angular del equipo y se espera una temporada de 40 jonrones y 40 robos. Chris Coghlam (novato del año) demostrará que su elección no fue mera casualidad. Dan Uggla está demostrando que es un segunda base de poder y puede ser estrella a corto plazo. Emilio Bonifacio fue una sensación el año pasado y apunta que este año pudiera ser lo mismo. La rotación del equipo luce joven y con mucho futuro (Johnson – Nolasco – Sánchez – Miller y Volstad).

Lo bueno: Varios peloteros jóvenes dispuestos a demostrar su habilidades, Cameron Maybin prospecto que llegó proveniente de Detroit por Miguel Cabrera y Dontrelle Willis, está listo para demostrar sus condiciones de estrella. El tridente Ramírez-Coghlam y Uggla sumaron 64 jonrones el año pasado y pudieran dar más este. El cuerpo de abridores pudiera repetir la actuación de hace dos años cuando sus cinco abridores ganaron más de 10 juegos cada uno.

Lo malo: Aunque Bonifacio esta proyectado como reserva es un bate que se pierde, Coghlam espera que el segundo año no le afecte. Los problemas defensivos de Uggla. Jorge Cantu y Wes Helms en tercera ya pasaron sus mejores épocas. La receptoría genera dudas. Los relevistas tienen poca experiencia en las mayores.

Nacionales de Washington (59-103)

Han dado muestras de querer competir este año, por lo que pudieran estar formando ese team work este año; firmaron a Chieng Mi-Wang y a Iván Rodríguez para apoyar el talento emergente. Stephen Strasburg la gran esperanza del pitcheo pudiera tomarse su primer café y cuidado si se queda y ser lo que fue Mark Prior en 2002 para los Cachorros. Jason Marquis será es As de la rotación y quiere demostrar que aún tiene condiciones. La ofensiva de la capital tiene esperanzas que Adam Dunn sume otra campaña de 40 jonrones al igual que Ryan Zimmermann ya recuperado de sus dolencias. Josh Willingham es una ganga con mucho poder. El retorno de Christian Guzman parece ser en serio. Jesús Flores sano pudiera ser una gran diferencia apoyado por I-Rod.

Lo bueno: Muchos jugadores que siguen demostrando sus condiciones para figurar. Dunn sano es una amenaza junto a Zimmermann. La combinación de dopleblays es buena (Kennedy y Guzmán). Mucha expectativa por que pueda hacer Strasburg.

Lo malo: El pitcheo genera muchas interrogantes al igual que sus relevistas. Njen Morgan y Elijak Dukes no han explotado aún sus credenciales de peloteros. Zimmermann y Flores vienen de lesiones en sus hombros. Jim Riggleman tendrá que ingeniárselas para evitar una campaña de 90 derrotas lo cual sería positivo en sus aspiraciones de competir en el futuro.

División Central

Cachorros de Chicago (83-78)

Cuanto se ha dicho del favoritismo de los Cachorros y cuantos se han caído en los pronósticos; esta vez los ozsenos parten con muchas posibilidades de liderar la división y superar a los Cardenales que han sido sus enemigos en esta división, para ello contarán en su ofensiva con los bates de Alfonso Soriano (241-20-55) en espera de subir sus números después de un año nefasto. Además de lo que puedan hacer Aramis Ramírez y Derek Lee (ambos probados en la liga). Se espera que Geovany Soto (novato del año hace par de campañas), supere su gris actuación de la campaña pasada (218-11-47) y rinda lo que tanto se pronostico de él. En cuanto al pitcheo no hay puntos débiles y lucen como su carta de presentación, la cual será comandada por Carlos Zambrano (9-7 y 3.77 efe), seguido de Ryan Dempster, Ted Lilly, Carlos Silva y Tom Gorzelany. El bullpen luce sólido con Carlos Marmol como cerrador y Jhon Grabow como su set up.

Lo bueno: Jugadores con hambre de demostrar que están listo para acallar las críticas, Ted Lilly apunta a que conseguirá 18 victorias al igual que Zambrano. Ryan Theriot y Mike Fontenot son la pareja de desconocidos menos promocionados que mejor juegan alrededor del segundo saco. No está Milton Bradley.

Lo malo: Los Cachorros cumplirán 102 años de su última serie mundial, tienen muchos jugadores con tendencia a lesionarse mientras envejecen. Ted Lilly viene de una cirugía en el hombro realizada en noviembre, el temperamento de Zambrano es similar al que tenía el año pasado con Bradley y por ende las victorias se escaparon por su actitud. Muchos afirmar que Soriano está en declive debido a que desde el 2006 cuando perteneció a Washington y consiguió 40 jonrones y 40 bases robadas, que le permitió llegar a Chicago con un mega contrato no ha respondido a las expectativas trazadas. Geovany Soto tuvo un año desastroso y si tiene otro similar las expectativas hacía él se esfumarán. Fukudome ha decepcionado mucho.

Cardenales de San Luis (91-71)

San Luís se proyecta este año como un equipo diferente al año pasado y como el equipo más compacto de esta división y cuidado si culminan con un récord inferior a 500. Albert Pujols (327-47-135) será el eje del equipo y como dice por allí de cómo este él, los Cardenales irán. Matt Holliday (353-13-55 en 63 juegos con San Luis) será el complemento del dominicano y estará desde el principio ayudando a la causa de los Cardenales. Se espera mucho del despertar ofensivo de Skip Schumaker. En cuanto a la rotación el 1-2 que conforman Chris Carpenter y Adam Wainwright es el mejor de la división. Ambos sumaron marca de 36-12.

Lo bueno: Tener sano a Pujols es un hándicap que pudiera resumirse en victorias y por ende en otro MVP para el dominicano. Carpenter está probado y Wainwright ha demostrado que será un ganador de veinte juegos constante. Colby Rausmus demostró que está listo para jugar todos los días. Excelente línea central con Molina en la receptoría, Ryan y Schumaker en la segunda y Rausmus en el central.

Lo malo: Después de Pujols y Holliday no hay fuerza en la alineación lo cual la hace débil. Carpenter tiene muchas victorias pero también muchos problemas en su brazo. El no adquirir un tercera base en el mercado pesará a la gerencia que le entregará a David Freese la responsabilidad (pudieron haber adquirido a Mike Lowell). A excepción de Julio Lugo no hay jugadores probados en la reserva.

Cerveceros de Milwaukee (80-82)

Pince Fielder y Ryan Braun pudieran ser lo que Albert Pujols y Matt Holliday son en San Luís. Firmaron a los veteranos Doug Davis y Randy Wolf para unirse a la rotación que conforman Yovanni Gallardo(13-12), Jeff Suppan y Dave Bush. El cuerpo de relevista pudiera ser el fuerte del club con Villanueva, Parra, Riske, Hawkins y el cerrador Trevor Hoffman. A parte de Fielder (299-46-141) y Braun (320-32-114), la ofensiva de los lupulosos tienen a Casey McGehee que asumirá la tercera almohadilla, mientras que Matt Gamell estará atento por si no responde. Carlos Gómez llego de Minnesota para darles un primer bate renovado y una defensa en el jardín central, Alcides Escobar recibirá en bandeja de plata la custodia del campo corto y las miradas apuntan a que tendrá una actuación similar a la que tuvo en la LVBP. Jim Edmonds intenta regresar después de un año inactivo y pudiera ser un bate de lujo desde la banca.

Lo bueno: Milwaukee sigue dando frutos de sus jugadores noveles, el cuerpo de lanzadores luce compacto y sin fallas por lo cual si tienen una actuación destacada pudieran colarse como sucedió hace dos años a los play off. Corey Hart es un pelotero sin mucha publicidad que produce. Alcides Escobar pinta desde ya como el novato del año y capaz de olvidar la producción de Hardy.

Lo malo: La receptoría tiene a Greg Zaun, un veterano de batallas y a otros peloteros de poco renombre. Randy Wolf viene de un año discreto con los Dodgers. Podrán McGehee y Escobar responder a las expectativas. A excepción de Fielder y Braun el resto carece de fuerza. Podrá Carlos Gómez olvidar la defensa del jardín central de Mike Cameron.

Astros de Houston (74-88)

Houston es un equipo de veteranos y estrellas en ascenso, pero aún falta algo para que el equipo engrane y se convierta en competidor y estar en una Serie Mundial de nuevo. Aun tienen algunas huellas de sus días de gloria con Roy Oswalt (8-6 y 4.12 efe) como as de la rotación, le seguirán Wandy Rodríguez, Brett Myers, Felipe Paulino(3-11) y Brian Mohler. Matt Lindstrom será el cerrador del equipo y si la ofensiva y el pitcheo funcionan asegura 30 rescates. La ofensiva de los siderales tendrá a Lance Berkman (274-25-80) como su ancla seguido de Carlos Lee (300-26-102) y la mega estrella en ascenso Hunter Pence (282-25-72). Pedro Feliz aterrizo procedente de Filadelfia para dar seguridad en la tercera base donde hace tiempo no tenían un jugador defensivo.

Lo bueno: Brad Mills nuevo manager de los Astros nombro al venezolano Alfredo Pedrique como coach de banca y ambos están bien conceptuados en la organización por lo que puede ser un aliciente al club house. Este puede ser el año de consagración de Pence. Carlos Lee es un veterano seguro que promedia 100 o más carreras cada año. Paulino viene recargado y seguro de demostrar esas condiciones que lo convirtieron en un prospecto.

Lo malo: Las posiciones de receptor, segunda base y campo corto generan dudas, no hay jugadores de alto calibre que aseguren más de cien juegos, a excepción de Kazou Matsui. Humberto Quintero quiere demostrar que es receptor de todos los días, pero la gerencia no. Después de Oswalt y Rodríguez no hay seguridad en la rotación al igual que el bullpen. Ni hablar de la ofensiva pues solo Berkman, Pence, Lee y Bourn son seguros. Matt Lindstrom no ha sido el mismo desde sus días en Florida.

Rojos de Cincinnati (78-84)

Hay muchas expectativas por lo que pueda hacer la rotación de abridores que estará encabezada por Aaron Harang seguido por Bronson Arroyo el talento de Johnny Cueto (11-11 y 4.41 efe), Aroldis Chapman llegado de Cuba y Edinson Vólquez. Homer Bailey será el abridor de emergencia mientras Vólquez se recupera de su cirugía Tommy John. Francisco Cordero será su cerrador augurando 40 rescates, Arthur Rhodes y Micah Owings serán los set up al momento de relevar a los abridores. En cuanto a su ofensiva Cincinnati basará sus aspiraciones en lo que hace Joey Votto (322-25-84), Jay Bruce (223-22-58) y Brandon Phillips (276-20-898). Scott Rolen parece ya recuperado de sus lesiones y está dispuesto a volver a su ofensiva del pasado.

Lo bueno: Hay mucho futuro en Bruce y Votto lo que podría recordar la época de Dunn y Kearns. Cueto tuvo una temporada discreta pero proyecta 15 triunfos. Ramón Hernández ya supero sus problemas en las rodillas y es un hándicap interesante que manejará la rotación de pitcheo. Brandon Phillips y Chase Utley son actualmente los segunda base más ofensivos en el viejo circuito.

Lo malo: Aroldis Chapman firmó por 80 millones de dólares y no sabremos si será un éxito en las mayores. Tienen nueve campañas consecutivas por debajo de los 500. Aún falta ajustar bien algunas piezas para asegurar que serán fuertes competidores.

Piratas de Pittsburgh (62-99)

Son un equipo en total reconstrucción, por lo cual se espera que terminen con un mayor número de victorias conseguidas el año pasado. Realizaron varios canjes interesantes con el propósito de ir conformando el equipo del futuro, para ello tienen una nueva combinación de doblematanzas como son Ronny Cedeño y Akinori Iwamura. Bobby Crosby estará en la banca por si uno de los dos no responde. En los jardines hay mucho futuro en Lasting Millegde (279-4-21 con Washington y Pittsburgh), Andrew McCutchen (286-12-54 y 22 robos), y Garrett Jones (293-21-44). También se espera mucho del antesalista Andy LaRoche. En el pitcheo hay ciertas interrogantes aunque ninguno de sus abridores sobrepasan los 27 años aún se necesita mayor moldura para obtener los resultados solo Ohlendorf y Duke ganaron más de diez juegos. Octavio Dotel asumirá las labores de cierre y es un veterano que se puede adaptar a cualquier rol.

Lo bueno: Andrew McCutchen es un jugador que demostró sus condiciones el año pasado y puede convertirse a corto plazo en una megaestrella. Lastings Milledge parece estar listo para demostrar esas condiciones que lo llevaron a ser el prospecto A-1 de los Mets de Nueva York. La mayoría de los peloteros tienen hambre de juego y ganas de demostrar que son estrellas. El prospecto Pedro Álvarez pudiera tomarse su primer cafecito este año para ir calentando motores.

Lo malo: Los Piratas son dueños del récord de todos los tiempos en los deportes profesionales con una racha activa de 17 temporadas consecutivas por debajo de 500. No hay poder en la alineación. No existe un As en la rotación al igual que tienen un cerrador no confiable. Si llegan a 100 derrotas las mejoras que se pensaron hacer este año no se cumplirán en el siguiente.

División Oeste

Dodgers de Los Ángeles (95-67)

Tienen a un manager que sabe sacar provecho de sus jugadores y tienen con que repetir el título divisional. Joe Torre tendrá una alineación que combina poder, velocidad y bateo, armas necesarias para que un equipo produzca, amén de una rotación que puede ser una sorpresa.

Mantienen el mismo núcleo del año pasado, por lo que tendrán desde el principio a Manny Ramírez (290-19-63) en espera de tener una temporada por encima de su promedio y culminar su contrato a todo tren y alejado de los escándalos de esteroides. Andre Ethier (272-31-106) irá a su quinta temporada demostrando sus condiciones de estrella en ascenso. Contarán con Rafael Furcal y Russell Martin en los dos primeros turnos de la alineación. James Loney y Matt Kemp son jugadores pocos publicitados pero que registran números por encima de lo esperado. En el pitcheo Clayton Kershaw (8-8 y 2.79 efe) y Chad Bilingsley (12-11 y 4.03 efe) conformarán el 1-2 de la rotación seguido de Hiroki Kuroda y Vicente Padilla. El quinto puesto tendrá la lucha de Randy Wolf, James McDonalds y Carlos Monasterio. El relevo luce blindado y seguro con Ronald Belisario, George Sherrill, Eric Stults, Ramón Troncoso y Jonathan Broxton.

Lo bueno: Mantienen el mismo núcleo del año pasado a excepción de Juan Pierre y Orlando Hudson, por lo cual Torre sabrá muy bien que jugadores dan lo mejor de sí. Either, Loney y Kemp son el soporte de Ramírez si este no produce y han demostrado que serán merecedores de megacontratos. El relevo luce sólido en la parte final con Belisario y Sherrill.

Lo malo: Manny Ramírez y sus andadas…. La rotación luce con asterisco ya que es prospensa a lesionarse. Tanto Ramírez como Blake vienen en picada en sus números. Vicente Padilla es la única adquisición que realizaron y tiene sus altas y bajas. El divorcio del dueño Frank McCourt pudo afectar que no se hicieran de otros jugadores de renombre.

Rockies de Colorado (92-70)

Sorprendieron de nuevo en la recta final de la temporada, con marca de 74-42 de la mano de Jim Tracy sobrepusieron su mal arranque de 18-28 que tenían con Clint Hurdle, por lo que se espera que este año vuelvan a repetir su actuación. Hay mucha expectativa con Carlos González (284-13-29) quien implantó una nueva marca de hits en post temporada con 10 para Colorado. Todd Helton sigue siendo el corazón de este club y ahora tendrá como respaldo a Troy Tulowitzki (297-32-92) y a Ian Stewart (228-25-70). En la rotación Ubaldo Jiménez (12-12 y 3.47 efe) será el líder de la rotación que tendrá a Aaron Cook y Jeff Francis. Los dos restantes cupos tendrán a varios candidatos sin puesto seguro. Franklin Morales será el set up de Huston Street y ambos conforman una excelente dupla. Aunando lo que pueda aportar Romulo Betancourt.

Lo bueno: Carlos González, Dexter Fowler, Chris Iannetta, Ian Stewart y Troy Tulowitzki rondan entre 25-27 años por lo que hay mucho futuro en estos jugadores. En la banca hay dos hombres que pueden ser la diferencia en esta división (Melvin Mora y Jason Giambi); la rotación proyecta una efectividad inferior a los 4.40.

Lo malo: Todd Helton tiene 36 años y ha comenzado a ser propenso a lesiones y su back up Jason Giambi no ha sido el mismo desde su primer año con los Yankees (tal vez el efecto esteroides influyo) No tienen un remolcador nato como lo fue Matt Holliday. Jorge de La Rosa es proyectado en el cuarto turno y es prospenso a lesiones. Chris Iannetta será titular al fin y ya demostró una vez que no pudo con el rol.

Cascabeles de Arizona (70-92)

Arizona ha movido bien sus piezas en el mercado y puede ser este su año siempre y cuando varios de sus jugadores estén alejado de las lesiones. Brandon Webb quien estuvo fuera de la temporada por problemas en el hombro solo lanzo un juego y se ha mostrado recuperado y dispuesto a ser aquella figura que amenazaba con obtener varios premios Cy Young. Junto a él estará Dan Haren (14-10) quien este año proyecta 18 triunfos. El resto de los cupos lo disputarán seis hombres pero se espera que sean Edwin Jackson, Ian Kennedy (procedente de los Yankees) ocupen los puestos tres y cuatro de la rotación dejando el último en una competencia de cuatro. Aaron Heilman y Juan Carlos Gutiérrez estarán en las labores de relevo a la espera de una oportunidad de abrir sino serán back up de Chad Qualls quien cerrará los partidos. Mark Reynolds (260-44-102) fue la máxima figura el año pasado por lo que se espera que repita sus números. Justin Upton y Conor Jackson serán los soportes en la ofensiva, mientras que la llegada de Adam LaRoche fortalezca la inicial y sea el mismo pelotero de sus años en Atlanta. Kelly Johnson llega de Atlanta dispuesto a ser el segunda base a tiempo completo y fortalecer la combinación de dopleplays con Stephen Drew.

Lo bueno: Tal vez el mejor 1-2 del Oeste lo tenga Arizona en su pitcheo. Gerardo Parra asumirá el rol de cuarto jardinero pero atento de lo que hagan Chris Young y Conor Jackson. Johnson le demostrará a Atlanta que aun tiene condiciones. La dupla Miguel Montero y Chris Snyder sin duda es la mejor del viejo circuito tras el plato y ambos serán alternados dependiendo de los lanzadores.

Lo malo: El hombro de Webb. Chris Young fue enviado a triple A y pudiera pasar por lo mismo sino batea. Edwin Jackson tiene sus altos y bajos. Ian Kennedy aún no ha explotado sus condiciones. La salud de Conor Jackson. No hay mucha fuerza en la alineación.

Gigantes de San Francisco (88-74)

Las esperanzas de San Francisco radican en lo que pueda hacer su cuerpo de abridores encabezada por el dos veces ganador del premio Cy Young, Tim Lincecum (15-7, 2.48 efe y 261 ponches), le seguirá Matt Cain, Jonathan Sánchez y Barry Zito quien desde que llegó procedente de Oakland no ha dado los resultados esperados. En cuanto a su ofensiva el peso recaerá en Pablo Sandoval (330-25-90), será acompañado por el recién llegado Aubrey Huff (241-15-85 con Detroit y Baltimore) y el veterano Bengie Molina. San Francisco espera mucho del aporte de Mark DeRosa y de Freddy Sánchez en las primeras posiciones del line up, así como el despertar definitivo de Aaron Rowand.

Lo bueno: Bateadores de contacto y que siempre responden en los momentos apremiantes. Tim Lincecum ha demostrado que puede ser el Randy Johnson en el viejo circuito en cuanto a premios Cy Young. Mucha expectativa por lo que pueda hacer Pablo Sandoval.

Lo malo: No hay mucho poder en el line up a excepción de Sandoval y Huff. Renteria ha venido mermando sus números. Bengie Molina enfrenta un sobrepeso que puede mermar sus condiciones como receptor de todos los días. Dependen de lo que hagan Sandoval y Lincecum.

Padres de San Diego (75-87)

De cómo este Adrian González (277-40-99), los Padres de San Diego irán. Sin duda alguna el equipo sabe que actualmente el inicialista de origen mexicano es una pieza fija de cambio a mitad de temporada y esperan sacar el mayor provecho al pelotero si es que están fuera de contienda. Junto a González, San Diego espera que Kyle Blanks (250-10-22 en 54 encuentros el año pasado), sea el protector del mexicano y sea candidato al Novato del Año. El resto de la ofensiva tiene jugadores que pueden hacer las jugadas de rutinas como bateo y corrido y allí están los hermanos Hairston (Jerry y Scott), además de Yorvit Torrealba y David Eckstein. En cuanto a sus abridores, los religiosos tendrán a Chris Young, Kevin Correia, Jon Garland y Clayton Richard para los primeros cuatro puestos, dejando el quinto para varios candidatos. El manager Bud Black no tendrá que preocuparse mucho porque su bullpen luce sólido con la presencia de Edward Mujica, Sean Gallagher, Adams, Luke Gregerson y de su cerrador Heath Bell.

Lo bueno: Adrián González demostró el año pasado que es un pelotero que batea con o sin protección. Hay muchas expectativas por lo que hará Kyle Banks y Chase Headley. Yorvit Torrealba será el back up de Nick Hundley y forman un buen one-two en la receptoría. La combinación de doble plays Eckstein y Cabrera es buena. Jon Garland promedia entre 15 y 18 triunfos seguros.

Lo malo: Sólo González es el pelotero de poder en el line up, se espera que Banks y Headley lo acompañen, pero de resto no se esperan muchas impulsadas para el trio. Young y Correa son lanzadores de altas y bajas. Garland viene de una temporada discreta. Hay velocidad pero falta un bateador que acompañe a González en la producción. Dudas en el jardín derecho.