miércoles, 25 de mayo de 2011

El club de los 3.000 hits… I parte


Uno de los hitos más importantes que puede haber en las Grandes Ligas son los tres mil imparables, marca donde solamente 27 peloteros han llegado… imagínense 27 personas de una cantidad incontable de jugadores que alguna vez llegaron a jugar béisbol.

Derek Jeter está próximo a unirse a distinguido grupo, que automáticamente lo catapulta a la inmortalidad. Hasta el encuentro del día lunes 24 de mayo, el campocorto tenía 2975 hits a 25 de la ansiada marca. Al lograrlo, Jeter se convertirá en el primer pelotero de la organización neoyorquina en arribar a esta marca.

Desde que el béisbol comenzó a jugarse en los Estados Unidos, algunos de los mejores bateadores de las Grandes Ligas no han conseguido acercarse a dicha marca y por allí estuvieron Joe DiMaggio, Jimmie Foxx, Mickey Mantle, Babe Ruth, Ted Williams, Sam Crawford, Rogers Hornsby, Willie Keeler, Frank Robinson, Al Simmons, entre otros, quizás las condiciones no eran las mismas y optaron por el retiro.

Aquellos peloteros que se han acercado y aquellos que la han logrado han tenido que vivir con la presión del público, de los medios e incluso de sí mismo, por querer complacer a sus seguidores.

Peloteros que han dado 3000 hits en las mayores
Esa presión en la que se encuentra Jeter y vivieron los otros peloteros, me recuerda la película Mr. 3000, donde el recordado Bernie Mac, personifico a un beisbolista llamado Stan Ross, que al momento de arribar a la marca de tres mil imparables decidió colgar sus guantes ante la mirada atónita de los periodistas, compañeros de equipos entre otros, pues alegaba que ya había conseguido lo que deseaba.

Años después su nombre no era seleccionado para el Salón de la Fama y cuando comenzó a hacer una campaña para su exaltación, los ejecutivos del Salón de la Fama se percataron que al pelotero Stan Ross (Mac) le faltaban tres hits para la marca. Al enterarse Ross decidió regresar para conseguir los hits y lograr su meta pero la presión pegó mucho y al final se quedo a uno de lograrlo.

Esa historia es casi similar a la que vivió Sam Rice quien se retiro con 2.987 hits a 13 de la marca; años después le comento a un grupo de periodistas porque no se retiro después de llegar a los 3.000 hits.

 “La verdad del asunto es que yo ni siquiera sabía cuántos hits tenía. Un par de años después de dejar de fumar, el propietario de los Senadores, Clark Griffith, me habló de si quería regresar con el equipo y dar los restantes hits; pero yo estaba fuera de forma y no quería pasar por todo lo que hubiera sido necesario hacer el esfuerzo. Quizás si hubiera habido radio y televisión registrando todos los hechos como ahora, yo hubiera sabido de mis hits y probablemente lo hubiera conseguido”. Relato el ex jugador años después de su retiro.

El valor real de los tres mil hits representa hoy lo más sagrado del béisbol, una marca que cubre al pelotero hacía la inmortalidad, ya que son pocos los que han llegado, dejando en sí un legado que muchos desean emular. Acá un vistazo a sus miembros.

Cap Anson: 18 de julio de 1897

El primer miembro que logro superar la barrera de los 3 mil hits fue Adrian Constantine “Cap” Anson, cifra que para este jugador en particular incluye las conexiones logradas en la Asociación Nacional, que después se transformaría en la Liga Nacional; primera organización de las Grandes Ligas.

Aunque muchos consideran que esos registros no deberían ser tomados en cuenta porque fueron en otra liga; Anson participo durante 27 temporadas y fue calificado como una de las primeras estrellas de este deporte. Primera base que actuó con Chicago White Stockings, que pasaría luego a ser Chicago Colts y finalmente Chicago Cubs.

Llegó a los 3000 hits el 18 de julio de 1897. En total consiguió un total de 3.435 en su carrera. Algunos aseguran que fue el inventor de los campamentos primaverales (spring trainings) junto a Albert Spalding. Fue exaltado al Salón de la Fama en 1939.

Como anécdota la misma temporada en que Anson dio su hit 3.000, Honus Wagner hacia su estreno en las Grandes Ligas. Diecisiete años más tarde, Wagner llegaría a esa marca. Nadie había conectado más hits que Anson hasta que en 1923 Ty Cobb lo superara. Nació el 17 de abril de 1852 y falleció el 14 de abril de 1922.

Honus Wagner: 9 de junio de 1914

Se convirtió en el segundo miembro del club al dar un doble ante Erskine Mayer de Filadelfia en la novena entrada el 9 de junio de 1914, tenía para ese entonces 40 años de edad.

Apodado “El Holandés Errante”, debido a su excelente velocidad y la herencia alemana, conquisto ocho títulos de bateo - empatado con Tony Gwynn -, lidero la liga en slugging en seis ocasiones y en bases robadas en cinco ocasiones.

En 1936 fue inducido al Salón de la Fama, recibiendo el total más alto de votos en segundo lugar detrás de Ty Cobb e igualado con Babe Ruth. En total consiguió 3.420 imparables, en su carrera de 21 temporadas con los Coroneles de Louisville y Piratas de Pittsburgh.

Como anécdota el hit se lo dio a un hombre que gano 21 partidos esa temporada, siendo el único de los miembros que lo ha logrado. Nació el 24 de febrero de 1874 y falleció el 6 de diciembre de 1955.

Nap Lajoie: 27 de septiembre de 1914

Cuatro meses después que Wagner llegará a la marca, Nap Lajoie se le une en el club, siendo la primera pareja en llegar en un mismo año a la marca.

El rival más acérrimo que tuvo Ty Cobb durante la primera parte del siglo XX, su carrera transcurrió entre los Phillies de Philadelphia, con quienes conquisto el liderato de carreras remolcadas en 1896. En 1901 llegó a los Atléticos de Philadelphia, propiedad de Connie Mack, donde batearía para 426 – cifra récord en la Liga Americana -, además de hacerse acreedor de la Triple Corona (líder en jonrones y remolcadas).

Su hit lo dio ante McHale Marty de los Yankees de Nueva York, en el primero de una doble cartelera el 27 de septiembre de 1914, con un doble.

Entre las anécdotas tenemos que en 1914, se convirtió en el primer jugador a quien se le otorgó una base por bola intencional con las bases llenas en la historia del béisbol.

Nació el 5 de septiembre de 1874 y falleció el 7 de febrero de 1959.

Ty Cobb: 19 de agosto de 1921

Conocido como el “Melocotón de Georgia”, se unió siete años más tarde como el cuarto miembro de este club. A la edad de 34 años llegó a esa marca con un sencillo en una doble cartelera ante los Medias Rojas de Boston, el 19 de agosto de 1921 ante el lanzador Elmer Myers.

Pasó 22 temporadas con los Tigres de Detroit, los últimos seis como entrenador y jugador, terminó su carrera con los Atléticos de Philadelphia. Considerado como uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, fue exaltado en 1936 al Salón de la Fama, recibiendo más votos que cualquier otro jugador del primer grupo de exaltados.

Aún tiene varios registros vigentes en 2011, promedio de por vida (366), once títulos de bateo y anotadas (2.246). Culminó su carrera con 4.191 imparables. En 1927 llegó a los 4.000 hits, siendo el primer pelotero en arribar a dicha marca.

Nació el 18 de diciembre de 1886 y falleció el 17 de julio de 1961.

@beisboladentro        

2 comentarios:

  1. Como ex-jugador de béisbol, tengo que reconocer el merito de todos estos jugadores que han logrado esta cifra de imparables, es un reto cumplido, ya que se necesita una larga comparecencias al Plato y que estas sean productivas y como es lógico la salud este presente, si nos ayudamos con las matemáticas, veremos lo que implica conectar 3000 Hit, si juegas 20 anos y bateas 100 por anos, solo llegarías a 2000 es decir que tendrías de producir 150 por anos, pero también están los imponderables, que escapan a estos cálculos fríos, me quito el sombrero ante estos Grandes del Béisbol, Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Ramón, para eso estamos.

      Eliminar