lunes, 18 de enero de 2010

Magallanes y Caracas por tercera vez


Los eternos rivales Navegantes del Magallanes y Leones del Caracas, escenificarán la final de la temporada 2009-2010, por tercera vez en los 64 años que tiene la Liga Venezolana de Béisbol Profesional.
Los Leones que por segundo año consecutivo asisten a la serie final irán en busca de su 17ma corona, mientras que el Magallanes que perdió en la 2006-2007 ante Aragua, buscará su título 11. Ambos equipos dominaron la temporada regular de principio a fin, ratificando su favoritismo. Concluyeron con marca de 41 ganados y 22 perdidos; para Magallanes es un nuevo registro en triunfos, mientras que el Caracas por cuarta vez consigue el registro de triunfos, además de ser la primera vez en la historia de la LVBP que un equipo repite cuarenta triunfos, y en dos de esas campañas salieron campeones (77-78 y 79-80).
Carlos García debuta de gran manera con la nave turca y quiere ser el tercero en la historia de la franquicia en quedar campeón como jugador y dirigente. Llego al Magallanes con la convicción de convertirlos en campeón, (quinto manager en los últimos tres años) después de estar fuera del todos contra todos en los últimos dos años, ratifico su compromiso quedando electo como Manager del Año. En la acera de enfrente tendrá a Dave Hudgens, (nombrado después que Frank Kremblas dimitió por asuntos personales) conoce la liga desde su tiempo como jugador de los Tigres de Aragua en la temporada 83-84 donde bateo para 311 con 8 jonrones y 20 impulsadas; y quien estuvo como coach de bateo del Magallanes en la temporada 94-95, quedándose con el puesto de manager tras la salida de Tim Tolman quien se marchó por asuntos personales, metiendo al Magallanes en semifinal y estuvo a punto de meter a la nave en la final, cuando cayeron en aquel juego extra que se jugó en Maracaibo ante el Caracas (primera vez que jugaban los eternos rivales en otra ciudad), que a la postre le dio el título al Caracas sobre el Zulia. De hecho Kremblas y Hudgens son la primera pareja de managers importados que llevan a la final en zafras seguidas a un equipo desde que Bill Plummer y Bill Robinson lo hicieran con el Caracas en la 86-87 y 87-88, quedando campeones en dichos campeonatos.
Magallanes que llegará a esta final sin varios peloteros de renombre como Pablo Sandoval, Elvis Andrus, Miguel Montero, Fernando Nieve (refuerzo), apelando a sus figuras emergentes como Reggie Corona, Robinson Chirinos, Jean Machí (Pitcher del Año), Luis Landaeta, Richard Hidalgo y Alex Escobar. En espera de conseguir los permisos de Sandoval y Andrus, quienes señalaron días atrás que si la final era contra Caracas harían el esfuerzo por decir presentes.
Por su parte basaran sus esperanzas en lo que hagan Jesús Guzmán, José Castillo y Wilson Ramos. Amén de su cuerpo monticular donde esta Franklin Morales, José Ortegano, Víctor Garate, Orber Moreno y Juan Carlos Gutiérrez.
Serán siete encuentros donde el que gane cuatro se coronará campeón, buscando igualar la gesta lograda a principios de año por los Tigres de Aragua, (dinastía que estuvo en siete finales consecutivas, ganando cinco ) quienes se coronaron campeones del torneo además de conquistar la Serie del Caribe.
Recordando el primer desafío

Siempre se ha dicho que las primeras partes nunca se olvidan o siempre son las mejores, en películas o discos siempre se escucha decir esa frase, en el béisbol pudiéramos citar lo mismo, la primera final entre los eternos rivales retumbo en todas partes, el país dividido entre caraquistas y magallaneros, los medios pronosticaban siete encuentros de mucha emocion y calidad, pues habían grande ligas en pleno apogeo. Aunque la segunda final entre turcos y melenudos también atrajo gente, la primera quedo reflejada en que era algo que sucedia por primera vez, recordemos un poco lo sucedido ese año de 1994:

En la campaña de 1993-1994, Caracas y Magallanes se clasificaron en la División Oriental, mientras que Águilas y Cardenales hacían lo propio en la División Occidental; casi hasta la última fecha del todos contra todos debió batallar el Caracas para conseguir su pase a la serie final contra Magallanes, lo cual lograron el 19 de enero al superar 4 a 1 a las Águilas en Maracaibo.
Caracas contaba con Omar Vizquel, Roger Cedeño, Roberto Petagine, Edgar Caceres, Bob Abreu, Miguel Cairo, Jesús Alfaro, Terry Clark, Urbano Lugo y Ugueth Urbina. Magallanes tendría a Carlos García, Álvaro Espinoza, Raúl Marcano, Oscar Azocar, Luís Raven, Juan Carlos Pulido, Eddy Díaz, Melvin Mora, Edgar Naveda, Raúl Chávez, Donne Wall, Jason Grimsley y Clemente Álvarez.
Todo quedo listo para que entre los días 22 y 31 de enero de 1994, las actividades más importantes del país pasaran a un segundo plano. Venezuela estaba tan pendiente de la serie final Caracas-Magallanes que hasta el Presidente electo en ese entonces, Rafael Caldera, se vio obligado a “apurar” su discurso de presentación del gabinete para no entorpecer el inicio del primer desafío de la gran final.
Caracas salió airoso en el primer choque disputado en el José Bernardo Pérez de Valencia al imponerse 7 a 4, Bob Abreu ligó de 5-3 con dos remolcadas y Urbano Lugo se llevó la victoria en relevo de 2.2 episodios. Caracas repitió en el segundo desafío al ganar 4 a 3 con buena labor de Kip Gross y oportuna ofensiva de Henry Blanco.
El 26 de enero la serie se trasladó a Caracas. Magallanes descontó al conseguir victoria de 7-2 apoyándose en buen trabajo del lanzador Donne Wall, quien aceptó seis hits en siete episodios. Al día siguiente, los Navegantes igualan la serie con triunfo de 2 a 1; la anotación decisiva llegó en el octavo episodio, cuando Amador Arias se metió al plato desde tercera por error del segunda base Edgar Cáceres sobre batazo de Brian Hunter.
El quinto encuentro lo gana el Caracas 7 a 4 con un racimo clave de cuatro anotaciones contra Iván Arteaga en el primer episodio. Omar Vizquel sobresalió con su juego defensivo en ese encuentro. El 30 de enero la serie se trasladaría a Valencia, siendo hasta esa fecha el mejor encuentro jugado en finales; Urbano Lugo y Juan Carlos Pulido (Pitcher del Año con 11 triunfos), se enfrascaron en un duelo de pitcheo en ocho episodios. Magallanes ganó 1 a 0. En ese encuentro nacería la figura de Melvin Mora quien en el sexto episodio decapitaría un batazo de Omar Vizquel que pudo cambiar el encuentro.
Así llegó la jornada decisiva el 31 de enero en la ciudad de Valencia, que produjo inmensa satisfacción para magallaneros y enorme frustración para los caraquistas, pues Navegantes cargaron con el triunfo y el trofeo al imponerse 10 carreras por 3. Un racimo de siete carreras en el sexto episodio ante los serpentineros Don Strange, José Centeno y Terry Clark. Caracas nunca pudo descifrar los envíos de Jason Grimsley quien en relevo de 6.2 episodios se llevó su segunda victoria de la serie y erigirse como el Jugador Más Valioso.
En la segunda final Ramón García fue electo el MVP al ganar dos encuentros...
Cabe destacar que solamente el Magallanes cuenta con algunos peloteros que estuvieron involucrados en ambas finales; Carlos García actual manager era el segunda base y capitán del grupo, en la primera final, Juan Carlos Pulido, coach de bullpen era el as del equipo y en la 93-94 fue el pitcher del año. Gregorio Machado, coach de banca estaba en el mismo rol en ambas finales. Edgardo Alfonzo era un emergente en la primera final y en la segunda final su tercera base. Richard Hidalgo era el jardinero derecho en la segunda, por lo que ambos irán con experiencia al clásico. Por el Caracas ninguno de los jugadores estuvieron en ambos clásicos a excepción de Bob Abreu que no participo esta temporada.
Carlos García será el primer manager criollo en esta final ya que ambas finales tuvieron manager importados; Tim Tolman y Phil Reagan en la primera y John Tamargo y Reagan en la segunda.
Dale click para que recuerdes las dos finales entre turcos y melenudos.

video


video

No hay comentarios:

Publicar un comentario