sábado, 10 de noviembre de 2012

Francisco Rodríguez del cielo al infierno



Sera el 12 de noviembre cuando el lanzador venezolano Francisco Rodríguez se presente en un tribunal de Wisconsin, en la ciudad de Milwaukee, donde se le acusa de violencia doméstica. De ser encontrado culpable, el relevista pudiera estar enfrentando un periodo tras las rejas, tomando en cuenta que sería la segunda ocasión que el criollo reincide en problemas con la ley.

Este segundo incidente fue sacado a la luz pública después de haber culminado la temporada regular de las Grandes Ligas, Rodríguez tuvo un altercado con su novia el pasado 18 de septiembre.

Según el reporte del periodista Joe Petrie del Brokfield Patch, en la madrugada del 18 de septiembre los oficiales del condado de Waukesha fueron llamados por un desconocido desde una comunidad cercana a Milwaukee, para reportar una irregularidad en la casa del relevista que ingresó a la agencia libre.

Los efectivos fueron recibidos por Rodríguez, quien no presentó ningún tipo de resistencia para que las autoridades subieran a la habitación y encontraran llorando y escondida dentro de un armario a la mujer de 23 años que, sin pelos en la lengua, aseguró que el criollo y ella discutieron hasta que él la golpeó en la cabeza, provocándole una hemorragia nasal. Agregó que el cerrador la jaló por el pelo y la comenzó a patear en el suelo, dejando hematomas en varias partes de su cuerpo.

Este incidente de Rodríguez recuerda el que vivió en 2010, cuando fue detenido y acusado de acoso en segundo grado después de golpear a su ex suegro.

La carrera del “Kid” Rodríguez se encuentra en una encrucijada. Parece mentira ver como una estrella se opaca por una conducta antideportiva. Rodríguez posee las condiciones para convertirse en el mejor cerrador del béisbol y, porque no llegar a ocupar un lugar en el Salón de la Fama, una vez se retire.
En 2010, agredió a su ex suegro en los pasillos del
Citi Field de Nueva York, al concluir el partido

El lanzador se encuentra a solo seis rescates de los 300, cifra que lo llevara a ser el cerrador más joven en arribar a ese digito. Actualmente es quinto entre los activos con 294, por encima del venezolano están Mariano Rivera (608), Francisco Cordero (329), Jason Isringhausen (300) y Joe Nathan (298).

Antes de llegar a Milwaukee solo Rivera y Cordero estaban por encima del venezolano.

Su descontrol en las últimas dos campañas incidió en que perdiera su rol de apagafuegos. No en balde, Milwaukee le brindó la oportunidad de rescatar partidos y éste fallo cerrando la campaña con registro de 2-7, tres salvados y 4.38 de efectividad en 72 episodios de labor.

Esta fue la peor campaña de Rodríguez en once años como profesional.

Aún recuerdo aquel año de 2010, cuando por la red social Twitter, tuve un pequeño intercambio con el lanzador a quien le señale de que si tenía miedo de lanzar al plato. Rodríguez, quien estaba actuando con los Tiburones de La Guaira, se mofo de mis comentarios y me llamo “mánager de computadora”.

De igual modo aficionados al lanzador, al ver la tertulia entre el pelotero y mi persona, comenzaron a recriminarme mi actitud y a llamarme anti venezolano.

Dos años después, cito lo que dije en ese entonces:

“Problemas de conducta incidirán en que Rodríguez acabe pronto su carrera en las mayores”.
Hoy, no me arrepiento de mi transcripción con el lanzador.

Rodríguez tiene todo para triunfar, pero mientras siga con esa aptitud sus posibilidades se minimizan.

Asimismo, sus dos temporadas y media con Milwaukee han deslucido al venezolano, quien no pinta como una opción viable para cerrar compromisos.

El mercado luce incierto para el venezolano, que equipo se arriesgará en ofrecerle un contrato y darle la oportunidad de salvar partidos.

El caso de Rodríguez, nos recuerda que otros apagafuegos criollos tuvieron todo para triunfar y su indisciplina los saco del mejor béisbol: Ugueth Urbina y Julio Machado.

Ojala el “Kid” no termine como estos dos lanzadores y su estrella siga brillando con luz propia en el big show.

De ser declarado culpable, el lanzador estaría enfrentando una pena de nueve meses en prisión, más diez mil dólares en multas.

@beisboladentro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada