viernes, 17 de marzo de 2017

Se acaban las esperanzas

Foto: EFE

La derrota de Venezuela ante la República Dominicana, compromete las aspiraciones de una selección que ha dejado muchas deudas en su transitar durante la cuarta edición del Clásico Mundial de Béisbol.

Los criollos no lograron dominar el pitcheo de los quisqueyanos y fueron blanqueados 3-0, la noche del jueves, aferrándose a una serie de combinaciones para conseguir un triple empate que les dé esperanzas de conseguir un boleto a semifinales.

La misión luce cuesta arriba, los venezolanos deberán derrotar por blanqueo y de manera abultada a Puerto Rico y esperar el desenlace entre Estados Unidos y República Dominicana, para ligar los resultados que esperan conseguir.

Eso sin contar el enfrentamiento entre boricuas y americanos en la que uno de ellos seguirá invicto.

Tras una primera ronda, donde el pitcheo fue maltratado con 32 anotaciones en 34 entradas de labor. El cuerpo de lanzadores de la vinotinto ha estado magistral en esta segunda vuelta, si bien han perdido dos encuentros – todos en la parte final -, no han contado con el aporte ofensivo, generando una deuda en una afición que parecía soñar en grande y que ha quedado desilusionada con el desempeño de sus estrellas.

Con varias oportunidades para crear carreras, los criollos no lograron concretar ninguna. En el quinto, llegó la primera, con corredores en tercera y primera, Ender Inciarte bateó para doble play, escapándose la oportunidad de por lo menos igualar las acciones.

La pérdida de Miguel Cabrera preocupó a más de uno que el mismo marcador. El referente de la selección presentó una rigidez en la espalda mientras corría a la primera en el sexto tramo, Omar Vizquel, mánager del combinado patrio lo sacó por prevención, la temporada de Grandes Ligas está cerca de arrancar y los Tigres de Detroit, equipo del criollo no puede darse el lujo de no tenerlo fuera el primer día de temporada, eso lo sabe Vizquel que es coach de primera.

"Si fuera temporada regular, se quedara, pero no estamos en temporada regular (...) Yo trabajo con los Tigres. Él es el caballo de los Tigres, hay que cuidar al caballo", expresó Omar Vizquel, mánager, a Espndeportes.com.

En el séptimo tuvieron otra ocasión con hit de Yangervis Solarte, que ingresó como emergente por Odubel Herrera, llegaría a segunda por un pass ball durante el turno de Alcides Escobar, pero éste no lo pudo remolcar.
La ofensiva ha sido la parte débil del combinado patrio
en esta segunda ronda. Foto: EFE

Cabe destacar que tras los fallos ofensivos de los criollos, los dominicanos concretaron anotaciones en el cierre de esos capítulos.

Tras dos outs en el noveno, Venezuela volvería a lanzar una amenaza. José Altuve que alineo por primera vez como tercera base, daría hit, seguido de otro de Solarte, que impulso a Altuve a tercera, aunque en la jugada parecía tener el chance de anotar. El turno era para Alcides, el bateador más caliente de la selección, pero se ponchó y con ello las oportunidades de remontar el juego.

Venezuela exhibe quizás el peor desempeño de las tres ediciones anteriores, ni siquiera el trágico desenlace de 2013, se compara con la sequía que experimenta la plantilla, que no ha logrado conjugar en una misma página: ofensiva y pitcheo.

El dato

Venezuela ha recibido 13 cuadrangulares en este evento, una cifra alarmante si tomamos en cuenta que en las tres ediciones previas (2006, 2009 y 2013), el pitcheo criollo recibió un total de 16 vuelacercas.

@beisboladentro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada