domingo, 27 de febrero de 2011

El Este de la Americana tiene Medias Rojas

Que tal amigos fanáticos de la pelota, ya falta casi un mes para el inicio de una nueva temporada en las grandes ligas, un nuevo año donde se impondrán nuevos hitos en la historia de este deporte: Los tres mil hits de Derek Jeter, la caza por llegar a esa marca para Iván Rodríguez, Omar Vizquel y Alex Rodríguez; además tenemos la búsqueda de Jim Thome y otros peloteros por acercarse a los 500 vuelacercas, mientras que Alex Rodríguez, busca los 600 en su dilatada carrera; todo esto en el plano ofensivo; por supuesto no podemos obviar el rol de varios abridores que también se acercarán a varias marcas importantes.


Como todos los años, les presento el acostumbrado análisis de los equipos, con sus pro y contra, una temporada que en el receso invernal vio los cambios repentinos de Dan Uggla y Víctor Martínez en noviembre, mientras que en diciembre los mega contratos de Cliff Lee, Jayson Werth, Adrián González, Zack Greinke y Carl Crawford, se hacían presente.


La División Este de la Liga Americana; es la primera parada de mi análisis, fueron los Medias Rojas de Boston, el equipo que mejor se movió en el receso, obteniendo a dos grandes bateadores como Adrián González y Carl Crawford, que sin lugar a dudas llenan los cupos débiles de un equipo que quiere la Serie Mundial a como dé lugar.


En esa misma división Yankees de Nueva York, después de grandes inversiones antes del inicio de la temporada en los últimos años, no realizaron ningún movimiento llamativo, perdieron el puje por Cliff Lee y para colmo de males, Andy Pettitte, anunció el retiro de los diamantes, aún sabiendo que C.C. Sabathia, estudia su clausula de contrato para salir a buscar uno nuevo sea con los Yankees u otro equipo. Baltimore, sumo cuatro bateadores valiosos, con la mira de competir y dejar de ser la cenicienta de la división, Toronto y Tampa Bay, por su parte irán diezmados tratando de animar con una camada de nuevos valores para volver a la época de antaño.


Medias Rojas de Boston (89-73; 3º lugar en la división en 2010)
Adiciones importantes: Carl Crawford, Adrián González, Bobby Jenks y Dan Wheeler.
Pérdidas mayores: Adrián Beltre, Bill Hall, Víctor Martínez y Mike Lowell.
Venezolanos: Marco Scutaro y Félix Dubrount


En las últimas nueve temporadas, los Medias Rojas solo han tenido dos campañas con menos de 90 victorias, Theo Epstein, no quiso repetir la experiencia de años anteriores y decidió una vez colgado el último out de la Serie Mundial, ir a la caza de dos bateadores para su ofensiva.


Carl Crawford

En su búsqueda, Boston profundizo su mercado en el sistema de ligas menores, y consiguieron las piezas necesarias para traer al primera base Adrián González, de San Diego. González ha sido el principal objetivo del equipo de Nueva Inglaterra en las últimas dos campañas y a pesar de venir de una operación de su hombro, el equipo confía plenamente en el mexicano-estadounidense, quien es capaz de conectar 40 cuadrangulares, en un parque hecho para los zurdos.


Boston además sumo al pelotero más apetecible del mercado, Carl Crawford, quien llegó al equipo con $142 millones por siete años, este pelotero será el abridor del line up y es una máquina de triples, que cambia el tono completo de la alineación con su velocidad.


Ambos toleteros se unen a bateadores probados como David Ortíz, J.D. Drew, Jacoby Ellsbury, Kevin Youkilis, Dustin Pedroia y Jason Varitek. Y a pesar de que abundan peloteros zurdos, la ofensiva bostoniana aun luce peligrosa, sobre todo el eje que conformarán Ortíz-González y Youkilis.


Jason Varitek el capitán del equipo, regresa al plan estelar nuevamente, después de la ida de Víctor Martínez, que a pesar de sus registros, no gozo del aprecio de la afición, pero Varitek se empleara al máximo para evitar que Jarrod Saltalamachia se imponga en el rol de titular.


El pitcheo se robustece con la llegada de Dan Wheeler y Bobby Jenks, quienes profundizarán el relevo que tiene los brazos de Daniel Bard y Jonathan Papelbon como los más confiables.


Josh Beckett y John Lackey, nuevamente serán el 1-2 de la rotación, ambos vienen de campañas decepcionantes, por lo que se espera un mínimo de 18 triunfos de ambos para que Boston se meta en los play off.


La figura: “El Titán” González llega a Boston con el propósito de ser ese eje ofensivo que faltaba para completar el vacio que dejaron Manny Ramírez (en su tiempo), Víctor Martínez y Adrian Beltre. González percibirá $5.500.000 millones de un contrato vigente de San Diego que culmina está temporada. Boston ya aseguro que ofrecerán al inicialista un contrato similar al de Mark Teixeira que lo ataría al equipo por varios años. El jugador de 29 años, es el quinto mexicano en jugar con Boston, antes estuvieron Melo Almada (1933), Beto Ávila (1959), Vicente “Huevo” Romo (1969-70) y Carlos Rodríguez (1994-95).


En cinco años con San Diego, disparo 161 cuadrangulares y 501 remolcadas, estableciendo además una marca para el club con 30 o más jonrones en cuatro campañas consecutivas. También estuvo con Texas, equipo con el cual debuto en las mayores. El año pasado, bateo para 298, 31 jonrones y 101 remolcadas.


El manager: Terry Francona se encuentra en su octava temporada consecutiva con el equipo. Con marca de 654-480 y dos títulos de Serie Mundial, Francona cuenta con los elementos importantes tanto en el pitcheo como en la ofensiva que le hacían falta para acceder a los play off. Por primera vez en los últimos tres años, Boston suena como serio candidato para llevarse la Serie Mundial, gracias a la presencia de González y Crawford, que redimensiona totalmente el line up.


En ocho meses conoceremos si la inversión de Boston, rindió sus frutos esperados.


Yankees de Nueva York (95-67; 2º en la división en 2010)
Adiciones importantes: Rafael Soriano, Andruw Jones, Russell Martin, Freddy García, Bartolo Colón, Pedro Feliciano y Mark Prior.
Perdidas mayores: Kerry Wood, Javier Vázquez, Lance Berkman y Marcus Thames.
Venezolanos: Freddy García, Francisco Cervelli y Jesús Montero


Si observamos las piezas de renombre que llegaron, solo se destaca a Rafael Soriano, pues el resto, son peloteros que dejaron de ser estrellas, y que por culpa de las lesiones, hoy divagan por una nueva oportunidad y renacer en sus carreras.


El volver a fichar a Mariano Rivera y Derek Jeter fue sin duda un compromiso importante en el receso primaveral, pero las cosas no fueron del todo productiva con Jeter, de quien se hizo público el roce con Brian Cashman acerca de su valor en el mercado, hasta tal punto, que la organización le sugirió al emblemático pelotero, estudiar nuevas opciones en el mercado.


Pero el proceso termino, con un Jeter aceptando un pago con beneficios que le permitirá retirarse como un Yankee y llegar este año a la ansiada marca de los 3.000 hits.


A pesar de las renegociaciones con estos dos emblemas de la organización, Nueva York enfoco sus baterías en el posible fichaje de Cliff Lee, ofreciéndole un contrato garantizado de $148 millones, pero no fue suficiente para adquirirlo y prefirió irse a Filadelfia con un contrato inferior, demostrando que el dinero no es todo en la vida. Esa situación puso a los Yankees contra la pared, pues vieron como las mejores piezas eran tomadas por otros equipos (Martínez, Crawford, Werh y González), por ir tras Lee. Las opciones se esfumaron rápidamente, inclusive declinaron ir por Zack Greinke, dejando a la gerencia sin planes B y C que llevar a cabo.


¿Qué sucedió realmente para que Nueva York no siguiera con la tónica de grandes firmas en el verano?, realmente se cumplió la afirmación de Cashman de no invertir fuertes sumas en peloteros y enfocarse en las granjas del equipo. Tal vez la firma de Soriano fue el detonante en que Cashman, predijera tal afirmación; pero realmente Nueva York afronta una temporada en donde lo más resaltante en su ofensiva será la incorporación de Russell Martin en la receptoría y Jorge Posada como designado.


La ofensiva sigue cargada de poder y es capaz de apoyar al pitcheo y conseguir 90 encuentros ganados; Alex Rodríguez ya tiene dos MVP con esta organización, mientras que Derek Jeter, Mark Teixeira y Robinson Cano han estado cerca de obtenerla. En la banca no hay muchos nombres que puedan apoyar a los titulares, por lo cual Joe Girardi, deberá enfocarse en que sus muchachos demuestren que aún son competitivos.


Hay dos grandes promesas que Nueva York tiene en la receptoría que pronto darán su salto a las mayores, Jesús Montero y Austin Rommie, quizás Montero sea la pieza más codiciada para un cambio a mitad de temporada y asegurarle un bate o un lanzador importante para la segunda mitad.


En cuanto al pitcheo la firma de Soriano por tres años y $35 millones, revoluciono el valor de los set up en las mayores, la contemplación de un contrato que incluye dos años en lo que el lanzador puede optar salirse del contrato, es un arma de doble filo que Scott Boras –agente del jugador- obtuvo, ya que son pocos los ejecutivos que firmarán a un preparador por semejante dinero.


Soriano y Joba Chamberlain serán los principales apoyos de Rivera en los episodios finales, mientras que C.C. Sabathia, Phil Hughes y A.J. Burnett, son los únicos que ofrecen garantía en el pitcheo abridor, pues la pérdida de Andy Pettitte, deja un vacío importante que la organización tendrá que resolver con cinco candidatos, entre ellos Freddy García.


Son casi $200 millones de dólares invertidos en un equipo que cuenta con una nómina dispuesta a todo.


La figura: Robinson Cano tuvo en 2010 el año de su consagración. Desde el retiro de Roberto Alomar, no ha habido una segunda base que se acerque a lo hecho por el boricua, quien recientemente fue electo al Salón de la Fama. Por allí estuvieron Craig Biggio, Jeff Kent, Brandon Phillips, Dan Uggla, Chase Utley, José López; pero Cano con su campaña, demostró que es actualmente el mejor camarero en su posición.


319 de average, 29 jonrones y 109 remolcadas, le valieron un tercer lugar en la votación al MVP en 2010. Además de una convocatoria al Juego de Estrellas, un Guante de Oro y un Bate de Plata. Canó recuerda mucho a Jeter en sus comienzos, cuando el equipo formó una alineación en torno a su figura, situación que ocurrirá a partir de 2012, cuando se declare agente libre (y Nueva York tome en consideración los dos años que le quedan de extensión); ya que a mediados de la campaña anterior fue insertado en la parte alta de la alineación, bateando detrás de A-Rod y Teixeira con resultados favorables, situación que se repetirá este año.


Tiene apenas 28 años y está experimentando su mejor momento en su carrera de siete años en las mayores, la cual le deparará por supuesto más Guantes de Oro, Bates de Plata, Juegos de Estrellas y porque no un MVP.


El Manager: Joe Girardi afronta su cuarta campaña al frente del Bronx, ya en su vitrina reposa una Serie Mundial, por lo cual el reto es mayor este año, cuando nadie los da por favorito para el clásico de octubre.


287-199, es el registro de Girardi al frente de los Yankees, a pesar de contar con una de las nóminas más caras de este deporte, por primera vez los mulos dejaron escapar peloteros que en la era del “Jefe” Steinbreinner era inaceptable. Lo más seguro es que durante la campaña se realicen algunos movimientos, continuando esa filosofía de cambiar sus mejores talentos para traer piezas apetecibles. Girardi ha demostrado ser un ganador y trabajará con lo que tenga para dar buenos resultados, sobre todo si tomamos en cuenta que la gran mayoría de sus jugadores, estuvieron a su orden el año pasado.

Orioles de Baltimore (66-96; 5º lugar en la división en 2010)
Adiciones importantes: Derrek Lee, Mark Reynolds, Vladimir Guerrero, Justin Duchscherer, J.J. Hardy y Kevin Gregg.
Perdidas mayores: Ty Wigginton, Kevin Millwood, David Hernández, Corey Patterson
Venezolanos: César Izturis



Me gusta los esfuerzos que realizaron la gerencia de los oropéndolas para conseguir las piezas necesarias y competir en una división donde Yankees, Medias Rojas y Tampa se han llevado los honores.

La última vez que Baltimore fue contendiente ocurrió en 1997, cuando Davey Johnson los coloco como campeones de la división con marca de 98-64; cayendo en la Serie de Campeonato ante los Indios de Cleveland. Para ese entonces, los Orioles contaban con bateadores probados como Cal Ripken Jr, Roberto Alomar, Albert Belle, Brady Anderson y Mike Mussina era el As de la rotación. De allí los oropéndolas comenzaron un ciclo de temporadas negativas donde estuvieron seis estrategas sin buenos resultados; uno de los fracasos de Baltimore se debió a que no tuvieron una generación de relevo, que supiera continuar la labor de las estrellas del equipo.


El primer gran acierto de Andy MacPhail fue ratificar en el cargo a Buck Showalter, quien tomo la batuta de David Trembley y Juan Samuel, quienes fueron cesanteados como managers durante la temporada. Con Showalter los Orioles tuvieron marca de 34-23; ocupando la tercera casilla, durante el lapso que tomo el cargo el experimentado estratega.


La gerencia de Baltimore se mostro agresiva en el verano, pujando por el careta venezolano Víctor Martínez, a pesar de no lograr el objetivo, adquirieron a otros bateadores, que recordó la época cuando Roberto Alomar, Albert Belle, Rafael Palmeiro, Miguel Tejada, entre otros llegaron a este equipo para cambiar por completo su rostro.


Esa misma situación se presenta este año con las adquisiciones de Derek Lee por $7.25 millones, quien a pesar de tener una temporada discreta, aún es una garantía con el bate y con el guante en primera, y es un pelotero entregado a colaborar con el equipo. Mark Reynolds llega a la tercera almohadilla para borrar un nefasto 198 que dejo con Arizona en 2010. Su llegada a la Liga Americana puede ayudarle a imprimir aquel papel importante que tuvo en 2009, cuando disparo más de 40 jonrones con Arizona.


Vladimir Guerrero será el designado y espera demostrar que aún tiene las condiciones para volver a ser un referente ofensivo como lo fue en Texas, Anaheim y Montreal. J.J. Hardy será el siore y un bateador que augura 30 o más cuadrangulares, ellos se unirán a Adam Jones, Brian Roberts, Luke Scott, Matt Wieters, Nick Markakis y Félix Pie, para darle un rostro nuevo a unos Orioles que quieren dejar de ser sotaneros.


En el pitcheo Justin Duchscherer tratará de reencontrar su carrera en Baltimore, allí estará Jamie Guthrie, Brian Matsusz y Brian Bergersen para los primeros tres cupos de la rotación. Kevin Gregg será el cerrador y contará con el apoyo de varios lanzadores relevistas que pudieran tener una temporada excepcional.

Vladimir Guerrero
La figura: Llegar a un equipo donde las expectativas son altas hacía su figura, genera una atención especial en cuanto a saber que hará en el terreno de juego. Vladimir Guerrero intentará volver a ser el referente ofensivo de unos Orioles que desean dar la sorpresa este año. La campaña anterior, el dominicano fue una pieza importante para que Texas accediera a la Serie Mundial; bateo para 300 con 29 cuadrangulares y 115 remolcadas, y a pesar de sus 35 años, sigue siendo una figura intimidante en el cajón de los bateadores.


Por cierto, Guerrero está a 64 cuadrangulares de llegar a los 500, y una buena actuación este año lo acercará a esa marca.


El manager: Baltimore tuvo el año pasado a tres managers durante la temporada, comenzaron con Dave Trembley (15-39), Juan Samuel (17-34) y Buck Showalter (34-23). Fue esa marca positiva la que motivo a la gerencia de los oropéndolas a tener a Showalter al frente de los Orioles.


El historial de Showalter es impresionante, desde que asumió por primera vez el cargo de manager en 1992 con los Yankees, los llevo a tener marca de 313-268, siempre tuvo a Nueva York entre los primeros tres puestos de la división, incluyendo 1994, cuando por culpa de la huelga, el equipo concluyo en el primer lugar. Al salir del equipo en 1996 comenzó la dinastía de triunfos de Nueva York, de la mano de Joe Torre.


En 1998 regresa al timón está vez con Arizona, un equipo de expansión, en tres años al frente, los desérticos tuvieron marca de 250-236, con un primer lugar en ese lapso. Al ser despedido, Arizona ganaría en poco tiempo la Serie Mundial.


Nuevamente toma el timón en 2003 con Texas, pero el resultado no fue el mismo, ya que el equipo no tenía material para ser contendor y finalizo con registro de 319-329. Esta vez Baltimore está al tanto de las virtudes de Showalter en el dogout y a pesar de tener varios veteranos, él sabrá sacarle el mayor provecho a sus jugadores para conseguir la senda del triunfo.


Azulejos de Toronto (85-77; 4º lugar en la división en 2010)
Adiciones importantes: Frank Francisco, Octavio Dotel, Jon Rauch, Juan Rivera y Rajai Davis
Pérdidas mayores: Vernon Wells, John Buck, Scott Downs, Kevin Gregg, Lyle Overbay y Shaun Marcum
Venezolanos: Juan Rivera


El nuevo gerente general Alex Anthopoulos ha hecho cambios interesantes desde su arribo en 2009 a la organización canadiense. Salió de Roy Halladay para obtener tres buenos prospectos procedentes de Filadelfia como Kyle Drabek, Travis D´Arnaud y Anthony Gose.

Juan Rivera, es la nueva esperanza de Toronto

A comienzos de este año se desprendió de Vernon Wells al llevarlo a Anaheim por Juan Rivera y Mike Napoli, quien a su vez fue cambiado a Texas por el relevista Frank Francisco. En dicho movimiento los Angelinos asumirán el pago de los $86 millones de aún se le deben a Wells, hecho calificado de positivo por muchos.

¿Quién será el rostro de la franquicia?, ese no es otro que José Bautista, pelotero que disparo 54 jonrones y que hace poco firmó una extensión en su contrato.


Se espera que el núcleo ofensivo este compuesto por Bautista junto a Adam Lind y Travis Snider, quien con el recién llegado Juan Rivera, tendrán el peso ofensivo del equipo.


En cuanto al pitcheo no tienen a Shaum Marcum, pero tendrán al prometedor Drabek que estará con Romero, Cecil y Litsch, conformando un pitcheo sumamente joven con un futuro prometedor.


En el bullpen contarán con el aporte de Rauch, Francisco y Dotel.


La Figura: El roster de los Azulejos solo tiene un nombre de peso común, pero que deberá demostrar que lo hecho en 2010, no fue obra de la casualidad. José Bautista se erige como la cara de la organización, gracias a sus 54 jonrones, 260 de promedio y 124 remolcadas, que le valieron el cuarto puesto en la votación al MVP del joven circuito.
Bautista afronta un nuevo reto y demostrar a aquellos escépticos que el contrato recién firmado, no fue un hecho en vano, para ello está confiado en la actitud de líder que ha asumido ante otras figuras en franco desarrollo.

Podrá Bautista repetir sus números



El manager: Con el retiro de Clarence “Cito” Gaston, varios nombres sonaron para ser el nuevo mandamás de los Azulejos, pero los planes de John Farrell, hicieron que la decisión fuera la acertada.


Farrell se desempeño como coach de pitcheo de los Medias Rojas de Boston, durante las últimas cuatro temporadas, donde su cuerpo de lanzadores registro un 4.08 de efectividad en dicho periodo.


Con su llegada, Toronto mostró una disposición de negociar con Manny Ramírez, pero nunca se concreto algo. Farrell deberá emplearse a fondo para en su año de debut dejar un récord similar al expuesto por Gaston en su último año.

Rayas de Tampa Bay (96-66; 1º lugar de la división en 2010)
Adiciones más importantes: Manny Ramírez, Johnny Damon, Kyle Farnsworth, Joel Peralta y Casey Kotchman
Pérdidas mayores: Carl Crawford, Carlos Peña, Matt Garza, Jason Bartlett, Rafael Soriano, Grant Balfour, Dan Wheeler y Randy Choate
Venezolano: José Lobaton



Tampa afronta el 2011 con muchos cambios, la perdida de varias figuras de renombre, hará que Joe Maddon, se exija más que en los últimos años, demostrando que es un manager que sabe trabajar con lo que tiene.


La adición de Johnny Damon y Manny Ramírez, le da al equipo cierto toque de impactante, pues a pesar de la avanzada edad de ambos toleteros, pueden representar un peligro si se encuentran sanos.


Jhonny Damon y Manny Ramírez, juntos de nuevo
La perdida de Crawford y de Peña será compensada con estos dos veteranos que tratarán por todo lo alto de volver a incrementar sus números como los de antaño.


Son pocos los peloteros que aún están en el equipo y que estuvieron hace tres años en la Serie Mundial. En el plano ofensivo Evan Longoria, B.J. Upton y Ben Zobrist se unirán a Damon y Ramírez en la producción de carreras; John Jaso, será uno de los peloteros que mayor interés generará debido a que será el abridor del line up.


En cuanto al pitcheo David Price vuelve a erigirse como el As de la rotación, ahora contará con el apoyo James Shield y Joe Niemman, después habrán varios candidatos para los restantes dos cupos; pero lo mejor de Tampa es su relevo que se ve solido con Peralta, Sonnanstine, Howell y Farnsworth.


Evan Longoria

La Figura: Evan Longoria será la estrella solitaria, asumirá un rol más importante dentro del equipo, y contará con el apoyo de Damon y Ramírez que saben lo que es ganar en octubre. Por lo cual este joven jugador de 24 años, aprovechará al máximo la sapiencia de dos excelentes bateadores de este deporte.


El año pasado bateo para 294 con 22 jonrones y 104 remolcadas, aunque sus números descendieron con relación a 2009, se espera que nuevamente incremente sus números y siga demostrando el status de mega estrella del cual se hablo desde su ascenso a las mayores.


El manager: Joe Maddon ha sido un verdadero artífice en el éxito de Tampa Bay, sobre todo en los últimos tres años donde los Rays han obtenido el pase a la Serie Mundial y el año pasado cayeron en la primera ronda ante los Rangers de Texas. En la historia del club es el manager número cuatro y quizás el más exitoso.



404-310 es el récord de Maddon al frente de Tampa Bay desde hace cinco años. Este hombre ha demostrado ser un ganador desde su llegada y ha estructurado y confeccionado su line up en base al talento de sus jugadores, sin importar los rivales, lo hecho en los últimos tres años es un indicio de eso; pero este año afronta cambios radicales que puede incidir en que ese camino de logros caiga en un abismo total este año.


@beisboladentro

jueves, 24 de febrero de 2011

El arrepentimiento de Cabrera


Lakeland fue el escenario donde este jueves 24 de febrero de 2011, Miguel Cabrera ofreciera sus primeras declaraciones, sobre el incidente ocurrido el pasado 16 de febrero, donde fue arrestado por conducir en estado de embriaguez.

“Mil disculpas”, fueron las palabras más enfáticas, con el cual el venezolano de 27 años, trato de enmendar su error y aseguró que trabajara arduamente para rescatar su reputación y que pedirá perdón al equipo, manager y compañeros de equipos, por los sucesos ocurridos.

Se conoció que las Grandes Ligas y el sindicato de jugadores, llevarán a Cabrera a un programa de terapia, con el cual espera superar su adicción a las bebidas alcohólicas; el criollo es quizás después de Albert Pujols, el pelotero más explosivo en las mayores, y aún está en una edad donde aún el cielo es su límite para conseguir el tope que de seguro muchos esperan que consiga.

A mejorar la imagen

“Primero que nada me siento avergonzado por lo que pasó esa noche, le pido disculpa a mis compañeros, al dueño, a los aficionados, a todos, por ese acto vergonzoso; he trabajado en esa situación. Les pido mil disculpa”, declaro Cabrera en Tigertown, sede de entrenamiento de los Tigres, donde ofreció la rueda de prensa en español.

Cabe destacar que el toletero, también ofreció sus disculpas a las autoridades policiales; quienes lo detuvieron el 16 de febrero. Según el reporte de los efectivos del condado de St. Lucie en Florida, el jugador andaba en un auto a máxima velocidad y al detenerlo, se percataron que olía a alcohol, hablaba con la voz entrecortada y hasta quiso tomar un trago de una botella de escocés frente a las autoridades.

En 2009, Cabrera estuvo involucrado en una pelea con su esposa tras pasar una noche de copas, luego de un partido de final de temporada en el que Detroit cedía el primer lugar de la División Central de la Liga Americana.

Ante estos hechos, la directiva de Detroit ha señalado todo el apoyo incondicional al venezolano.

Por lo cual, tendrá que someterse a un tratamiento antes de presentarse a los entrenamientos, que coincidencialmente arrancarán este fin de semana con los juegos de exhibición.

En marzo será su audiencia

Rob Manfred, vicepresidente ejecutivo de las Grandes Ligas, informó que un nuevo incidente relacionado con consumo de alcohol, podría acarrearle al criollo, consecuencias más fuertes.

Es importante, conocer que las leyes estadounidense son severas en muchos aspectos, por lo cual la carrera de este venezolano pudiera cerrarse si su adicción al alcohol no es superada.

El jugador no ha señalado ser alcohólico, indicó que sólo sus médicos podían hablar al respecto; “No estoy en condición de decir si soy esto o lo otro”.

Ya en el pasado Cabrera se sometió a un asesoramiento para alejarse del alcohol.

Por lo pronto, Josh Hamilton, jardinero de Texas y MVP de la Americana, se ofreció a ayudar al venezolano si este se lo pedía.

En cuanto a su audiencia, se conoció que el vicefiscal del condado St. Lucie, Gayle Braun, dijo que el juez Cliff Barnes presidirá la acusación de Cabrera.

Braun indicó que está revisando qué cargos formales podría presentar y que el jugador no ha nombrado a un abogado para defender su caso.

Se recuperará

Cabrera bateo para 328 con 38 jonrones y 126 remolcadas y finalizo segundo en el MVP que gano Hamilton, se enfocará en ser ese pelotero del cual Detroit firmó para tener un equipo competidor.

El criollo arrastra una situación comprometedora ya que a su corta edad, afronta problemas legales, que tiene que ver con un mal manejo de su carrera, de la cual sólo él podrá salir a flote, el no es el primero que recae ante una situación así, son pocos los que han encontrado el rumbo y han triunfado y lo mejor de todo esto, es que aún es joven y está llegando al pináculo de su brillante carrera.

Si Carlos Zambrano y Oswaldo Guillen, dos compatriotas que tuvieron problemas con la ira, “superaron” sus problemas con los tratamientos de la MLB, Cabrera deberá tomarlos de ejemplo para así superar su clara adicción que aún se niega a aceptar.

@beisboladentro

miércoles, 23 de febrero de 2011

Peloteros rumbo a los 3.000 imparables


Hay muchas estadísticas que influyen en que un pelotero pueda conseguir su anhelado boleto a Cooperstown, independientemente de los números que consiga durante sus años de juego, son sólo pocos los que llegan y otros pasan un calvario para tocar el cielo, así sea por el Comité de Veteranos.

Una de esas estadísticas son los hits que pueda conseguir el pelotero, y la marca de 3000 imparables es una “fija” para que se entronice al pelotero, (eso no quiere decir que si no consiguió la marca no vaya a llegar), pues hay otros factores que también incidirán en su exaltación.

¿Cuántos peloteros han jugado al béisbol?, ufff, para eso tendríamos que sacar varios libros y decir con exactitud cuántos han jugado por lo menos un partido, pero solamente 27 de ellos han conseguido llegar a los tres mil hits.

Unos nacidos para llegar y otros con constancia y dedicación consiguieron la meta, ya hay unos peloteros que pudiera tocar la puerta este año, Derek Jeter, Iván Rodríguez y Omar Vizquel, son los que más cerca están de alcanzar los hits, pero este año, un grueso de peloteros pueden colocar sus numeritos, para acercarse definitivamente el año que viene.

¿Cuántos de ellos llegarán a los 3.000 hits?, en esta primera entrega sobre hitos históricos, los invito a disfrutar mi selección de candidatos a los tres mil imparables en las mayores:

Rumbo a los 3.000 imparables

sábado, 19 de febrero de 2011

Cabrera no es el primero que decae

A lo largo de la historia de las grandes ligas, se han observado millares de jóvenes promesas llegar al mejor béisbol del mundo; algunos pasan la prueba y se convierten en estrellas, otros se quedan en el camino, al no cumplir las expectativas que se tejieron sobre él.

Constantemente esta situación la hemos visto diariamente, casos como Jackson Melián que firmo uno de los bonos más altos para un criollo y que hoy con 29 años a cuestas no alcanzo el estrellato del que se hablo, y otros que fueron también bonificados y que se quedaron allí, sin demostrar en las ligas a donde acudieron ese talento que provoco su firma.

Pero, qué pasa cuando un pelotero alcanza la cúspide a corta edad, como maneja ese pelotero la presión de ser la vedette del béisbol, como beneficia el equipo al pelotero y lo motiva a continuar su accionar sin decaer, como responde la familia y el público general; sin duda el proceso de un pelotero no se basa en que firmó, jugó y cobró; es un proceso más complejo, que si no es manejado de una manera correcta, puede ocasionar un declive en esa promesa.

Mirar al pasado

Son pocos los peloteros que llegan a las mayores con una edad entre 18 y 20 años, y son pocos los que de una vez se establecen como regulares en el Big Show.

El caso más emblemático es el de Bob Feller, quien con 17 años se estreno con los Indios de Cleveland, convirtiéndose en uno de los mejores lanzadores del béisbol durante las décadas de 1940 – 1950, pese a que prestó servicio militar en la II Guerra Mundial, su carrera fue tan espectacular que culminó con su exaltación al Salón de la Fama, una vez retirado.

Andruw Jones, fue otro de esos jóvenes que llegaron a las mayores a una corta edad (19 años), lo más excitante de Jones fue que su nombre resonó en una Serie Mundial dando dos cuadrangulares en turnos sucesivos ante los míticos Yankees de Nueva York, hoy el pelotero se encuentra en un limbo, debido a que perdió sus condiciones y que pese a su juventud (31 años), no supo manejar su carrera por no enfocarse en ver que era la estrella de unos Bravos de Atlanta que eran el equipo más dominante de los años 90.

Dwight Gooden, tuvo el mundo a sus pies con los Mets de Nueva York, al debutar a los 19 años, un lanzador que prometía mucho, una carrera que sucumbió producto del alcoholismo y las drogas, durante cinco años el lanzador lucho contra estos vicios, pese a tener temporadas positivas, el punto máximo llego en 1994, cuando fue apartado del equipo por las constantes recaídas, tenía 29 años aún y estuvo dos años alejado de los diamantes para tratar de superar sus adicciones.

Gooden regresó y no fue el mismo pelotero de antaño, ese lanzador que haría sucumbir a aquellas leyendas del montículo, en parte el lanzador reconoció que las drogas y el alcohol acabaron con su carrera a temprana edad.

Tal vez la carrera más prometedora antes que llegará Jones o Hamilton, la tuvo en sus manos Darryl Strawberry, jardinero del cual se dijo que tenía todas las herramientas para ser el jugador más completo del béisbol.

Con 21 años a cuestas, Strawberry revolucionó a la Gran Manzana con sus descomunales batazos y su presencia intimidante en el home plate, pero los problemas legales en lo que se envolvían constantemente y de enfermedades que mermaron además su accionar, fue apagando su prodigiosa y vertiginosa carrera a comienzos de la década de 1990.

Tuvo un leve resurgir en la etapa final de su carrera, pero las enfermedades como cáncer de colon, hizo que se retirará para tratar a fondo está enfermedad.

Aún hay tiempo

El arresto de Miguel Cabrera está semana, puso en el tapete un moretón que aún no ha desaparecido; el jugador afronta problemas con el alcohol.

El simple hecho de haberse enfrentado a las autoridades norteamericanas y negar que estuviera tomando y luego proceder a tomar una botella y bebérsela enfrente de los oficiales, denota que Cabrera es un alcohólico que le cuesta admitir un problema.

“Ustedes (los periodistas) andan diciendo que soy un alcohólico y no es cierto. Es otra cosa”, admitió el pelotero en los entrenamientos del año pasado, cuando en 2009, tuvo problemas familiares por causa del alcohol.

En una entrevista al diario Líder, Carlos Villarino, quien es psicólogo y profesor de la Universidad Central de Venezuela, señala que el primer paso para la rehabilitación del adicto es precisamente lo que Cabrera no hizo: admitir el problema.

Lo que muchos ignoran es que el alcohol es una droga legal, el simple hecho de consumir dosis constantes de un whisky, ron, cerveza, entre otras bebidas, hace que las personas actúen de una manera irracional, por estar en un estado alucigenoso, producto del alto consumo de alcohol en sus venas.

Cabrera llegó a los 20 años a las mayores en 2003, de inmediato tuvo el mundo a sus pies, fue el cuarto bate de un equipo repleto de jóvenes figuras, se hizo más famoso al desaparecerle una pelota a Roger Clemens en la Serie Mundial de ese año, ganada por los Marlins de Florida.

Desde entonces, el pelotero ha sido centro de atención por su espectacular despegue ofensivo, incluso después de Albert Pujols, es Miguel Cabrera la segunda estrella más ofensiva de este deporte; ese éxito repentino hizo que llegase al climax, hace dos años, cuando fue encarcelado por violencia domestica, en ese entonces, su esposa aseguro que el pelotero bajo la influencia del alcohol comenzó a agredirla.

La organización tomo en ese entonces al pelotero y lo llevo a un centro de asistencia, donde el pelotero “mostro” progresos favorables, y digo mostro, porque nuevamente ha reincido en la bebida, hasta tal punto que se niega a admitir que tienes problemas con el alcohol.

El estrellato le llegó a temprana edad, los Tigres de Detroit tienen un equipo que gira en torno al venezolano, aunque ellos digan que esa situación no los afectará, no pueden asegurar que el pelotero decaiga nuevamente durante la temporada.

Cabrera paso de un ejemplo para futuros grande ligas a una persona del cual no se debe seguir. Su futuro lo decide él, por primera vez, Venezuela tiene un pelotero con grandes posibilidades de llegar a los 500 cuadrangulares, a diferencia de Antonio Armas, Andrés Galarraga, Magglio Ordoñez, Richard Hidalgo y compañía, la edad de Cabrera es un factor a considerar, una vez se retire, tendrá en su haber todos los registros ofensivos para un jugador nacido en esta tierra, y quizás tenga números sólidos como una vez lo tuvo Luís Aparicio para ser tomado como miembro del Salón de la Fama.

Por lo pronto, el ámbito familiar deberá ser el soporte de este pelotero y comenzar a admitir que sus problemas no son otros, sino una mala bebida, que podrá ocasionarle el fin de una carrera prometedora.

Josh Hamilton, quien hoy es una megaestrella, tuvo un duro comienzo en la pelota su debut llego a los 26 años, pero pudo haber sido a una edad más temprana, sino fuera por las drogas y el alcohol que hizo al pelotero una persona inestable y a punto de perder la vida; hoy ha admitido que la ayuda de personas especialistas y de su familia, es una persona nueva y dispuesto a demostrar año tras año que sus vicios quedaron en el pasado.

Cabrera igual lo puede lograr, la disposición vendrá de él.

@Adonisalejandro

Cabrera al borde del abismo

El escándalo protagonizado por Miguel Cabrera el pasado miércoles, cuando fue detenido por manejar en estado de ebriedad, fue el reflejo de un problema que aún se mantiene fresco y que el pelotero aún no ha querido admitir: sus problemas con las bebidas alcohólicas.

En 2009, el pelotero se vio involucrado en un escándalo doméstico, cuando fue detenido de haber agredido a su esposa, bajo un estado de embriaguez.

El pelotero se sometió durante tres meses a un programa de ayuda para personas con problemas de alcohol. En 2010, regreso a los diamantes como un pelotero renovado, tanto así quedo evidenciado en la temporada que tuvo (328-38-126), números que lo ubicaron en el segundo lugar en la votación al premio del MVP de la Liga Americana, ganado por Josh Hamilton – otro reincidente con problemas de drogas y alcohol, que ya supero ese problema -, el premio llegará de un momento a otro, siempre y cuando Cabrera se mantenga alejado de los vicios.

No es la primera vez que un jugador venezolano se ha visto involucrado en un escándalo; en los últimos tres años hemos visto como nuestros criollos han protagonizados sonoros escándalos, y han sido las portadas de los diferentes medios: Oswaldo Guillen con sus problemas de irá, Carlos Zambrano también afectado por este mal, Johan Santana involucrado en un caso de violación, Francisco Rodríguez por haber golpeado a su suegro y ahora Cabrera.

¿De quién es la culpa?, obviamente es difícil de señalar, pero ha habido varios factores que han incidido en este tipo de conductas, obviamente cada uno de ellos, parece haber dejado atrás esos episodios negativos; pero Cabrera revive nuevamente este problema y parece picar más si el jugador no admite sus problemas con el alcoholismo.

La difícil confesión

El psicólogo y profesor de la Universidad Central de Venezuela, Carlos Villarino, en declaraciones al diario Líder, aseguro que el primer paso para la rehabilitación del adicto es precisamente lo que Cabrera no hizo: admitir el problema.

“Este paso es más difícil en el caso del alcoholismo, por tratarse de una droga legal”, manifestó Villarino.

Esa situación se pudo constatar, cuando el pelotero arribo a los entrenamientos primaverales de 2010 y ante los periodistas esgrimió lo siguiente:

“Ustedes (los periodistas) andan diciendo que soy un alcohólico y no es cierto; es otra cosa”.

Qué cosa puede ser, que motiva al pelotero a actuar de esa manera.

No cabe duda que el repentino éxito y el no saberse manejar como figura pública, ha incidido en que Cabrera actué de esa manera.

El no admitir sus problemas, lo convierte en un adicto inmediatamente, al querer refugiarse en la bebida para escapar de toda esta situación.

En el béisbol esta situación no es nueva, antes estrellas como Mickey Mantle, Babe Ruth, entre otros, se refugiaban en la bebida para escapar de un mundo donde eran figuras y dioses de un deporte, donde eran idolatrados y se exigían al máximo para complacer a todos.

Obviamente, Cabrera incidiendo en esto, traerá como consecuencia un deterioro en sus condiciones excepcionales, lo que llevará a que su salida sea abrupta en el béisbol y no como una estrella que dejo números impresionantes.

Qué hacer ahora

Se espera que en los próximos días el pelotero haga acto de presencia en Lakeland, campamento de entrenamiento de los Tigres de Detroit; ya la directiva anunció que el pelotero no se presentará el sábado como estaba estipulado, debido a que antes debe solucionar algunas “cosas”.

Queda claro que la organización estará trabajando en que el pelotero no reincida nuevamente en el alcohol; se ha confeccionado un equipo donde todo girará en torno a su actuación; Jim Leyland, manager de los felinos, señalo que la situación de Cabrera no afectará el dogout del equipo; pero que tan seguro esta Leyland, sino tienen en su alineación al cuarto bate y principal referente ofensivo del equipo.

No cabe duda que este pelotero aún está en una edad donde no ha explotado del todo, quizás sea este el año de su consagración o está por llegar. No cabe duda que está en un buen estado físico. Está más fuerte, más rápido y podrá hacer explosión de su talento en los años que vienen.

@Adonisalejandro

miércoles, 16 de febrero de 2011

No hubo acuerdo en San Luis


Cuando Albert Pujols debuto en 2001, la gerencia de San Luis nunca sospecho que este jugador se convertiría en la cara de la organización, tanto así que luego de dos campañas exitosas, bateando sobre 300 con 30 o más cuadrangulares y 100 o más remolcadas; los Cardenales decidieron firmar su “gallina” al asegurarlo por ocho años y $100 millones de dólares.

El resultado: En las siguientes ocho campañas el pelotero ha bateado sobre los 300, ha dado más de 30 jonrones y remolcado más de 100, siendo el único pelotero que ha hecho tales registros durante diez temporadas consecutivas; además de haber asistido a varios Juegos de Estrellas y de haber ganado el MVP en tres ocasiones.

A pesar de todos esos pergaminos, este miércoles la gerencia de los Cardenales y el pelotero no llegaron a un acuerdo, sobre la renegociación del contrato, el cual vence está temporada y que le garantiza al dominicano $16 millones de dólares.

No cabe duda, que las expectativas sobre el valor del dominicano se hubieran incrementado muy por encima del valor de Alex Rodríguez, quien es en la actualidad es el pelotero mejor pagado de las mayores, con $275 millones de dólares.

¿De cuánto estaríamos hablando?, $300 millones de dólares, es decir, Pujols estaría cobrando durante los próximos años un salario de $30 millones, una cifra inaudita en una época donde la crisis económica ha salpicado a muchos equipos y que lo máximo que han logrado al firmar un pelotero, es un contrato de siete años, de hecho Alex Rodríguez es el único que percibe un salario anual de $30 millones en la actualidad.

Esto no quiere decir, que Rodríguez no lo merezca, ni que tampoco Pujols, ambos escenarios fueron diferentes, pero la realidad es otra, el pactar un nuevo contrato, puede traer implicaciones en el equipo que tenga al pelotero, pues la crisis económica que afronta el país norteamericano, incidirá en el acuerdo que logre el dominicano.

San Luis sabe que deberá prepararse para lo peor, ¿Qué equipo le ofrecerá a Pujols el sueldo que desee?, si en estas renegociaciones no hubo acuerdo, que pasará al final de la temporada cuando se declaré agente libre, que equipos se meterán en la puja por el jugador con mejor performance ofensivo en la actualidad, y cuanto arriesgarán.

Sin acuerdo

“Estamos muy desilusionados por este resultado”, fueron las primeras reacciones del presidente del equipo, William DeWitt; el plazo que negocio el agente del pelotero con el equipo, se venció y el jugador aseguro que no quiere hablar de contratos durante la temporada, y evitar ser una distracción para sus compañeros.

Considerado el mejor bateador de la historia, Pujols ha jugado con una sola franquicia, la de San Luis, ha reiterado querer retirarse con este uniforme, ser el único pelotero con diez temporadas bateando sobre los 300, con treinta jonrones y 100 remolcadas, le aseguran un lugar en los registros de la pelota de las grandes ligas; además va encaminado según las proyecciones que le dan al pelotero de llegar a superar los 753 jonrones que dejo Barry Bonds en su carrera.

Y lo mejor es que aún es joven, tiene 31 años, está en un periodo donde la mayoría de los peloteros comienzan la curva del descenso; tanto que son pocos los equipos que firman mega contratos con peloteros que superen los 30 años de edad, allí se incluyen los acuerdos logrados por Alex Rodríguez, Cliff Lee, Roy Halladay, entre otros.

Trabas en el acuerdo

El gerente general John Mozeliak, aseguro que estaban muy optimistas con la oferta que le hicieron al dominicano, que percibirá los 16 millones en esta campaña, la ultima de su actual contrato, que le garantiza cuatro millones de dólares diferidos sin intereses.

A principio de año, San Luis presentó una oferta y luego hablo de posibles modificaciones. “Las conversaciones fueron largas y profundad”, relató DeWitt.

El arribo de Pujols, se producirá este jueves, por supuesto que los medios querrán conocer que sucedió durante la negociación, que le ofreció San Luís y cuanto desea el pelotero, claro está que Pujols no querrá hablar de eso y enfocarse en ayudar a los Cardenales a estar en una Serie Mundial nuevamente.

El lunes, el pelotero rechazo la oferta del equipo, por lo que inmediato surgieron especulaciones, sobre todo por parte del manager de los Cardenales, Tony LaRussa, quien aseguró que el jugador está siendo presionado por la unión de peloteros, para fijar un récord con su nuevo contrato.

“Es mier…, esa no es la manera en que se deben hacer las cosas; este no es solo un caso de torcedura de brazos, es decir, es el dejar caer un yunque en tu espalda a través del techo de tu casa”, recalco el entrenador.

Reitero que un jugador como Pujols debe mirar todos los factores, no debe ser solo el obtener la mayor cantidad de dinero posible.

Estas palabras de LaRussa cobran valor, cuando observamos la situación que vivió Cliff Lee, quien prefirió firmar por menos, por estar en un equipo competitivo como Filadelfia, que ir a Nueva York con un mega contrato.

El sindicato aseguro que no han hecho presión sobre Pujols y su agente, Dan Lozano.

Adam Wainwright, lanzador de San Luís y quien fungió durante tres campañas como representante gremial de los jugadores, señalo que la obligación del sindicato es conseguir la mayor cantidad de dinero posible para los peloteros.

“Al final de cuentas uno debe hacer lo que es mejor para ti y tu familia”, señalo el lanzador.

Con este panorama, ahora San Luis deberá lidiar con que su jugador franquicia, se declarará agente libre el próximo año, sin duda la pieza más atractiva de 2012, los Cardenales tendrán la primera opción, pero no descartemos a otros equipos que pujarán por tener a este bateador, sobre todo teniendo en cuenta que Yankees y Medias Rojas no se meterán ya que tienen sendos mega contratos con Mark Teixeira y Adrián González, pero tampoco los descartemos.

De A-Rod a Pujols

¿Realmente vale Albert Pujols $30 millones por temporada?, el dominicano es un año y medio más joven que Rodríguez, cuando este firmó su contrato de 10 años y $275 millones en 2007; y basados en los números, uno podría decir que Pujols está mal pagado; y así es, pero los números que ha dejado hasta el momento Pujols ha superado a Ruth, Mantle, Gehrig, Rodríguez, Bonds, McGwire, Griffey entre otros, por lo cual el camino a la inmortalidad ya esta escrito.

Mayor cantidad de HRs y RBIs en MLB desde 2001

        A-Rod    Pujols

HR    424        408

RBI   1.236     1.230

$       252M     96.7M

$HR   594K     237K

$RBI   204K     79K


De Ruth a Pujols

La contundente ofensiva del dominicano se ha puesto por encima de otros grandes sluggers en sus primeras diez temporadas.
 

-Ruth tenía 28 años al arribar a su décima campaña. En esa temporada quedó como el MVP. En su quinta campaña es que comienza a ser bateador a tiempo completo.

-Gehrig tenía 29 años al arribar a su décima temporada. Recibe la titularidad en su tercera campaña.

-Mantle tenía 28 años cuando llegó a diez temporadas en las mayores.

-Mays tenía 30 años, cuando llegó a diez temporadas.

-Aaron arribo a su décima temporada con 29 años.

-Schmidt tenía 31 años cuando llegó a diez campañas y conquistó el MVP por segundo año consecutivo.

-McGwire tenía 31 años al llegar a diez temporadas en las mayores.

-Griffey tenía 28 años cuando llegó a diez temporadas.

-Bonds tenía 30 años al llegar a diez temporadas.

-Rodríguez es el más joven al llegar a su décima temporada con 27 años, obteniendo ese año su primer MVP.

-Pujols llegó a 30 años al arribar a su décima temporada.
 
@Adonisalejandro

domingo, 13 de febrero de 2011

Arrancan los entrenamientos primaverales


Estamos en febrero, un mes importante para el béisbol de las Grandes Ligas, es el comienzo de los campos primaverales donde las 29 divisas abren sus campos de entrenamiento en las ciudades de Arizona y Florida, para recibir a miles de peloteros que buscarán continuar en el mejor béisbol del mundo, y otros, que buscarán recibir la oportunidad de sus vidas.

Como todos los años Venezuela sigue en auge considerable y este año 142 guerreros batallaran desde esta misma semana; unos por seguir su camino de consagración, otros por recibir el anhelado llamado y finalmente un pequeño grupo que espera recibir las oportunidades de ser regulares. 

En esa distribución de 142 peloteros, tenemos que los Navegantes del Magallanes, es la divisa con mayores peloteros en roster de 40 e invitados, con 32 jugadores; le siguen los Leones del Caracas con 28 peloteros, Tiburones de La Guaira con 19, Cardenales de Lara con 17, Caribes de Anzoátegui y Tigres de Aragua con 14, Bravos de Margarita con 11 y finalmente las Águilas del Zulia con 7 peloteros.

Cifra récord

La presencia en los entrenamientos de estos 142 peloteros, constituye un nuevo récord para nuestro país; desde 2004, la cifra ha ido en paulatino ascenso y promete mucho más en los venideros años, debido al talento emergente de varios criollos.

Cien de estos peloteros, están amparados por el roster de 40. Los restantes 42 figuran como invitados, y tal como lo manifesté, pudiera aumentar si otros venezolanos que aún no tienen contratos pueden ser firmados.

La cantidad supera los 138 que estuvieron en el campo primaveral de 2009, que a su vez rebasó los 131 que se implanto en 2008.

Paridad absoluta

Coincidencialmente, esa cifra de peloteros se ponía de manifiesto en una liga, pero este año 71 criollos estarán en la Liga Americana, mientras que el restante 71 en la Liga Nacional; es decir, por primera vez ambas ligas tendrán la misma cantidad de figuras nativas en sus respectivos equipos.

La mayor cantidad de peloteros nacidos en la tierra de Bolívar que estarán en un mismo equipo, es los Tigres de Detroit, quienes en su cuartel de Lakeland, recibirán a diez criollos siendo ellos el corazón ofensivo de la divisa: Miguel Cabrera, Magglio Ordoñez, Carlos Guillen y el recién firmado Víctor Martínez. Además estarán buscando una oportunidad Brayan Villarreal, José Ortega y Léster Oliveros.

Le sigue los Rockies de Colorado, que contara con nueve compatriotas, destacándose el campeón bate del 2010, Carlos González, Jhoulys Chacín, Jhonathan Herrera, Rafael Betancourt, Edgmer Escalona y Franklin Morales.

El 2011 promete mucho para el contingente criollo en la gran carpa, con el propósito de emular o superar, el éxito alcanzado en la edición de 2010. 

Cabe destacar que dentro del grupo de nativos se destacan varios pergaminos importantes; dos ganadores del premio Cy Young (Johan Santana y Félix Hernández), cinco ganadores  del Guantes de Oro (Omar Vizquel, Bob Abreu, Carlos González, Franklin Gutiérrez y César Izturis), seis dueños del Bate de Plata (Carlos González, Carlos Zambrano, Miguel Cabrera, Bob Abreu, Magglio Ordoñez y Melvin Mora) y un relevista del Año (Francisco Rodríguez).

Sin duda pergaminos de peso para la tierra del petróleo y que de alguna manera el MVP pudiera lograrse este año, luego de las campañas destacadas de Carlos González y Miguel Cabrera.

El experimentado

El decano de esta expedición será sin duda alguna Omar Vizquel que irá a su vigésima segunda campaña en el mejor béisbol del mundo, demostrando a sus casi 44 años que aún tiene sus condiciones, pese a vivir su segunda campaña consecutiva como jugador de la reserva. Vizquel tiene entre sus objetivos acercarse a la ansiada cifra de los 3.000 imparables para colocar su nombre entre los futuros miembros del Hall of the Fame; pero el caraqueño sabe que ya tiene varios registros que también lo ayudarán en su ingreso casi seguro. En los Medias Blancas de Chicago será el principal utility del cuadro que dirige su coterráneo Oswaldo Guillen, quien nuevamente estará al frente de la escuadra de la Ciudad de los Vientos por séptimo año consecutivo.

Los noveles

Avisaíl García, quien nació el 12 de junio de 1991 (cuando Vizquel llevaba tres campañas en las mayores), irá a su primer spring training; cabe destacar que este jardinero de Detroit y perteneciente a Caribes, es el único venezolano que nació en el año de 1991, que asistirá a los entrenamientos.

Otros debutantes en estos entrenamientos son Wilmer Font, quien con 20 años irá a probar suerte con Texas, quien lo protegió en su roster; en el país es ficha del Caracas. Johermyn Chávez que juega con el Magallanes y que ha tenido números destacados en las menores de Toronto, recibió su primera invitación a la pretemporada e irá a ganarse un cupo para sorprender.

¿El debutante?

Durante los primeros días de diciembre se realizó el draft de Regla V, y el único venezolano elegido en ese sistema fue el pitcher del Magallanes, José Flores, este novel lanzador estará con el equipo de Seattle, demostrando que puede ser de mucha ayuda a un equipo que necesita piezas para ser competitivo.

Flores buscará unirse a otros criollos que han transitado este camino siendo ellos: Jesús Flores, Tomás Pérez, Johan Santana, William Cañate, William Martínez, Donaldo Méndez y Félix Escalona.

En veremos

Ese contingente criollo que comenzó a salir a los terrenos de práctica este domingo de manera oficial, puede subir si en los próximos días, Oscar Salazar, recibe la invitación de San Diego, equipo que lo coloco en asignación, pero que no fue reclamado por ningún equipo; y Eliécer Alfonzo, quien Colorado, aún no ha especificado si lo invitará a la pretemporada

Así se reparte la delegación criolla:


División Este

Yanquis de Nueva York  
Rómulo Sánchez, Francisco Cervelli, Reegie Corona, Freddy García. Inv: Gustavo Molina, Jesús Montero. José Gil.

Medias Rojas de Boston
Félix Doubront, Marco Scutaro. Inv: Clevelan Santeliz

Rays de Tampa Bay
Álex Torres, Róbinson Chirinos, José Lobatón, Albert Suárez. Inv: Daniel Mayora, Ráiner Olmedo. Ricky Orta.

Azulejos de Toronto
Juan Rivera. Inv: Henderson Álvarez, Wilfredo Ledezma.

Orioles de Baltimore
César Izturis. Inv: Raúl Rivero.

División Central

Tigres de Detroit

Léster Oliveros, José Ortega, Brayan Villarreal, Víctor Martínez, Miguel Cabrera, Carlos Guillén, Magglio Ordóñez. Inv: Enrique González, Argenis Díaz, Avisael García.
   
Mellizos de Minnesota
Deolis Guerra, José Mijares. Inv: Yorman Bazardo.

Medias Blancas de Chicago
Grégory Infante, Eduardo Escobar, Omar Vizquel. Inv: Miguel Socolovich.

Indios de Cleveland
Carlos Carrasco, Jeanmar Gómez, Héctor Róndon, Asdrúbal Cabrera, Luis Valbuena, Ezequiel Carrera. Inv: Yohan Pino, Juan Carlos Apodaca.

Reales de Kansas City
Manuel Piña, Alcides Escobar, Grégor Blanco. Inv: Salvador Pérez.

División Oeste

Angelinos de Los Ángeles

Anthony Ortega, Alberto Callaspo, Máicer Izturis, Bob Abreu. Inv: Alexi Amarista, Darwin Pérez, Ángel Castillo.

Rangers de Texas
Yórvit Torrealba, Elvis Andrus, Andrés Eloy Blanco, Wilmer Font. Inv: Endy Chávez.

Marineros de Seattle
José Flores, Félix Hernández, César Jiménez, Yoervis Medina, Mauricio Robles, Johermyn Chávez, Franklin Gutiérrez. Inv: Yusmeiro Petit, Luis Rodríguez.

Atléticos de Oakland
Guillermo Moscoso.

División Este

Filis de Filadelfia

Carlos Rivero, César Hernández, Harold García, Freddy Galvis.

Bravos de Atlanta
José Ortegano, Álex González, Martín Prado.  Inv: Jean Carlos Boscán. Jesús Sucre.

Marlins de Florida
Edward Mujica, Omar Poveda, Aníbal Sánchez, Omar Infante. Inv: Víctor Gárate, Frank Mata.

Mets de Nueva York

Manuel Álvarez, Johan Santana, Francisco Rodríguez, Luis Hernández. Inv: Raúl Chávez.

Nacionales de Washington
Henry Rodríguez, Jesús Flores, Wilson Ramos, Alberto González. Inv: Carlos Maldonado.

División Central

Cardenales de San Luis

Eduardo Sánchez.

Cachorros de Chicago
Carlos Silva, Carlos Zambrano, Max Ramírez. Inv: Ángel Guzmán.

Cerveceros de Milwaukee

Inv: Ánderson De La Rosa

Astros de Houston
Sergio Escalona, Arcenio León, Humberto Quintero. Inv: Gustavo Chacín, Oswaldo Navarro

Rojos de Cincinnati
Ramón Hernández, Miguel Cairo.

Piratas de Pittsburgh
José Ascanio, Ronny Cedeño, Gorkys Hernández, José Tábata. Inv: Fernando Nieve.

División Oeste

Dodgers de Los Ángeles

Ronald Belisario, Carlos Monasterios, Héctor Giménez, Dióner Navarro.

Rockies de Colorado
Rafael Betancourt, Jhoulys Chacín, Edgmer Escalona, Franklin Morales, Felipe Paulino, Jhonathan Herrera, Celestino López, Carlos González. Inv: Hernán Iribarren.

Gigantes de San Francisco
Pablo Sandoval, Ehire Adrianza. Inv: Héctor Sánchez.

Cascabeles de Arizona
Armando Galarraga, Juan Carlos Gutiérrez, Henry Blanco, Miguel Montero, Melvin Mora, Gerardo Parra. Inv: Rossmell Pérez.

Padres de San Diego
Inv: Guillermo Quiroz, Jesús Guzmán, Gregorio Petit.

@Adonisalejandro